Por los 43, plantón en la FGR, visita al ITAM y críticas a la “verdad histórica”

Familias de los 43 fueron a protestar a la FGR. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Para construir la “verdad histórica” del caso Ayotzinapa se cometieron crímenes, afirmó Luis Tapia, coordinador jurídico del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez.

Durante el coloquio “La Desaparición en México”, el abogado explicó que para construir la versión de que los jóvenes fueron quemados en el basurero de Cocula, sólo fueron presentados testimonios de personas que fueron previamente torturadas, pero jamás se llevaron ante el juez los peritajes forenses.

Además, recordó que a cinco años de distancia ninguna persona ha sido condenada por los hechos y nadie está acusado por el delito de desaparición forzada, aunque la participación de los policías municipales está plenamente documentada.

El defensor advirtió también que el gobierno federal debe investigar la hipótesis del trasiego de la droga que apunta a que los estudiantes abordaron un autobús que se usaba para transportar estupefacientes a Chicago, y que fue investigada a partir de intervenciones telefónicas.

Recordó que cuando el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) puso esta teoría sobre la mesa fueron prácticamente expulsados del país, pues no se les renovó el contrato y la línea de investigación no fue agotada.

Apuntó que la versión histórica solo apostó al desgaste de las familias y quedarse en el imaginario como respuesta virtual, por eso ahora se está cayendo a pedazos y las investigaciones tienen que empezar a revisarse desde cero.

“El caso se fundamentó en evidencia ilícita, sobre todo en el uso de tortura y porque la ciencia no fue el hilo conductor de la investigación”, dijo.

Tapia señaló que el caso Ayotzinapa sentó un precedente en la búsqueda de desaparecidos en México, y a partir de que se conoció, muchas familias se animaron a salir a buscar a sus familiares.

Sin embargo, reconoció que poco se ha avanzado en la materia y lamentó que desde abril de 2018 el registro de personas desaparecidas se haya cerrado, dejando en la incógnita cuantas personas ausentes hay desde entonces.

Explicó que para dar con la verdad sobre la desaparición de los 43 normalistas se debe analizar cada uno de los cuatro ataques cometidos esa noche y rastrear los teléfonos celulares de los estudiantes que estuvieron activos hasta el 27 de septiembre de 2014.

Asimismo, reafirmó que, pese a la liberación de los presuntos responsables, éstos pueden volver a ser juzgados si se presentan las pruebas de relación necesarias.

A cinco años, los necesitamos más que nunca

Nunca imaginamos llegar a cinco años sin saber nada de nuestros hijos, aseguraron las madres de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos el 26 de septiembre de 2014 en Ayotzinapa, Guerrero y pidieron no abandonarlas en la búsqueda por la verdad.

Desde la Plaza Roja del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), Cristina Bautista, madre de Benjamín Ascencio Bautista, recordó que su hijo se fue con rumbo a la normal rural “Raúl Isidro Burgos” para ir a realizar su sueño de ser alguien en la vida.

“Si ustedes están aquí es por un sueño de ser alguien en la vida, como nuestros hijos. Sigan acompañándonos hasta encontrarlos, para que ellos también puedan cumplir su sueño”, expresó frente a decenas de estudiantes universitarios.

Cristina relató que la última vez que vio a Benjamín le insistió que se quedará ya a trabajar en el pueblo con ella, pero él decidió volver a Ayotzinapa, para ser maestro, enseñar a los niños de las comunidades rurales más lejanas y devolver a su madre los cuidados que ella le había dado.

Expresó que ese día se quedó llorando y sintió que su corazón se iba con él, el 27 de septiembre, cuando supo lo que había pasado cuando supo lo que había pasado se fue a la Normal Rural y ahí se quedó varios meses por el temor de que su hijo llegará y no la encontrara.

“Ahí nos fuimos quedando. Para nosotros ha sido muy difícil, dejamos nuestras comunidades, a nuestros hijos para buscar a otro. Por culpa del gobierno no estamos en nuestras comunidades”, manifestó.

Cristina señaló al gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto como el responsable de la desaparición de los 43 estudiantes, y a eso le adjudicó los cuatro años que pasaron sin avaneces reales en la investigación de su paradero.

“El gobierno anterior no quiso llegar a la verdad, se le hizo fácil decirnos mentiras y construir su versión oficial, pero para nosotros nunca existió. No la aceptamos”, dijo.

La madre de Cristian comentó que con la nueva administración, encabezada por Andrés Manuel López Obrador, recobraron la fe y la esperanza, pero advirtieron que la confianza irá creciendo a medida que vayan avanzando las investigaciones.

“Aunque tienen voluntad, no todas las instituciones jalan parejo empezando por el Fiscal General de la república, Alejandro Gertz Manero”, precisó.

Por ello, advirtió que seguirán trabajando de la mano de las organizaciones y las universidades para exigir la presentación con vida de sus hijos desaparecidos, porque su lucha no va a terminar ni mañana ni pasado.

“Hace cinco años se levantó el pueblo de México y nos acompañó con la exigencia de presentación de nuestros hijos. Hoy los necesitamos más que nunca”, dijo.

Escuelas en paro

En la víspera del quinto aniversario de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, estudiantes de las Facultades de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), Economía, Ciencias, Filosofía y Letras; y la Escuela Nacional de Trabajo Social, todas de la UNAM, tomaron sus instalaciones y decretaron un paro de 24 horas en solidaridad con los normalistas y sus familias.

Los planteles Azcapotzalco, Naucalpan, Sur y Vallejo del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), así como las preparatorias 2, 6 y 8, también entraron en paro con el fin de asistir a la manifestación por la presentación con vida de los estudiantes que partirá mañana en punto de las 16:00 horas del Ángel de la Independencia al Zócalo. Sólo la Prepa 2 alargó el paro por ocho días.

Plantón en la FGR

La mañana de este miércoles, padres y estudiantes normalistas realizaron un plantón frente a las instalaciones de la Fiscalía General de la República (FGR).

La caravana, de unas 400 personas, partió del Anti monumento +43, en Paseo de la Reforma, hasta la Glorieta de Insurgentes, donde se encuentra la sede de la FGR. Ahí le recordaron a las autoridades que “la esperanza de los padres está viva como en los primeros días”, sostuvo Felipe de la Cruz, uno de los voceros.

Además, demandaron que se cumpla el acuerdo de reconstruir las investigaciones desde el principio, con un balance de lo hecho desde el 1 de diciembre, y no permitir la liberación de más personas, presuntamente implicadas en el caso.

Luego de realizar el pase de lista y entonar el “himno de la resistencia” convocaron a la marcha de mañana jueves.

(Con información de Manuel Alejandro Godínez)

Comentarios

Load More