Taxistas y Segob acuerdan analizar legalidad de apps; ofrecen “no más bloqueos”

Taxistas bloquearon Reforma. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por segunda vez en cuatro meses, taxistas concesionarios ahorcaron la movilidad en la capital mexicana en protesta por la operación “ilegal” de aplicaciones digitales como Uber, Cabify y Didi. Tras casi 12 horas de bloqueo, acordaron directamente con la Secretaría de Gobernación la revisión de la legalidad de dicho servicio y se comprometieron a no hacer más manifestaciones.

Como la primera vez -el pasado 3 de junio-, los manifestantes, congregados en el Movimiento Nacional Taxista (MNT) se saltaron el diálogo con el gobierno de Claudia Sheinbaum y negociaron directo con Ricardo Peralta, subsecretario de la Secretaría de Gobernación (Segob).

El bloqueo en al menos 15 cruces principales de la Ciudad de México comenzó a las 5 de la mañana en la Ciudad de México, con la presencia de unidades que dan servicio en territorio mexiquense, y se replicó en 28 entidades del país.

A la 1 de la tarde inició el diálogo en la Segob, en el que estuvo presente la secretaria de Gobierno local, Rosa Icela Rodríguez -aunque no firmó la relatoría de la reunión-, y representantes de las entidades en las que también hubo bloqueos. Cuatro horas después, autoridades y líderes taxistas informaron en conferencia el acuerdo al que llegaron.

El primer punto fue el establecer una ruta jurídica para la interpretación de si la actividad de estas aplicaciones es legal o no. Para ello, a partir de este martes se integrarán grupos jurídicos de las secretarías de Comunicaciones y Transportes (SCT) y Gobernación, sus homólogas de la Ciudad de México, el Estado de México y las consejerías jurídicas de cada entidad, para establecer dicha ruta.

Para el lunes 14, a las 13:00 horas, se reunirán los representantes en la Segob para conocer los resultados del encuentro de los jurídicos y la ruta a desarrollarse.

El subsecretario Peralta destacó que, “eventualmente, si resultan absolutamente legales, que éstas (las plataformas digitales) sean de aplicación genérica, incluido el Movimiento Nacional Taxista”.

El segundo acuerdo fue que, una vez establecida esa viabilidad, que “puedan sumarse a estas aplicaciones tecnológicas en igualdad de condiciones”.

El tercero consiste en armonizar lo necesario, a largo plazo, para que todas las entidades federativas y municipios, con sus legislaciones particulares, puedan encontrar una similitud para que el transporte de pasajeros público o privado tenga igualdad de competencia. Además de regularizar los operativos que hace la SCT a nivel nacional en las zonas federales.

Y el cuarto y “primordial” punto del acuerdo, es que “bajo ninguna circunstancia y en cumplimiento de estos mismos acuerdos, no habrá ningún bloqueo a ninguna vialidad de ninguna de las ciudades donde hoy se ha manifestado el Movimiento Nacional Taxista”.

El subsecretario Ricardo Peralta explicó que, aunque la materia de transporte público no es su facultad de la Segob, ésta actúa “como intermediaria para evitar que continúen los bloqueos en la ciudad y ser coadyuvantes para que el acuerdo siga adelante y tenga una solución definitiva”.

La idea, comentó, es buscar igualdad de derechos y condiciones para ofrecer el servicio, incluida la seguridad para el pasajero, la identidad del vehículo y de los conductores, así como los respectivos seguros y pagos de derechos.

Mencionó que, de resultar legal la operación de plataformas digitales, hay gente de la iniciativa privada interesada en diseñar y operar una plataforma “sin costo”. Y aclaró que en esta mesa de negociación no se puso en discusión el aumento de tarifa, que es otra de las demandas de los taxistas.

Segob-MNT by Revista Proceso on Scribd

“Se nos salió de control”: líderes taxistas

En la conferencia, los representantes del MNT ofrecieron una disculpa a los millones de capitalinos que afectaron con el bloqueo de vialidades desde la madrugada. Argumentaron que las afectaciones fueron una responsabilidad “compartida” con el gobierno federal y admitieron que la protesta se les salió de control.

Ángel Morales, secretario de Finanzas del Movimiento, aclaró que, para ellos, las plataformas sí son ilegales porque para prestar servicio de transporte se requiere de una concesión o un permiso. No obstante, cedieron al análisis propuesto por Gobernación.

Explicó que llevaban tres meses de reuniones en la Secretaría de Gobernación, pero “no prosperaban las negociaciones”. Luego, justificó:

“Cuando nos manifestamos, somos gente civilizada, privilegiamos el diálogo, somo sensatos, somos prudentes, pero llega un momento en que la desesperación nos nubla el pensamiento y llegamos a tener acciones como las que hoy tuvimos, que, de antemano le ofrecemos una disculpa a la ciudadanía porque sabemos que los molestamos mucho”.

El presidente del MNT, Bersain Miranda, agregó que este lunes “en la mesa quedó claro que si hubiese habido la respuesta que nosotros buscábamos, no nos hubiéramos manifestado. Aquí la responsabilidad es compartida entre las autoridades que no le dieron el seguimiento oportuno y nosotros que nos vimos obligados a manifestarnos”.

Reconoció: “Lamentablemente, se nos salió de control porque no era el propósito del Consejo Directivo de impedir el libre tránsito en algunas vialidades. Nosotros les explicamos que el movimiento era pacífico y que no queríamos bloquear. Suplicamos a los compañeros transportistas y a operadores que no bloquearan ninguna vialidad”.

No obstante, argumentó que el problema es que, “cuando el operador está perdiendo la garantía de llevar el sustento diario a su casa, es capaz de eso y de muchas cosas más. Nos dijeron que incluso estaban dispuestos hasta a perder la vida por defender su fuente de trabajo”, advirtió.

El caos

Los bloqueos de los “ruleteros” comenzaron desde las 5 de la mañana. La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) ubicó 15 puntos de mayor concentración: en la Zona Centro, el Ángel de la Independencia; en el Poniente, el Auditorio Nacional, avenida Vasco de Quiroga al cruce con la calle Juan Salvador Agraz; avenida Carlos Lazo entre Tamaulipas y Javier Barro Sierra, y carretera México Toluca al cruce con Carlos Echanove.

En la Zona Norte, avenida 608 al cruce con Francisco Morazán, y avenida Oceanía a la altura del Metro Oceanía. En la Zona Oriente, Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México terminales 1 y 2; Viaducto Río Piedad en sus cruces con calles 47 y avenida 8, calzada Ignacio Zaragoza en su cruce con Generalísimo Morelos, y la calle Rafael Castillo en su cruce con Severiano Ceniceros.

Al sur, avenida Prolongación División del Norte con Guadalupe y Ramírez, Anillo Periférico a la altura de la Picacho Ajusco, y avenida Insurgentes al cruce con la avenida San Fernando.

En redes sociales hubo denuncias de que en la zona de Santa Fe los ladrones aprovecharon que los autos estaban detenidos para asaltar a sus conductores. En el oriente, se presentó una riña entre taxistas y ciudadanos porque los primeros no dejaban pasar a los segundos ni siquiera a pie, por lo que estos comenzaron a pasar por encima de las unidades.

En las avenidas fue común ver a camiones escolares detenidos con niños a bordo que ya no llegaron a sus planteles. En los alrededores del AICM los pasajeros caminaron kilómetros para no perder sus vuelos.

Hacia las 14:00 horas los taxistas comenzaron a retirarse de algunas vialidades y cerca de las 17:00 horas, la ciudad quedó liberada de la manifestación.

Comentarios

Load More