Colima enfrenta desde hace años una agudización de los problemas de inseguridad: Peralta

El gobernador José Ignacio Peralta Sánchez con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. Foto: Twitter @SEGOB_mx El gobernador José Ignacio Peralta Sánchez con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. Foto: Twitter @SEGOB_mx

COLIMA, Col. (apro).- El gobernador José Ignacio Peralta Sánchez refirió que la entidad “enfrenta desde hace años una agudización de los problemas de inseguridad”, situación que calificó como “un reto complejo que nos obliga a un combate permanente contra grupos criminales que tienen una gran capacidad operativa”.

Al rendir su cuarto informe de gobierno ante el Congreso local, el mandatario aseguró que el clima de inseguridad y violencia que se vive en Colima es resultado de fenómenos antisociales de alcance regional y nacional.

Aunque no mencionó cifras, Peralta afirmó que es histórico lo invertido para combatir la delincuencia organizada, y puso como ejemplo que el 85% de los elementos de las policías estatales ya fue certificado, además de que se colocaron botones de emergencia en el transporte público y se entregaron 57 patrullas a corporaciones de seguridad del estado y los municipios.

De igual manera, detalló que la entidad contará con 825 cámaras de videovigilancia y 14 arcos urbanos y carreteros, y continúan los avances en la construcción del edificio inteligente del Centro de Coordinación, Control, Comando, Cómputo, Comunicaciones e Inteligencia (C5i).

El gobernador también reconoció el apoyo de la Guardia Nacional, que constituye “la gran política de seguridad pública del gobierno federal”, y expresó su agradecimiento al presidente Andrés Manuel López Obrador y a la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien estuvo presente en el evento.

En los posicionamientos previos al informe, diputados de varios partidos reprocharon al jefe del Ejecutivo estatal los niveles crecientes de inseguridad y violencia en Colima a lo largo de su mandato.

El diputado Vladimir Parra Barragán, coordinador de la fracción parlamentaria de Morena, dijo que “la violencia en Colima nos indica, por cuarto año consecutivo, que en este gobierno no vivimos felices, ni seguros”, como fue la principal promesa de campaña de Peralta.

El legislador, presidente de la Comisión de Gobierno Interno y Acuerdos Parlamentarios del Congreso, recordó que en lo que va de este año se registró un aumento de 55% en los recursos del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg), en comparación con lo otorgado en 2018.

En relación con las personas desaparecidas, Parra Barragán mencionó que son más de 650, de acuerdo con las cifras del Colectivo de Familiares, además de que Colima ocupa el “deshonroso segundo lugar nacional” en número de fosas clandestinas encontradas, y también el segundo sitio por la cifra de cuerpos encontrados en fosas.

Cuestionó al gobierno del estado por no considerar como prioritario el tema de las desapariciones, ya que a pesar de que el Congreso creó la Comisión Estatal de Búsqueda, y pese a que el gobernador nombró a la titular de ese organismo, no ha dado los resultados operativos que este tema requiere.

En cuanto al asesinato de mujeres, el diputado morenista destacó que Colima se mantiene a la cabeza con la tasa más alta de víctimas por cada cien mil mujeres, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

La diputada Remedios Olivera Orozco, de Movimiento Ciudadano, señaló que en la pasada elección extraordinaria de gobernador la población de Colima decidió dar su apoyo a José Ignacio Peralta, pero cuatro años después “todos seguimos recordando el eslogan de campaña: ‘Vas a vivir feliz y seguro’, y vemos que no encuentra la fórmula para que los colimenses vivamos felices y seguros”.

Añadió que han quedado atrás los parámetros que ubicaban a Colima en indicadores de estado seguro, y criticó al Ejecutivo estatal por ser uno de los cuatro gobernadores del país peor evaluados en el desempeño de sus funciones. “La gente quiere paz y nosotros queremos que le vaya bien a Colima y a México, por eso le exigimos que cumpla con su palabra empeñada”.

En su oportunidad, el diputado Carlos César Farías Ramos, coordinador de la fracción del Partido del Trabajo, lamentó que la inseguridad y la violencia han puesto a Colima en los reflectores nacionales y no existe un antecedente histórico de estos niveles de inseguridad.

El reclamo de la sociedad colimense, indicó, es porque la población espera orden, paz social y desarrollo, por lo que se requiere el compromiso del Ejecutivo y la corresponsabilidad de los demás poderes.

El coordinador del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN), Luis Fernando Antero Valle, sostuvo que a estas alturas no hay cabida para trasladar la responsabilidad de fracasos a la anterior administración, pues “es momento de analizar desde diferentes ángulos la situación actual de nuestro estado; es momento de contrastar los avances contra el sentir popular”, además de que hay varias áreas urgentes de atender, por ejemplo, en materia de salud e inseguridad.

A nombre de los diputados del Revolucionario Institucional (PRI), Rogelio Humberto Rueda Sánchez reconoció en el gobernador su interlocución respetuosa con el Congreso y ofreció seguir con disposición para trabajar en conjunto por Colima.

En otros temas de su informe de gobierno, José Ignacio Peralta justificó además que hace cuatro años, al recibir la administración, enfrentó “serias dificultades financieras que nos dejaban prácticamente sin posibilidades ni iniciativa en las responsabilidades públicas, por lo que desde ese momento y hasta la fecha gran parte de la energía gubernamental se dedica a un continuo resolver problemas, superar retos inmediatos y apuntalar a las instituciones locales”.

Peralta comentó que, “como resulta lógico, esa labor de equilibrio y normalización financiera ha restado la indispensable capacidad de acción que es propia de una administración estatal”.

Argumentó que la nueva configuración política del estado ha provocado que en cada momento el ejercicio de gobierno en la entidad esté marcado por los retos constantes, la superación de circunstancias críticas, el esfuerzo extraordinario y la necesidad de conseguir avances en la dinámica social y económica.

“Creo que ningún gobierno estatal en la historia reciente ha enfrentado estos desafíos… Colima se enfrenta día con día a nuevos retos, pero no existe adversidad que supere nuestra determinación de seguir avanzando. Si cada día surgen nuevos problemas, para cada día seguimos encontrando soluciones”, finalizó.

Load More