Confirman que una de las licencias de Rosario Robles es falsa; su defensa busca liberarla

Supuesta licencia falsa que entregó la FGR. Foto: Especial Supuesta licencia falsa que entregó la FGR. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– A unas horas de que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) anunciara una investigación contra Rosario Robles Berlanga por la compra-venta de terrenos federales por debajo de su precio real, su defensa, encabezada por Julio Hernández Barros, presentó pruebas que buscan desacreditar su prisión preventiva justificada que solicitó la Fiscalía General de la República (FGR) por el desvío de 5 mil millones de pesos en la llamada Estafa Maestra.

Mediante este recurso, la defensa busca desacreditar el proceso a vinculación a proceso decretado por Delgadillo Padierna el pasado 13 de agosto, y con ello la prisión preventiva justificada que pesa en su contra por su “omisión” en el desvío del dinero y, de paso, invalidar la investigación emprendida por la FGR.

Se trata de un certificado emitido por Secretaría de Movilidad (Semovi) de la Ciudad de México en la que se certifica que Robles Berlanga sólo posee una licencia de conducir: “cualquier otro documento emitido a nombre de nuestra defendida y tramitado por terceras personas, carece de validez legal y bien puede considerarse como falsa o apócrifa”, acusaron.

Esta mañana, el presiente Andrés Manuel López Obrador instruyó a la UIF para que presente la investigación por la venta de terrenos irregulares a la FGR, quien deberá de integrar nuevos elementos a su expediente. “Los servidores tiene la instrucción de no guardar, de no archivar, de no meter en los cajones los expedientes”, señaló en su conferencia de prensa matutina.

Y es que, de acuerdo al diario Reforma, durante su gestión al frente de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), se reportó la venta de terrenos federales y reservas territoriales por debajo de su precio real.

“Cada vez que me presentan un expediente de un hecho delictivo le instruyo al servidor público que se entregue a la fiscalía”, añadió López Obrador.

Horas después, mediante un comunicado de prensa, la defensa de Robles acusó a la dependencia, que ahora deberá de integrar nuevos expedientes por la venta de terrenos, de presentar pruebas “falsas” para justificar la prisión preventiva por “ejercicio indebido del servicio público”.

Entre ellas, dos licencias de conducir, una de las cuales sería falsa, y en la que supuestamente habrían suplantado su fotografía, dirección y firma:

“La licencia, que llegó de forma anónima a nuestras manos, con datos de la Semovi de la Ciudad de México, señala en su base de datos que el domicilio de nuestra defendida es la calle de Tennyson s/n, Col. Axotla, en Álvaro Obregón”, acusaron.

“Cuando en realidad, por cierto, la calle de Tennyson está ubicada en la Polanco, en la alcaldía de Miguel Hidalgo. Los datos se pueden revisar en las bases de la Secretaría de Movilidad”, añadió.

El juez de control, Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, aceptó como prueba ambas licencias de conducir y con ello acreditó el “riesgo de abstraerse a la justicia”; dichos documentos fueron presentado Agentes del Ministerio Público de la Federación (AMPF) que encontraron dos domicilios distintos en la extitular de la Sedesol.

Lo anterior quedó asentado en el auto de vinculación a proceso, signado el pasado 12 de agosto, según la causa penal 314/2019, y que actualmente se encuentra en proceso de desahogo. Ante ello, Hernández Barros señaló que “alguien más realizó el trámite de un documento diferente sin el consentimiento de Rosario Robles”.

“Esta información puede observarse en el sistema de la Semovi al que esta defensa ha podido tener acceso gracias a copias certificadas emitidas por la propia autoridad”, expuso el abogado.

Comentarios

Load More