Medina Mora, negro pasado, negro futuro

La carrera de Eduardo Medina Mora, que ocupó cargos estratégicos en los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto sin otro mérito que su lealtad a toda prueba, lo llevó a su peor momento: la renuncia a su cargo de ministro de la Suprema Corte que se dio a conocer el jueves 3. Todo indica que fueron sus características de hombre del sistema las que lo pusieron en las manos del gobierno de López Obrador: la operación sin escrúpulos de la represión y el espionaje, la intervención en los videoescándalos para descarrilar la candidatura de AMLO en 2004 y, recientemente, la franca defensa del círculo de Peña Nieto en sus múltiples escándalos de corrupción. / Una producción de convoynetwork.com para Proceso

Comentarios

Load More