Tiburones Rojos reprochan actitud antideportiva de Tigres

Fidel Kuri, exdiputado federal del PRI y actual propietario del equipo Tiburones Rojos dijo que sus jugadores hicieron el ridículo. Foto: @ClubTiburones Fidel Kuri, exdiputado federal del PRI y actual propietario del equipo Tiburones Rojos dijo que sus jugadores hicieron el ridículo. Foto: @ClubTiburones

BOCA DEL RÍO  Ver. (proceso.com.mx).- Los jugadores de Tiburones Rojos se presentaron a la rueda de prensa, casi a la media noche, para reprochar una supuesta actitud antideportiva del equipo Tigres por anotar dos goles durante los “3 minutos de protesta acordados” en el primer duelo de la jornada 14.

Carlos Salcido, exseleccionado nacional y exjugador de Chivas, hoy en Veracruz en vías del retiro aseguró que había un pacto y acuerdo de que ambos conjuntos pararían los primeros tres minutos del encuentro, en solidaridad por el impago de hasta seis meses de salario a empleados y jugadores del club.

Salcido expuso que el conjunto universitario sólo respetó el primer minuto del acuerdo.

En entrevista Ángel Reyna reprochó al francés, Andrés Pierre Gignac y a Chaka Rodríguez haber tirado al arco, en medio de la protesta del arquero Sebastián Jurado y de toda la defensa.

Khazin Richards, de nacionalidad británica y turca, anotador del único gol del Tiburón Rojo aseguró qué hay jugadores de las ligas inferiores y de la femenil que llevan hasta siete meses sin cobrar, en la misma situación se encuentran los refuerzos que llegaron al inicio del torneo.

Entrevistado por David Failtelson para la Cadena ESPN, Fidel Kuri, exdiputado federal del PRI y actual propietario del equipo Tiburones Rojos dijo que sus jugadores hicieron el ridículo al parar la pelota durante los primeros tres minutos.

Fiel a su carácter explosivo aseguró que en esa tesitura hubiera sido mejor que la plantilla no se presentara.

Por separado, el argentino Guido Pizarro, capitán del equipo regiomontano aseguró que ellos le dejaron en claro al equipo jarocho que “el acuerdo” era parar sólo el primer minuto.

“Ellos pidieron tres minutos, luego que cinco. Nosotros dijimos uno, no más y a jugar”, enfatizó.

Pizarro aseguró que entre los mismos jugadores de Tiburones Rojos había desconcierto, pues unos sabían que pararían un minuto, otros tres y otros creían que cinco.

Entre los casi 8 mil aficionados que hubo en el Pirata Fuente la noche del viernes, hubo molestia e irritación por perder de forma tan absurda.

Varios aficionados de Palcos y de Platea Baja comenzaron a salir del inmueble cuando apenas se jugaba el minuto 75 del encuentro.

En la cabecera norte, los grupos de animación, Los Inadaptados, Independientes y La 47 decidieron ya no salir a cantar, ni a tocar instrumentos para el segundo tiempo.

A manera de protesta decidieron quedarse en los pasillos del Pirata Fuente con los tambores y trompetas silenciadas, en inconformidad con el equipo al haberse dejado meter dos goles sin meter las manos.

Comentarios

Load More