“Derecho de réplica. Hablan los pueblos”: testimonios sobre los megaproyectos

"Derecho de réplica. Hablan los pueblos" se presentará este martes 15 en el Anfiteatro Simón Bolívar del Colegio de San Ildefonso. Foto: desinformemonos.org

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Para dar voz a los pueblos indígenas afectados por la creación del Tren Maya, Corredor Transístmico y el proyecto energético Integral de Morelos (PIM) –impulsados por el gobierno de la Cuarta Transformación–, que no han sido consultados conforme al Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el colectivo Desinformémonos llevó a cabo la investigación etnográfica Derecho de réplica. Hablan los pueblos.

Coordinado por la periodista y activista Gloria Muñoz Ramírez, el estudio recoge en producciones multimedia (video, foto y texto) las expresiones e imágenes de los inconformes con esos proyectos. Parte de un hecho contundente, que se suma a la falta de la consulta marcada por la OIT, pese a que el gobierno ha realizado las llamadas consultas ciudadanas:

“En sus primeros nueves meses en la presidencia de México (del primero de diciembre de 2018 al 1 de septiembre de 2019), el presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció alrededor de 180 conferencias de prensa matutinas, más los discursos en actos públicos y tres informes de gobierno. Las voces de los pueblos indígenas que no están de acuerdo con su programa de desarrollo, que califican sus proyectos como neoliberales y que cuestionan las consultas alejadas del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), no han tenido cabida en esos 21 mil 600 minutos de micrófonos y flashes puestos a disposición de la figura presidencial. Ellos y ellas tampoco tienen lugar en los actos en los que se promueven estos proyectos en los estados afectados, pues el presidente no ha escuchado directamente a ninguna comunidad que se oponga o se mantenga crítica.”

Así lo señala Muñoz Ramírez en la introducción de la investigación global, que derivó en producciones para cada uno de los casos. Para el primero se consultaron a más de 60 comunidades nahuas de Morelos, Puebla y Tlaxcala, que dieron su testimonio y opiniones sobre los proyectos para la termoeléctrica de Huexca, un acueducto y un gasoducto. Aunque ya están prácticamente terminados –destaca– no operan debido a la movilización social y los amparos ganados.

Se realizó el video Un megaproyecto en tierras de Zapata que inicia con el testimonio del luchador social Samir Flores Soberanes, firme opositor al proyecto y defensor del territorio nahua, asesinado el 20 de febrero pasado en el patio de su casa, a unos días de realizarse la consulta ciudadana sobre el PIM.

Asimismo, un fotorreportaje y los textos: Samir Flores, una vida en la lucha; La traición y la consulta; El inicio, así fue como nos dimos cuenta; La termoeléctrica de la discordia; Un gasoducto en las faldas del volcán; Un acueducto contra los campos de Ayala; Mujeres, el movimiento que las sacó de sus casas; La lucha jurídica; y Empresas y gobiernos. Sus palabras y sus acciones.

Entre los testimonios se recoge la voz de la defensora Samantha César, quien advierte del impacto ambiental de los proyectos, pero también de los efectos en la vida campesina, la cultura indígena, los usos y costumbres. Resume Muñoz Ramírez sus palabras:

“Los pueblos indígenas quieren seguir existiendo con sus asambleas como espacios máximos de toma de decisiones, en las que participan mujeres, hombres y jóvenes que discuten temas que los afectan, tales como el agua, las fiestas, los comités de padres de familia y los proyectos comunitarios. En algunas comunidades se mantienen los rituales, principalmente entre las más cercanas al volcán, junto al sentido religioso de las fiestas patronales o del día de muertos, que es una de las fiestas más importantes de todos los pueblos. En la zona del volcán Popocatépetl se conservan la medicina tradicional y los rituales de los tiemperos o graniceros, y en muchas comunidades se preserva el uso de la lengua náhuatl.”

El material sobre el Tren Maya, Su riel, nuestra tierra, incluye el video El tren que no tiene permiso, el fotorreportaje y la recopilación de testimonios por entidades (Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Tabasco y Chiapas, así como el estudio “Impactos sociales y territoriales del Tren Maya. Miradas multidisciplinarias”, auspiciado por la Dirección de Etnología y Antropología Social del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el Departamento de Producción Económica de la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco y Altépetl Desarrollo Comunitario Productivo y Ambiental, A.C (presentado en agosto pasado en el semanario Proceso, en el reportaje “A quién beneficia el Tren Maya”).

Finalmente se dedica también el video En la cintura de México, un fotorreportaje, e investigaciones sobre el proyecto Transístmico, con los textos: Territorio Adolorido, Las culturas bajo asecho, La resistencia. El Istmo es nuestro, Un corredor sobre la cintura de México, Consulta impugnada, Lo que sí queremos y Antecedentes y datos básicos.

Las producciones en video, fotorreportajes y reportajes pueden consultarse en el sitio web hablanlospueblos.org. La coordinación general es de Muñoz Ramírez y participan realizadores y fotógrafos como Miguel Tovar, Ernesto Ramírez, Antonio Turok, Maya Goded, Robín Canul, Víctor Ruiz, Noé Pineda y Julieta Jalom Cruz, entre otros colaboradores.

Y explica Muñoz Ramírez que para la realización de los tres reportajes los equipos de Desinformémonos acudieron a nueve estados de la República, donde recogieron 116 testimonios que representan a 35 organizaciones indígenas y campesinas de 40 comunidades y localidades. Los materiales son de libre descarga.

El proyecto Derecho de réplica. Hablan los pueblos se presentará el martes 15 de octubre, a las 18:00 horas, en el Anfiteatro Simón Bolívar del Colegio de San Ildefonso (Justo Sierra 16, Centro Histórico), en el marco del décimo aniversario del colectivo Desinformémonos

Comentarios

Load More