El Vaticano acusa a medios ultraconservadores de generar odio

Pobladores indígenas de la Amazonia en El Vaticano. En la imagen aparece una estatuilla como las robadas y lanzadas al río Tíber. Foto: Andrew Medichini/AP Pobladores indígenas de la Amazonia en El Vaticano. En la imagen aparece una estatuilla como las robadas y lanzadas al río Tíber. Foto: Andrew Medichini/AP

ROMA (Apro).- El Vaticano criticó este martes a las plataformas y canales de comunicación sociales afines a católicos ultraconservadores que fomentan el odio, un día después del reivindicado robo de varias estatuillas indígenas que fueron arrojadas al río Tíber.

“En nombre de la tradición y de la doctrina, se destruyó con desprecio una efigie de la maternidad y de la santidad de la vida”, acusó Andrea Tornielli, director editorial del Vaticano y miembro del equipo de comunicación de la institución que lidera el Papa Francisco.

Las obras desaparecidas, que ayer fueron robadas de una iglesia cercana al Vaticano, luego de incendiarias quejas de grupos ultraconservadores, eran “símbolos tradicionales de los pueblos indígenas”, puntualizó.

Representaban “el vínculo con nuestra Madre Tierra, tal como la define San Francisco de Asís en su Cántico de las Criaturas”, añadió Tornielli en un artículo difundido al margen del tenso sínodo de obispos sobre la Amazonia, que desde su inicio suscitó ácidas críticas de los detractores del Papa por los intentos de Francisco de abrir la Iglesia católica a las culturas indígenas.

 

Nuevos iconoclastas

Según el funcionario vaticano, los hombres responsables de la agresión, cuya identidad todavía no ha sido revelada y cuyo gesto fue denunciado a la policía italiana, son “nuevos iconoclastas que pasaron del odio difundido a través de las redes sociales, a la acción”.

Asimismo, abundó, “algunas de las reacciones han sido sorprendentes”. Tornielli calificó tales comportamientos de “violentos e intolerantes”, y citó como ejemplo una página web italiana, la cual consideró que con la agresión “se hizo justicia”. Según los ultraconservadores, de hecho, las obras en cuestión eran objetos “paganos” indignos de ser expuestos en lugares sagrados de los cristianos, una controversia que se agudizó después de que el Papa las usara en un acto en los Jardines Vaticanos.

Con estos pensamientos como punto de partida, Tornielli recordó las palabras del difunto cardenal John Henry Newman, recientemente canonizado y quien en un ensayo de 1878 hizo hincapié en la adopción por parte de la Iglesia de varios elementos del paganismo que fueron integrados con el pasar de los siglos.

“El uso de los templos, incluso de aquellos dedicados a santos especiales, algunas veces decorados con ramas de árboles, incienso, lámparas y velas; el agua bendita, las festividades y las estaciones litúrgicas; el uso de los calendarios, las procesiones, las bendiciones, las vestimentas sacerdotales, el anillo usado en el matrimonio, tal vez también el canto eclesiástico y la (oración) Kyrie Eleison, todos son de origen pagano”, escribió Newman en su ‘Essay on the Development of Christian Doctrine’.

 

Racismo e intolerancia

La nueva condena del Vaticano, que ya el lunes había criticado el acto vandálico, se produjo después de que la Red Eclesial Panamazónica (Repam), que participa en el Sínodo y cuyo presidente es el cardenal brasileño Cláudio Hummes –amigo de Francisco–, denunció haber sido víctima de “violencia” e “intolerancia religiosa”.

“Lamentamos profundamente y a la vez denunciamos que en los últimos días hemos sido víctimas de actos de violencia que reflejan la intolerancia religiosa, el racismo, actitudes vejatorias que sobre todo afectan a los pueblos indígenas y demuestran una negativa para construir nuevos caminos para la renovación de nuestra Iglesia”, comunicó Repam.

En esta línea, la organización se dijo consciente de que esos actos pueden volver a repetirse en el futuro, e incluso ser más agresivos e hirientes.

“No vamos a responder a estas actitudes de violencia, y en fidelidad evangélica reconocemos y respetamos la diversidad en otras expresiones del encuentro con Cristo”, precisó Repam.

 

Fin del sínodo

La tarde del lunes 21 los autores del robo difundieron una nota en páginas web vinculadas a la galaxia ultraconservadora –entre ellos, Life Site–, en la que el gesto fue reivindicado y se anunciaron futuras acciones.

El clima de tensión en El Vaticano creció en los últimos días porque esta semana acaba el sínodo, que está previsto concluya con un documento final de aprobación a algunas propuestas que están siendo discutidas, entre ellas la posibilidad de ordenar hombres ancianos en la Amazonia y medidas para denunciar la desigualdad y los despojos medioambientales en esta región. Algo que ya suscitó críticas del gobierno brasileño de Jair Bolsonaro y de escépticos de la crisis climática.

Comentarios

Load More