En el ITAM, Diego Luna insta a estudiantes a despertar para rescatar al país

Diego Luna estuvo en el ITAM. Foto: Twitter @diegoluna_

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El actor y productor Diego Luna rechazó la posibilidad de vivir en un país de fosas y desaparecidos, durante la presentación del documental Sin Tregua, en el Instituto Autónomo Tecnológico de México (ITAM) e instó a los estudiantes a despertar como ciudadanos para rescatar este país.

“No quiero vivir en el país de las fosas, de los desaparecidos, en el país que normalizó la violencia de género, que tiene estos números de feminicidios, en el país de la injusticia, donde la corrupción se ha normalizado, de impunidad. Y es el país que somos hoy”, manifestó.

Como parte del coloquio “La Desaparición en México: Un ejercicio de memoria y conciencia”, organizado por el ITAM, el actor presentó el documental Sin tregua y advirtió a los estudiantes que no se puede vivir en una burbuja, pues con el tiempo “el país te confronta”.

En su mensaje, el productor recordó que cuando era joven el único ejercicio al que el ciudadano tenía derecho era a presentarse en las urnas cada seis años para simular su participación.

Al considerar que las condiciones en las que viven los mexicanos han cambiado, pidió a los estudiantes ejercer su ciudadanía y sumarse a la iniciativa o proyecto que más les genere empatía para recatar al país. “No esperamos que nos toque a nosotros”.

Asimismo, instó a jóvenes a visitar la iniciativa El Día Después, iniciativa de la que es fundador y que busca visibilizar y potenciar la labor de distintas organizaciones, colectivos y movimientos sociales.

Laura Curiel, del Colectivo Alondra y miembro del Movimiento por Nuestros Desaparecidos, agradeció al actor que prestará su voz y su nombre para apoyar la búsqueda de los desaparecidos, pues los familiares de las personas ausentes se vuelven invisibles para todos. “A nadie le gusta oír historias tristes”.

Sin poder contener el llanto, Laura relató que después de siete años de búsqueda decidió integrarse a un colectivo y ahí encontró la empatía de los familiares, quienes se convierten en investigadores y arriesgan su integridad para encontrar a sus seres queridos.

Laura lleva 9 años buscando a su hijo y advierte que “solo tengo dos razones para dejar de buscarlo: o lo encuentro o me muero”, pero la idea de dejar este mundo sin tener certeza de lo que paso con su hijo hace que el llanto brote de nuevo.

Por su parte, Araceli Rodríguez, madre de un policía desaparecido expresó que, al saber que su hijo era un funcionario público, los colectivos la rechazaban y tuvo que picar piedra para que vieran a su hijo como una persona.

Confió en podrá salir de “esta larga noche de oscuridad y agonía” y encontrar a su hijo, pues la actual administración ha mostrado disposición para avanzar en la búsqueda de desaparecidos, pero aún hay 26 mil cuerpos sin identificar.

La búsqueda, recordó, la obligo a dejar su trabajo, convertirse en defensora de derechos humanos, y después de tan sólo haber estudiado la primaria, hoy está cursando la licenciatura en derecho, pues sus abogados la dejaron sin nada y nunca le dieron resultados.

“Los familiares de personas desaparecidas hemos aprendido a incidir en las políticas públicas, no tendríamos por qué hacerlo si tuviéramos autoridades competentes y que busquen a las personas enseguida”, comentó.

Las madres de desaparecidos también invitaron a los jóvenes a sumarse a la búsqueda, a mostrar su empatía y, por lo menos, mirar las fichas de búsqueda que ellas pegan por todas las ciudades que visitan.

“La empatía es lo que más vamos a necesitar en esta búsqueda”, afirmó Laura.

Por último, Jannet Carmona, de Serapaz, mostró su preocupación por que no hay un registró oficial de personas desaparecidas en esta administración y urgió a que las instancias correspondientes puedan proporcionar esa información y avanzar en la búsqueda de las personas ausentes.

Comentarios

Load More