Proceso de juicio político contra Trump “hasta ayuda a la aprobación del T-MEC”: Seade

El Congreso de Estados Unidos podría comenzar a analizar el T-MEC este mes o en noviembre, estimó Jesús Seade. Foto: J. Scott Applewhite/AP El Congreso de Estados Unidos podría comenzar a analizar el T-MEC este mes o en noviembre, estimó Jesús Seade. Foto: J. Scott Applewhite/AP

WASHINGTON (apro).- Jesús Seade, subsecretario de Relaciones Exteriores para América del Norte, aseguró que en lugar de entorpecer, ayuda a la aprobación del T-MEC en el Capitolio el proceso de investigación legislativa para enjuiciar a Donald Trump.

“No lo va a entorpecer, hasta ayuda un poco en términos del efecto con el electorado; están nerviosos”, destacó Seade en conferencia de prensa con corresponsales de medios mexicanos acreditados en Washington.

El optimismo de Seade se sustenta en parte por las declaraciones que hizo esta semana en el Congreso federal estadunidense la líder demócrata y presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, de que hay posibilidad de aprobar este año el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá.

“Es la hora de la verdad”, insistió Seade, en referencia a que Pelosi dio “luz verde” para la evaluación y votación del T-MEC en Comités legislativos, empezando por el de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes del Congreso estadunidense.

Contrario al sentir generalizado en la capital estadunidense, de que la investigación que autorizó Pelosi para enjuiciar a Trump por traición a la patria, al solicitar injerencia extranjera en los comicios del próximo año, es incierto el futuro del T-MEC, Seade consideró que no es así.

Es más, el subsecretario mexicano expuso que en las próximas dos semanas o a principios de noviembre, cuando el Congreso estadunidense regrese del receso de otoño, Pelosi daría el sí al proceso de evaluación y votación en los Comités.

“Creo que hay un 80% de probabilidad de que se lance el proceso en el Comité de Medios y Arbitrios a finales de octubre o principios de noviembre”, aventuró el subsecretario de Relaciones Exteriores.

El T-MEC no ha sido ratificado por el Congreso estadunidense ni por el parlamento canadiense. El Legislativo mexicano ya lo hizo e incluso el gobierno de Andrés Manuel López Obrador cumplió con condiciones impuestas por el Capitolio para satisfacer a Pelosi.

En 2015, cuando Trump anunció su postulación a la nominación presidencial por el partido republicano, prometió a su electorado, que posteriormente lo llevó a la presidencia en 2016, anular o remplazar al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Ya como presidente, el magnate, con la amenaza de sacar a su país del TLCAN, obligó a los gobiernos de México y Canadá a negociar el T-MEC con el pretende sustituir el actual acuerdo comercial, pero los demócratas no lo han ratificado.

Pelosi y sus correligionarios saben que al aprobar el T-MEC le darían una victoria política a Trump, quien presumiría a sus electores que cumplió con su promesa electoral, punto que tomaría como plataforma para reelegirse en los comicios del 3 de noviembre de 2020.

Con el proceso de juicio político en el Capitolio, aun cuando Pelosi haya dicho que hay posibilidades del aprobar el T-MEC, los legisladores demócratas se han concentrado en acusar a Trump de traición a la patria, mientras que los republicanos lo defienden.

Ante esta realidad, en Washington se habla de que antes del juicio y de las elecciones de noviembre de 2020 se quedarán en la congeladora todos los temas pendientes en la agenda legislativa que puedan favorecer a Trump en su aspiración para reelegirse.

“Si se llega hasta enero o febrero (de 2020) sería imposible. En Estados Unidos todo será político y electoral”, admitió Seade cuando los reporteros mexicanos le hicieron notar que los demócratas no estarían dispuestos a darle una victoria a Trump con el reemplazo del TLCAN.

Comentarios

Load More