La UNAM participará en la elaboración de la nueva Ley General de Ciencia y Tecnología: Conacyt

La firma del Convenio entre los titulares de la AMC y el Conacyt. Foto: Tomada de Twitter @Conacyt_MX La firma del Convenio entre los titulares de la AMC y el Conacyt. Foto: Tomada de Twitter @Conacyt_MX

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) participará en la elaboración de la nueva Ley General de Ciencia y Tecnología anunció María Elena Álvarez-Buylla Roces, directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Durante la firma del convenio de colaboración entre el organismo y la Academia Mexicana de Ciencias la funcionaria afirmó que solicitará ayuda al rector de la máxima casa de estudios, Enrique Graue, para la organización de una mesa de trabajo con el objetivo de intercambiar ideas y propuestas entre colegas científicos y juristas a fin de trabajar en la nueva ley.

“Soy universitaria y creo en la función de la universidad, en la fuerza de su carácter autónomo y público, y en el valor del diálogo y la discusión civilizada y serena”, expresó.

Además, reiteró su llamado a los científicos, tecnólogos y estudiantes para construir “una gran comunidad científica, plural, diversa, con muchas visiones, voces y enfoques, siempre en beneficio del país.

“Las críticas, el diálogo, el intercambio de ideas enriquecen; son un antídoto eficaz contra el pensamiento único y el dogmatismo”, dijo Álvarez-Buylla ante integrantes y representantes de consejos, asociaciones y foros científicos del país.

Y para finalizar su actuación recordó las palabras del exrector de la UNAM, Pablo González Casanova:

“La universidad es un factor de civilización humana, donde la discusión y el diálogo se anteponen a los insultos y las diatribas”, por lo que “es preciso abordar las discrepancias con honestidad, poner en el centro los intereses de la sociedad y del país”.

Al término de la firma del convenio entre la AMC y el Conacyt, William Lee, coordinador de Investigación Científica (CIC) de la UNAM, celebró la invitación y afirmó que era bienvenida por la Universidad.

No obstante, remarcó que la propuesta de esta ley debe concretarse con reuniones, trabajo y la incorporación de opiniones diversas de expertos e instituciones para que sirva al país.

El universitario explicó que la legislación debe modificar el panorama en diversos ámbitos, pues se debe asegurar tanto el financiamiento como los mecanismos para hacer el trabajo, que debe ser descentralizado; y con vocaciones regionales particulares para la nación.

Asimismo, agregó, tiene que contemplar los retos de vanguardia a nivel regional, nacional e internacional; fomentar la formación de personal y dejar clara la importancia fundamental de la libertad de cátedra y de investigación.

Y subrayó que la incorporación de otras instituciones dedicadas a la ciencia es la manera más adecuada para que ésta tenga fuerza, aplicabilidad y utilidad para la sociedad.

“Estamos atentos a la invitación. No hay, hasta donde sé, un formato ya definido, tiene que ser una discusión inclusiva, plural y de crítica constructiva. La única fecha límite es finales de 2020, cuando la legislación tiene que estar aprobada conforme a las reformas constitucionales de 2019”, concluyó.

Comentarios

Load More