“108 costuras”, una película sobre la familia, la amistad y el beisbol

José Ángel Bichir, actor. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Conocido por 7 días y 180°, el director mexicano Fernando Kalife llevó a la pantalla 108 costuras, un drama familiar sobre el amor, la amistad, la enfermedad, los sueños y el beisbol.

La película, que se encuentra en la cartelera, fue filmada en Monterrey, Nuevo León, y los estadios Sultanes, Sonora, Saraperos y de los Dodgers.

El actor José Ángel Bichir, quien en la cinta interpreta a Mauricio, menciona en entrevista que leyó el guión y le gustó:

“Hice el casting y me quedé en el largometraje. Entrenamos dos meses y medio beisbol. Fue muy intenso porque este deporte requiere muchas habilidades, no sólo físicas. Es de mucha concentración y el picheo, que es lo que hace mi personaje es muy complejo de realizar. Es todo un movimiento, toda una balanza, varios pasos… Es una danza. Entonces fue muy interesante aprenderlo”.

En la historia, desde pequeños, Mauricio y Reynaldo (Kuno Becker) sueñan con llegar a ser jugadores profesionales de beisbol. Pasan los días jugando e imaginándose en las Grandes Ligas hasta que consiguen entrar en la academia más prestigiosa de México. Los años pasan y gracias a su juego terminan convirtiéndose en el dúo indestructible.

Pero una dura enfermedad golpeará a Reynaldo en el mejor momento de su carrera y la fama, el éxito y los contratos millonarios empezaran a debilitar su amistad.

Se le pregunta a José Ángel Bichir ¿qué significa para él este deporte?, y menciona:

“Ahora coincidió que está de moda, pero a mi me parece el más hermoso de los deportes. Crecí con el beisbol porque mis abuelos, el papá de los Bichir, Alejandro Bichir, y el papá de mi mamá, Armando Pascual, son fans del beisbol, ¡pero en serio! Todavía Alejandro Bichir llega ir a estadios con Demián Bichir en Los Ángeles. De hecho mi abuelo Alejandro jugó también beisbol cuando fue muy chavo, y tenía su uniforme por ahí. Mi abuelo me decía: ‘Debiste ser beisbolista’, y le expresaba que yo quería ser actor, y ahora le digo que ahí está el sueño cumplido”.

–¿Cómo ve que se hable en esta cinta de la solidaridad, la amistad, el respeto al abuelo?

–De pronto en el cine mexicano se repitió el estilo Amores perros, el estilo sórdido, y ahora es la comedia romántica la que llama la atención, pero son modas que surgen. En este caso me importa 108 costuras porque habla de valores y emociones. Se refiere a la familia, la amistad, entonces, creo que hace falta en este país transmitir eso, sin duda alguna. Hace falta levantar el ánimo de la gente porque si se está pensando en lo negativo, entonces, todo lo negativo va a seguir permeando. Retrata a ese México bonito, donde los sueños se cumplen, donde no importa de dónde vengas, hay que pelear por los sueños.

Y recalca:

“Es perfecto el momento en el que sale la película. Es una coincidencia que haya tocado en un inicio de gobierno donde le están dando un poco de realce al beisbol”.

En tanto, David Caro Levy, quien recrea a Reynaldo de joven, menciona a este medio:

“Cuando quedé, después del proceso de casting, me emocioné porque se me hizo un gran guión, y creo que la base del actor siempre es el texto y cada vez que leía una página y otra y otra, me emocionaba. Luego pude conocer más al director porque tuvimos una serie de ensayos, y además hubo entrenamientos de beisbol. Además, me puse a investigar mucho de beisbol. Se me hizo bobito porque es un deporte que es muy familiar, el gusto se pasa de generación en generación”.

Prosigue:

“Me identifiqué un poco con el personaje porque es una persona que hace todo por lograr sus sueños, pero siempre bajo la línea de lo que está bien hecho, a pesar de que tenga obstáculos, tratar de superarlos, y siempre muy echado para adelante”.

El guion lo escribió Gastón y José Esteban Pavlovich, David Baños, Silvia Tejeda, Regina García Solórzano, David Villegas y Kalife.

Al ver la cinta, Caro Levy, reflexiona:

“Que si uno le echa ganas y se trabaja mucho, se puede lograr lo que se sueña o se desea”.

Los productores son Gastón Pavlovich, Rolf Helbig y Carlos Bremer.

Comentarios

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha. Foto: Carlos Enciso.

Load More