Lenín Moreno traslada su gobierno a Guayaquil por asedio de manifestantes

Manifestantes se enfrentan con la policía en Quito. Foto: Fernando Vergara/AP Manifestantes se enfrentan con la policía en Quito. Foto: Fernando Vergara/AP

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Debido al aumento de las protestas en Quito, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, decidió trasladar la sede del gobierno a la ciudad de Guayaquil.

Las protestas aumentaron en los alrededores del palacio de Carondelet, sede del gobierno, e incluso los manifestantes tomaron por unos minutos el Parlamento de Ecuador al grito de “fuera Moreno”.

En un mensaje a la nación, el presidente anunció que el traslado de las operaciones gubernamentales a esta ciudad obedece al asedio de los manifestantes en Quito.

“Me he trasladado a Guayaquil y he trasladado la sede del gobierno a esta querida ciudad de acuerdo a las atribuciones constitucionales que me competen”, dijo el mandatario.

Acompañado de varios jefes militares y de gobierno, Lenín Moreno culpó al expresidente Rafael Correa (2007-2017) de estar detrás de los supuestos intentos de desestabilizar a su gobierno, y le acusó de estar detrás de lo que denominó “intento de golpe de Estado”.

“Hay una intención política organizada para desestabilizar el gobierno y romper el orden constituido y romper el orden democrático” a través de “individuos externos pagados y organizados”.

Insistió en que la oposición encabezada por Correa “están financiando las agresiones y los saqueos” con el dinero que “se robaron” durante la anterior administración, por lo que rechazó con contundencia “este atentado contra la democracia”.

Rechaza reiniciar subsidios

El presidente insistió en que no dará “marcha atrás” a las medidas que desencadenaron las protestas, y aseguró que la eliminación de los subsidios a los combustibles es una “decisión histórica” que mantendrá en firme para que “nuestra economía esté sana y la dolarización protegida”.

Además, señaló que la medida de ajuste, que ha sido rechazada por varios grupos sociales, especialmente sindicatos e indígenas, afecta a grupos económicos poderosos, como los contrabandistas de combustible.

“Les aseguro que por duro que parezca hemos hecho lo correcto con la patria”, agregó Moreno tras llamar al diálogo a los sectores sociales. (Con información de EFE)

Comentarios

Load More