En el V Foro de Economía y Cultura, periodistas señalan avances y carencias del sector

Periodistas culturales en el Centro Cultural de España en México. Foto: Niza Rivera

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La agenda cultural, las expectativas, metodologías e inquietudes por parte de periodistas de la fuente cultural en el país, fueron parte de los temas abordados durante el diálogo “Desafíos del sector cultural como fuente de información” del V Foro de Economía y Cultura, cuyo programa se desarrolla en el Centro Cultural de España en México.

Ahí los reporteros Judith Amador Tello, de Proceso; Vicente Gutiérrez, de El Economista: Sonia Sierra, de El Universal; y Juan Carlos Talavera, de Excélsior, moderados por el promotor cultural y cabeza organizadora de dicho foro Eduardo Cruz Vázquez, expusieron sus retos y expectativas en materia de cultura ante el gobierno de la Cuarta Transformación (4T) vinculadas al sector económico, pero también sobre los cambios que han enfrentado desde hace tiempo.

Frente a una audiencia esencialmente joven, compuesta por estudiantes y egresados de áreas afines al arte, economía, desarrollo y gestión cultural, y patrimonio, provenientes de universidades como la Nacional Autónoma de México (UNAM), la Autónoma Metropolitana (UAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN), la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) y la Universidad de Guadalajara (UdeG), así como funcionarios públicos, y miembros de asociaciones civiles, los periodistas coincidieron en la importancia de la lectura, relectura y autocrítica en sus respectivos trabajos.

“Lo que sí se agradece es el trabajo que cada uno hace desde sus respectivos medios, porque son distintos, lo que da una mayor amplitud a la información, nos hace estar en ‘la jugada’”, refirió Gutiérrez.

Así como en los datos arrojados en materia de cultura, cuyas cifras en temas como los presupuestos –tal es el caso del Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF)–, se traducen en muchas ocasiones en el rumbo del sector cultural, aunque es claro que esta administración se inclina hacia las culturas populares tal y como lo ha dicho Alejandra Frausto, y en una claridad informativa que en más de una ocasión ha colocado en “jaque” a las instituciones.

Público durante el tercer día del “Foro Economía y Cultura”. Foto: Niza Rivera
Público durante el tercer día del “Foro Economía y Cultura”. Foto: Niza Rivera

También abordaron las diversas problemáticas de sus fuentes informativas, entre ellas la cobertura al gobierno de la Cuarta Transformación, pues no hay claridad en materia de proyectos y presupuestos, comentó Amador Tello:

“Por ejemplo, a la fecha no se ha presentado un proyecto, ya no digamos el sexenal, para el cual aún están en tiempo, sino el anual correspondiente a este 2019, no conocemos los objetivos. Una de las obligaciones de la 4T es proveer de información al periodista, está bien que existan mecanismos de transparencia como el INAI (Instituto Nacional de Acceso a la Información) y mediante ellos pueden dar respuestas a problemas específicos de los ciudadanos, pero como periodistas somos un enlace entre los funcionarios y la sociedad, y por eso tienen un área de Comunicación Social”.

A lo que acotó Talavera:

“De ahí que sea importante la investigación, no de los grandes maestros, especialistas o investigadores, sino la que nos corresponde como periodistas con el rigor requerido… Ello a pesar de que ahora el manejo informativo es distinto, antes me acercaba a María Cristina García Cepeda (entonces secretaria de Cultura) para solicitar una entrevista después de una conferencia de prensa y me la daba, ahora el trato es distinto, hay una dificultad”.

Sobre esto, Sonia Sierra refirió su experiencia al dar a conocer el acto de corte religioso de la iglesia evangélica “La Luz del Mundo” en el Palacio de Bellas Artes, que un día después fue contestado por la Secretaría de Cultura federal, mediante un comunicado dirigido a todos los medios, pero aludiendo de manera directa a la reportera.

Comentó:

“Es intimidante, más cuando sabes que tienes los datos y que tienes la razón, es innecesario poner el nombre de un reportero en un boletín. Ahí mismo respondieron que procederían conforme a derecho, en la redacción del periódico me preguntaron a qué se referían y a la fecha no lo sé, no sé a que se referían… Creo que de alguna manera sí hay un antes y un después en el nuevo gobierno”.

Talavera también relató su experiencia al dar a conocer el manual de funcionarios culturales ante medios de comunicación, y los datos del sueldo mensual director de Comunicación Social de la Secretaría de Cultura, Antonio Martínez Velázquez, comparado con el de la titular del INBAL, Lucina Jiménez:

“Yo no podría creer que existiera un manual para el trato a reporteros, tampoco que le pagarán más a él que a la directora del INBAL, que es también doctora en antropología, sobre esto último me respondieron que los datos no estaban actualizados. El punto es que sí es algo violento que respondan en un comunicado, en el cual pongan mi nombre, pero no incide en mí, yo hago mi trabajo”, relató.

Para concluir, los asistentes al panel insistieron en la importancia y recuperación de la memoria, la autocrítica, los nuevos medios (redes sociales), y la importancia de cuestionar más allá del escenario presente en cultura.

El quinto Foro de Economía y Cultura continuará en el Centro Cultural de España este viernes 27, y su programación se puede revisar en https://www.economiaycultura.org

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso