Gobierno de AMLO revisa ajustes al T-MEC solicitados por EU

El representante Richard Neal y el subsecretario de Relaciones Exteriores para América del Norte, Jesús Seade. Foto: Twitter @JesusSeade El representante Richard Neal y el subsecretario de Relaciones Exteriores para América del Norte, Jesús Seade. Foto: Twitter @JesusSeade

WASHINGTON (apro).- El gobierno mexicano revisa los “ajustes” al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) propuestos por el gobierno de Donald Trump, con la premisa de rechazar cualquier propuesta que atente contra la soberanía nacional, reveló Jesús Seade, subsecretario de Relaciones Exteriores para América del Norte.

En conferencia de prensa en la embajada de México en la capital estadunidense, Seade dio a conocer detalles de su reunión con Robert Lighthizer, el congresista Richard Neal y asesores de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

“A Lighthizer le expresé el interés de México en acompañarlos en varias de las cosas y en otras (los ajustes) le dije que no. Fue una reunión muy productiva”, aseguró Seade, pero rechazó dar a conocer los ajustes al T-MEC que pide el gobierno de Donald Trump.

“No vamos a negociar con el megáfono… no voy a dar detalles… soy respetuoso de la confidencialidad; no puedo estar desnudando al prójimo”, asentó.

Se le insistió al funcionario del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador que diera a conocer las propuestas a las que Estados Unidos dio una negativa, tomando en cuenta que se trata de intereses del país.

“Lighthizer es quien se opone a reabrir lo que ya está cerrado en el T-MEC. Se están viendo ajustes a lo acordado… hay transparencia total”, reiteró Seade, pero otra vez rechazó dar pormenores de los “ajustes”.

Por encargo directo y personal de López Obrador, el subsecretario de Relaciones Exteriores para América del Norte fue al Congreso federal estadunidense para llevarle a Neal, congresista demócrata por Massachusetts y presidente del Comité de Medios y Arbitrios, una misiva de cinco páginas.

“Como muestra de la voluntad de mi gobierno para la ratificación del T-MEC, he hecho un llamado a los distintos órganos competentes del gobierno de México para la instrumentación de las siguientes tres acciones”, se lee en la carta.

La primera acción del gobierno mexicano es la asignación de un presupuesto para la implementación de la reforma laboral aprobada este año, de 23 mil millones 88 mil 405.80 dólares para el funcionamiento del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, y otros 69 millones 336 mil 589 dólares para la creación de nuevas instituciones laborales.

En segundo término, López Obrador asegura a Neal que se cumplirán en un calendario de tres etapas de un nuevo sistema de justicia laboral, recuperación de la democracia sindical y la negociación colectiva auténtica.

Como tercer punto, subraya, se incrementará en por lo menos 20% el salario mínimo a los trabajadores del país.

“Concluyo señalando que la situación laboral es pieza fundamental en la cuarta transformación por la que atraviesa México y representa una coincidencia esencial con las inquietudes que los congresistas demócratas han expresado frente a la ratificación del T-MEC”, establece el presidente mexicano en la misiva.

En respuesta al mensaje que López Obrador envió con Seade, el poderoso e influyente congresista demócrata puntualizó que el mandatario mexicano cumple con lo que le dijo el pasado martes 8, durante su visita y el encuentro que sostuvieron en la capital mexicana.

“Estoy muy complacido con la buena demostración por parte de México y los detalles que el presidente López Obrador ha compartido sobre los planes mexicanos para la implementación (de la reforma laboral)”, respondió Neal a la misiva.

A los asesores de Pelosi, el subsecretario mexicano explicó a su vez los compromisos que el presidente mexicano está dispuesto a ejecutar por el bien de los mexicanos y el espíritu comercial tripartita.

“Estamos marchando en buena dirección”, subrayó Seade respecto de la expectativa de que el Capitolio ratifique el T-MEC, pese al proceso de juicio político que los demócratas encabezados por Pelosi le siguen al presidente Trump.

El funcionario mexicano nuevamente se aventuró a pronosticar que a finales de octubre o mediados de noviembre, Pelosi dará el sí a los Comités, como el de Medios y Arbitrios, para avanzar en el proceso de ratificación del acuerdo concretado entre las tres naciones norteamericanas.

Por encima de los buenos deseos de Seade, la realidad política en Washington expone a una Pelosi y sus colegas demócratas abocados a llevar a juicio político a Trump, por buscar la injerencia extranjera para manipular a su favor las elecciones del próximo año.

Expertos en materia comercial y analistas políticos en Washington consideran casi imposible que Pelosi permita la aprobación del T-MEC antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre de 2020, ya que eso significaría darle un triunfo político a Trump.

Como lema de campaña para su reelección, el mandatario estadunidense ha prometido a su base electoral reemplazar el TLCAN con el T-MEC.

Es tanto el optimismo de Seade en la ratificación del compromiso comercial por parte del Capitolio, antes de las elecciones, que se atrevió a apostar una cena con un par de corresponsales de medios mexicanos acreditados en Washington.

Carta de AMLO a Richard Neal by Revista Proceso on Scribd

Comentarios

Load More