“No vamos a echar la culpa” a nadie de los resultados de la policía: García Harfuch

Omar García Harfuch, titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México. Foto: Alejandro Saldívar Omar García Harfuch, titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México. Foto: Alejandro Saldívar

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El nuevo secretario de Seguridad Ciudadana (SSC), Omar Hamid García Harfuch, fue tajante al asegurar que no echará la culpa a administraciones pasadas por la inseguridad que “no se ha resuelto” en la capital y que asume la responsabilidad de lo que suceda en la dependencia “para bien o para mal”.

Durante dos horas, el exdirector de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Fiscalía General de la República (FGR) compareció ante el pleno del Congreso de la Ciudad de México. Ahí, los diputados lo arroparon, le desearon éxito y le dieron su voto de confianza para encabezar a la policía capitalina, luego de la renuncia de Jesús Orta el pasado 4 de octubre.

No obstante, los de oposición le exigieron dar resultados pronto y que, ante las dificultades que se puedan presentar durante su gestión, no culpe a sus antecesores, como lo han hecho autoridades del gobierno capitalino y federal.

Con rostro serio, el mismo que lo caracterizó durante toda su presencia en el recinto, contestó:

“No vamos a echar la culpa ni a administraciones pasadas ni a nada. Asumimos nuestra responsabilidad desde el momento en que llegamos a la Secretaría. La responsabilidad de lo que pasa de aquí en adelante es en los asuntos que competan a la Secretaría de Seguridad Ciudadana, por supuesto me corresponden a mí y yo asumo la responsabilidad, no un segundo al mando, no un tercero al mando. Tenga la seguridad que yo me haré responsable de todo lo que suceda en la Secretaría de Seguridad Ciudadana, para bien o para mal”.

Ese fue el momento en que el joven funcionario arrancó aplausos entre los legisladores y los más de diez mandos policiacos que lo acompañaron en su primera aparición ante los representantes populares de los capitalinos.

Los legisladores del PRD y del PAN se lucieron en el reproche del aumento de homicidios, robos, secuestros, violaciones sexuales y demás delitos de alto impacto que el anterior secretario no pudo resolver. También le recordaron los múltiples casos en los que policías han incurrido en delitos y malas actuaciones y las cifras crecientes por la violencia de género.

Incluso, le echaron en cara el fracaso del “Cinturón de Paz” que la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, convocó con burócratas para evitar enfrentamientos en la marcha del pasado 2 de octubre, aun cuando García Harfuch no tuvo participación en el mismo.

Sin importar la ironía de los tiempos en que gobernaron la capital del país, los priistas le exigieron no ordenar “actos represivos, pero sí poner orden” y que se respeten los derechos humanos de los ciudadanos.

Y mientras los representantes de cada fracción parlamentaria hablaban al frente, el funcionario tomaba notas e intentaba no distraerse con las legisladoras que repetidamente se le acercaban sonrientes para saludarlo y pedirle una fotografía o bien, con los comentarios insistentes de Ricardo Ruiz, coordinador de la fracción de Morena.

“Inseguridad no está resuelta”

Lo que sí reconoció el exdirector de la Policía de Investigación (PDI) sobre la Procuraduría General de Justicia capitalina, es que no se puede ocultar que el problema de inseguridad persiste en las calles:

“El problema de inseguridad no está resuelto. No debemos, ni podemos, esconder la realidad. Para transformarla, debemos aceptarla. Solo así podremos responder a la demanda ciudadana y dar pasos firmes en la construcción de una ciudad en paz y segura”, dijo.

Policía de formación, con al menos una década de experiencia en la Policía Federal y la FGR, García Harfuch afirmó: “Sabemos que hay mucho por hacer y que los resultados no se dan por decreto. Nos corresponde a todos, pero en particular a la Secretaría de Seguridad Ciudadana, trabajar todos los días sin descanso para tener la mejor ciudad. La seguridad es cuestión de constancia, determinación y compromiso, pero también de conocimiento en la materia y de técnica policial”.

