Acta del “soplón” que denunció a Trump por caso Biden fortalece argumento de juicio político

Avanza intención se someter al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a juicio político. Foto: AP /Evan Vucci/Evan Vucci

WASHINGTON (apro) – El informe que entregó un miembro de los servicios de inteligencia de Estados Unidos (soplón) al Congreso federal el pasado 12 agosto, fortalece el argumento de los demócratas para someter al presidente Donald Trump a un juicio político.

“En el curso de mis labores oficiales, recibí información por parte de múltiples funcionarios del gobierno de Estados Unidos de que el presidente está utilizando el poder de su oficina para solicitar la interferencia de un país extranjero en las elecciones de 2020. Esta interferencia incluye, entre otras cosas, presión a la nación extranjera para investigar a uno de los rivales políticos domésticos del presidente. El abogado personal del presidente, Rudolph Giuliani, es una figura central en este esfuerzo, como parece ser también el procurador general de justicia; William Barr”, se lee en el memorando que el Soplón entregó el 12 de agosto de este año en el Capitolio.

Ante el hecho de que Nancy Pelosi, la líder demócrata y presidenta de la Cámara de Representantes ordenará el inicio de una investigación legislativa para enjuiciar a Trump, la Dirección Nacional de Inteligencia tuvo que desclasificar el contenido del informe del “soplón”.

En nueve páginas el funcionario de los servicios de inteligencia de Estados Unidos denuncia traición a la patria por parte de Trump al intentar enlistar a Ucrania como entidad para investigar a un hijo de Joe Biden, exvicepresidente, contendiente a la presidencia en 2020.

“En los últimos cuatro meses (previos al pasado 12 de agosto), más de media docena de funcionarios de Estados Unidos me informaron sobre varios hechos relacionados a esté esfuerzo”, escribió el “soplón” en su informe entregado a los Comités de Inteligencia de la Cámara de Senadores y Representantes del Capitolio.

“No fui un testigo directo en la mayoría de los eventos descritos, sin embargo, determiné creíbles los recuentos de mis colegas porque en casi todos los casos, múltiples funcionarios corroboraron la tendencia de lo narrado (la petición de Trump) a Ucrania”, agrega el “soplón”.

El informe del integrante de los sistemas de inteligencia de Estados Unidos se agrega a la transcripción que dio a conocer esta semana la Casa Blanca de la conversación telefónica sostenida por Trump y el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, el pasado 25 de julio.

El “soplón” expresa a los Comités legislativos su preocupación sobre que las acciones de Trump de enlistar al gobierno de Ucrania como interventor en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre de 2020, dañarán la seguridad nacional y proceso democrático y electoral estadunidense.

Sobre la conversación telefónica, el “soplón” sostiene que Trump la utilizó para fortalecer sus intereses de reelegirse en los comicios de noviembre del próximo año y menoscabar la posibilidad de Biden de convertirse en el candidato presidencial de los demócratas.

“Iniciar o continuar la investigación de las actividades de Hunter Biden, hijo del exvicepresidente Joe Biden”, se destaca en el informe.

Hunter Biden fungió como directivo durante cinco años de una empresa de la industria del gas de Ucrania bajo investigación por corrupción, sin embargo, el hijo del exvicepresidente nunca fue acusado de nada.

La funcionaria o funcionario de los servicios de inteligencia establece el hecho de que Trump le insistiera a Zelensky en que el caso Biden lo mandara con Giuliani y con Barr el procurador general de justicia.

El acta al Congreso enfatiza otro hecho considerado bajo las leyes estadunidenses como una acción inconstitucional: que la Casa Blanca quería almacenar el contenido de la conversación entre Trump y Zelensky en un servidor específico para informes secretos.

Por ley, las conversaciones del presidente de los Estados Unidos con jefes de Estado o de gobierno extranjero, se deben transcribir sin edición y eventualmente ser desclasificados, nunca ser catalogados como “top secret”, de acuerdo al argot de los servicios de inteligencia.

“Funcionarios de la Casa Blanca que me dieron esta información, estaban profundamente preocupados por lo que había transpirado en la conversación telefónica. Ellos me dijeron que estaba en curso una discusión con los abogados de la Casa Blanca sobre cómo tratar la llamada en caso de que los funcionarios la revelaran, que fueron testigos del abuso del poder de su oficina por parte del presidente para su beneficio personal”, indica el “soplón”.

En su informe a los Comités, la funcionaria o funcionario de los servicios de inteligencia además involucra en el escándalo que tiene a Trump en el banquillo de los acusados, al vicepresidente Mike Pence, al secretario de Energía, Mike Perry, y a emisarios diplomáticos.

“Los demócratas tratan de destruir al partido republicano y todo lo que representa, únanse, jueguen su juego y luchen fuerte por los republicanos. Nuestro país está en juego”, escribió Trump la mañana de este jueves con letras mayúsculas en su cuenta personal de Twitter, en reacción a lo último que se ha dado a conocer entorno a su posible juicio político ante el Congreso.

 

Comentarios

Load More