Cataluña vive segundo día de protestas; en la mira, Tsunami Democràtic

Enfrentamiento entre policías y manifestantes frente a la Oficina del gobierno español en Barcelona: Foto: AP / Bernat Armangue Enfrentamiento entre policías y manifestantes frente a la Oficina del gobierno español en Barcelona: Foto: AP / Bernat Armangue

MADRID (apro).- Cataluña afronta este martes su segunda jornada de protestas, plantones y cortes de carreteras –incluida la AP-7, el eje Mediterráneo que va desde la frontera con Francia hacia el sur— y algunos tramos del servicio de trenes, como respuesta a la sentencia del Tribunal Supremo que condenó a doce líderes independentistas por sedición, malversación y desobediencia.

A su vez, el ministro de Interior español, Fernando Grande-Marlaska puso el foco en Tsunami Democràtic, la plataforma que está impulsando la desobediencia civil, al dar a conocer que se le está investigando.

En una entrevista televisiva, el ministro dio a conocer que se investiga para saber “quién está detrás” de esta plataforma, aparentemente sin liderazgo visible, que convocó a la protesta del lunes que provocó el colapso en el aeropuerto del Prat, donde se cancelaron alrededor de cien vuelos de las más de mil operaciones habituales por jornada en esa terminal aérea.

Hasta ahora, solo se tiene conocimiento que las convocatorias de Tsunami Democràtic se producen mediante su canal de Telegram, por medio de la cual se coordinan las acciones de protesta.

Mientras tanto, este martes miles de personas realizaron concentraciones en las avenidas Laietana y Paral-lel de Barcelona.

Mientras que los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) realizaron cortes escalonados a la circulación de las distintas carreteras catalanas. Los cortes reportados se produjeron en la zona de centros urbanos como Mataró, Manresa, Gurb, Olot, Sant Gregori, Fornells dela Selva y Tarragona. Algunos cortes fueron temporales, mientras algunos de éstos continúan hasta el cierre de esta información.

Asimismo, un grupo formado por unas cien personas accedió a las vías del tren en Tarragona y provocaron el corte de la circulación ferroviaria.

En el aeropuerto del Prat fueron cancelados 45 vuelos de las más de mil operaciones diarias que registra el puerto aéreo barcelonés.

Los sindicatos de estudiantes de nivel bachillerato y universitario anunciaron que este miércoles llevarán a cabo una huelga durante 72 horas en protesta por las condenas.

Los Comités de Defensa de la República cortaron la autopista AR-7, en ambos sentidos, a la altura de San Gregori; cortaron las vías de la estación de tren en Tarragona.

Asimismo, pretendían cortar la circulación de la vía en la entrada a Girona, pero Mossos d´Esquadra, la policía autonómica catalana, blindó la zona con un amplio cordón policial.

En Bruselas, el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, encabezó una protesta, sin embargo, le fue prohibida la entrada al Parlamento Europeo, después de que la justicia española cursó este lunes una nueva orden europea de detención y entrega.

En Barcelona, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, admitió que hay “contradicciones”, al ser cuestionado por su postura de haber llamado a protestar por la sentencia judicial y, a la par, enviar a Mossos d´Esquadra a contener dichas manifestaciones.

En rueda de prensa, la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, declaró que el Govern “no conocía las acciones que se llevarían a cabo”, pero también señaló que “comprendemos y entendemos la rabia y las acciones” realizadas, y “mostramos nuestra empatía con acciones pacíficas pero también contundentes como el colapso de El Prat”.

Este martes también se dio a conocer que un joven herido durante las cargas policiales sufrió el estallido del globo ocular compatible con el impacto de una pelota de goma, según informaron fuentes hospitalarias.

Comentarios

Load More