Oficializarán renuncia de Javier Salinas como presidente de la Liga Mexicana de Beisbol

Javier Salinas, presidente de la Liga Mexicana de Beisbol. Foto: Octavio Gómez Javier Salinas, presidente de la Liga Mexicana de Beisbol. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Este martes, la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) anunciará que Javier Salinas dejará el cargo de presidente después de dos años de haber sido nombrado oficialmente.

La tarde del domingo en Monterrey, Salinas se reunió con los integrantes del Consejo Directivo de la LMB, ante quienes presentó su renuncia. Hasta ahora no se ha elegido a un sustituto. También se anunciará a quien asumirá el cargo de manera interina.

Hasta ahora el principal candidato es el ex director del Instituto del Deporte de la Ciudad de México, Horacio de la Vega.

La salida de Javier Salinas la desencadenó el club Sultanes de Monterrey, propiedad de Grupo Multimedios, quienes lo responsabilizan por la cláusula en el Convenio entre la LMB y las Grandes Ligas (MLB) que impide que los clubes de la MLB paguen a los de la LMB por la compra de prospectos.

A pesar de que todos los presidentes de los 16 equipos tuvieron acceso al Convenio y lo aprobaron por unanimidad, nadie detectó que una cláusula ambigua abriría la puerta para que la MLB no pagara por los peloteros mexicanos, a pesar de que la naturaleza del acuerdo era poner por escrito que los equipos mexicanos recibirían un 35 % adicional al monto del bono de firma de cada jugador.

“La cláusula III.C del Acuerdo entre la Oficina del Comisionado del Beisbol (MLB) y la LMB dice: ‘El club de la LMB no recibirá compensación económica a menos de que el pelotero cumpla con dos requisitos: haber estado bajo contrato y en la reserva del más alto nivel de un club, por lo menos, durante una temporada de la LMB y haya residido en México al menos durante dos años’.

“El punto polémico es la expresión ‘(…) en la reserva del más alto nivel’ (en inglés es ‘reserve to the highest level’). La interpretación que la MLB le da a esta expresión es sinónimo de lo que en la LMB se conoce como roster, es decir, la lista de 38 peloteros que juegan en el equipo principal de la LMB, catalogada de nivel Triple A, o sea, la antesala de Grandes Ligas”, publicó Proceso en julio pasado.

Según la interpretación de Grandes Ligas sobre la cláusula III.C, para que un prospecto sea firmado y el club mexicano reciba el bono, el jugador debió debutar en la LMB siendo un niño de 15 años; situación que en México no ocurre porque los peloteros a esa edad no juegan en el primer equipo y en Estados Unidos no está permitido que estén en alguna de las categorías que existen en el beisbol profesional.

Así, para la liga mexicana “la reserva del más alto nivel” a esa edad es la Lista de Novatos (rookies) que es parte de la de reservas.

La relación entre la oficina del Comisionado de la MLB y la LMB se volvió insostenible, al grado de que informaron a los presidentes de los clubes de que no querían tratar con Javier Salinas.

El único socio comercial que tiene MLB en México son los Sultanes de Monterrey.

La permanencia o salida de Javier Salinas dividió, otra vez, a la LMB. Al principio además de Sultanes, las directivas de Diablos Rojos del México y de Pericos de Puebla tampoco querían que continuara al frente de la Liga. Esos equipos amagaron con salirse y crear un nuevo circuito.

Los dueños de los clubes no lograron ponerse de acuerdo pues equipos como Toros de Tijuana, Leones de Yucatán y Acereros de Monclova encabezaron otro grupo que respaldaba a Salinas.

Comentarios

Estudió Ciencias de la Comunicación y Letras y Literatura Hispánica en la UNAM. Fue reportera de información general en los noticieros Monitor de InfoRed. Desde 2000 ha sido reportera y conductora de deportes en distintos medios radiofónicos y televisivos. Estudió la Maestría en Periodismo y Asuntos Públicos en el CIDE.

Load More