Gabinete de seguridad insiste en no utilizar la fuerza para combatir la inseguridad

De izq. a der. Los titulares de Seguridad Pública, Alfonso Durazo; Luis Crescencio Sandoval, de Sedena; José Rafael Ojeda, de la Marina; Olga Sánchez Cordero, de Segob; Alejandro Encinas, subsecretario de Segob; Luis Rodríguez Bucio, de la Guardia Nacional Foto: Miguel Dimayuga De izq. a der. Los titulares de Seguridad Pública, Alfonso Durazo; Luis Crescencio Sandoval, de Sedena; José Rafael Ojeda, de la Marina; Olga Sánchez Cordero, de Segob; Alejandro Encinas, subsecretario de Segob; Luis Rodríguez Bucio, de la Guardia Nacional Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – En el gobierno del presidente López Obrador no se recurrirá a la violencia para hacer frente a la inseguridad que impera en el país, aseguró su gabinete de seguridad.

En la habitual conferencia matutina, encargados de las dependencias de seguridad reiteraron que se mantendrá la estrategia de inteligencia y de atender las causas que consideran generan alrededor de 32 millones de delitos al año.

Sin embargo, el secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, afirmó que el gobierno no cederá a la tentación “conservadora” del uso de la fuerza pública para resolver los problemas de violencia.

“No vamos a caer en la tentación de la idea conservadora de que la fuerza lo resuelve todo. La fuerza es un recurso legítimo del Estado, pero debe ser invariablemente el último recurso y debe ejercerse también invariablemente en un marco de legalidad. La violencia siempre pierde, así gane la primera batalla”, señaló.

Durazo reiteró el compromiso de que en los primeros tres años de gobierno bajarán los índices de criminalidad en México y se consolidará la estrategia en la segunda mitad del gobierno.

“Nosotros entendemos el reclamo o, mejor dicho, la mano dura como una aplicación estricta de la ley sin concesiones de ningún tipo pero también en el marco de lo que establece la laye sobre el uso de la fuerza pública, la ley es el último recurso tenemos que trabajar como gobierno en una política de seguridad que vaya sólidamente acompañada de un política social responsables de ir generando oportunidades de todo tipo particularmente para los jóvenes que por años estuvieron sin mayores opciones que constituir la reserva del crimen organizado, actuaremos contra toda expresión de ilegalidad”, explicó el sonorense en la conferencia.

Por su parte, el secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, precisó a su vez que tanto de Fuerzas Armadas como la Guardia Nacional buscan bajar los índices de inseguridad sin generar más violencia como se hacía en los gobiernos anteriores.

“Las Fuerzas Armadas también estarán bajo ese esquema tratando de tener la presencia en las áreas conflictivas, en las áreas que no alcanza a cubrir la Guardia Nacional por sus efectivos en la actualidad, ahí estaremos nosotros, pero obviamente y también atendiendo la parte de presencia delincuencial”, dijo.

Por su parte, el almirante José Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina, rechazó que las fuerzas armadas vayan a emplear la violencia.

“Las Fuerzas Armadas emplean las estrategias, emplean el entrenamiento, simple y sencillamente para defenderse de los agresores. Nosotros no somos los violentos. Muchos hablan de que las Fuerzas Armadas son muy violentas, muchos hablan que cuando las Fuerzas Armadas salieron a la calle se recrudeció la violencia. No es cierto, las Fuerzas Armadas respondemos a las agresiones de la delincuencia organizada. Esto es lo que quiero que entiendan, por favor”.

Pidió que los medios de comunicación no difundan los mensajes que dejan los grupos del crimen organizado para que no hagan propaganda a su favor. Incluso dijo que muchos de estos mensajes decían solo mentiras.

Comentarios

José Gil Olmos, reportero desde 1998. Colaboró en el periódico El Nacional y en el diario La Jornada. Desde el 2001 es reportero de la revista Proceso. Es autor de Los Brujos del Poder, La Santa Muerte la virgen de los olvidados, Los reporteros mexicanos en la guerra de Chiapas y Batallas de Michoacán.

Load More