Y aunque no mencionó ejemplos con nombre y apellido, aclaró

“nosotros no vemos en la Secretaría un puesto político. Tanto su servidor como las personas que trabajan conmigo formamos un equipo de policías de tiempo completo, fuimos forjados como policías, pensamos como policías y estamos muy orgullosos de serlo”.

Luego, lanzó su oferta: “nuestra única aspiración y compromiso con la sociedad es construir la mejor policía de México, la más honesta, la más eficiente y confiable, pero también la que esté mejor equipada para que pueda acompañar a todos los ciudadanos”.

La estrategia

Con apenas dos semanas al frente de la SSC y luego de que los diputados cambiaron la fecha del 10 al 17 de octubre para su asistencia al recinto como parte de la glosa del primer informe de gobierno de Sheinbaum Pardo, más que comparecer, Omar García Harfuch aprovechó para presentar su estrategia de combate a la delincuencia en la capital.

Según explicó, ésta contempla tres ejes fundamentales: el primero es de “acciones concretas” contra el crimen basadas en inteligencia policial, con base en el trabajo coordinado entre la Subsecretaría de Operación Policial y la Subsecretaría de Información e Inteligencia Policial para que la información sea “sistematizada, procesada y explotada operativamente”.

El segundo eje es la “cercanía con los ciudadanos”, ya que reconoció la necesidad esencial de recuperar la confianza de los capitalinos para devolverles la paz y la seguridad en la ciudad.

Mientras que el tercer eje es el “apoyo a los policías” y fue claro: “mi aspiración es que todos encuentren en esta Secretaría un proyecto de vida, con procesos claros y transparentes, y con mejores condiciones para su desempeño”.

Sin embargo, enfatizó en que se fortalecerá el área de Asuntos Internos en coordinación con la PGJ, y aseguró que durante su gestión “no habrá acto meritorio sin reconocimiento, e infracción disciplinaria sin castigo”.

Dentro de dicha estrategia, el jefe de la policía anunció que habrá acciones inmediatas como reforzar el Sistema de Información para que ésta sea “un producto de inteligencia”; atacar “de manera frontal” a los principales generadores de violencia en la ciudad; y garantizar el buen funcionamiento de los órganos de coordinación entre autoridades de la capital.

Un elemento novedoso de la estrategia que mencionó es la modificación del esquema de control policial de las personas preliberadas y de monitoreo para prevenir que vuelvan a delinquir. No obstante, dijo que los detalles serán presentados más adelante.

La intención, añadió, es “cambiar el paradigma del actuar policial, de meramente reactivo a uno proactivo”.

“Plazo para resultados es diario”

Al final de su presentación, García Harfuch fue cuestionado por la prensa sobre las agresiones de ciudadanos a policías y la actuación de estos frente a actos vandálicos.

“Los compañeros policías reaccionarán conforme a la ley y el respeto a los derechos humanos. Por supuesto que de ninguna manera vamos a permitir que un policía sea violentado, pero tampoco vamos a permitir abuso policial, es decir la actuación de la policía tiene que ser de acuerdo a lo ya establecido por la ley”, dijo.

Respecto a las personas encapuchadas que en las marchas causas destrozos, añadió: “Lo que vamos a hacer de aquí en adelante es proteger las marchas, proteger los negocios, proteger a las personas que se encuentran en este tipo de eventos con planeación, con más policías y con capacitación para poder contener cuando haya este tipo de eventos”.

-Su antecesor se dio un plazo de seis meses para bajar la inseguridad y se fue, ¿usted se va a dar un plazo?

-Yo creo que nuestro plazo es diario. El trabajo de la policía es muy medible y tenemos que entregar resultados todos los días. El plazo de cuándo me voy o cuánto tiempo me quedo, no me corresponde a mí.

Comentarios

Load More