Qué triste fue decirnos adiós…

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso TV).- Un ataúd dorado, brillante, recorrió este día la capital. En su interior, parte de los restos de José José. En las calles, el homenaje al cantante que se había quedado sin voz varios años atrás. La gente esperando el paso de la carroza fúnebre que salió del aeropuerto Benito Juárez, expectante en la colonia Clavería, arremolinada a las afueras del Palacio de Bellas Artes, presente en La Basílica de Guadalupe. Fotografías del ídolo, portadas de sus discos, lágrimas, porras, flores y retumbando… La nave del olvido y más allá, en el imaginario colectivo, la estrofa de la canción que lo catapultó rompiendo corazones: ¡Qué triste fue decirnos adiós…!

Comentarios

Load More