Revelan que las personas halladas muertas en un camión en Inglaterra eran chinas

Oficiales de policía asisten a la escena después de que se descubrió que un camión contenía 39 cadáveres, en el sur de Inglaterra. Foto: AP Alastair Grant

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Policía del condado de Essex, Inglaterra, donde el miércoles pasado fue hallado un camión con 39 cadáveres y detenido el conductor del vehículo, informó que todas las víctimas –ocho mujeres y 31 hombres—eran de nacionalidad china.

La Policía dijo este jueves que se trata de la mayor investigación sobre un caso de asesinato que han afrontado y lamentó el suceso que ha causado una gran preocupación y tristeza en Reino Unido.

De las 39 víctimas, se estima que 38 eran adultos y una era una mujer menor de edad.

“Podemos confirmar que ocho de los muertos son mujeres y 31 hombres, y se estima que son todos chinos. Hemos arrestado a un hombre bajo la sospecha de asesinato”, añadieron las fuerzas del orden en un comunicado divulgado hoy.

Los cadáveres fueron hallados la madrugada del miércoles en un contenedor adosado a un tráiler en un polígono industrial de la localidad de Grays, en Essex, donde la policía detuvo al conductor del vehículo, identificado por los medios como Mo Robinson, un norirlandés de 25 años.

Los medios también refieren que el conductor es natural de la localidad de Portadown, Irlanda del Norte, y permanece retenido en una comisaría de Essex.

En tanto, la policía informó del registro de tres propiedades en el condado de Armagh, sur de Irlanda del Norte, relacionados con el caso, mientras que el detenido, cuya identidad no han querido confirmar las autoridades, sigue bajo interrogatorio.

En su comunicado, la policía indicó que cada cuerpo deberá ser sometido a una autopsia, a fin de establecer las causas de la muerte y poder identificar a los fallecidos.

“Esta será una operación importante y, en este momento, no podemos estimar cuánto tiempo llevará”, precisó.

El contenedor llegó la madrugada del miércoles a la localidad de Purfleet, a orillas del río Támesis, en un transbordador procedente de la localidad belga de Zeebrugge, donde las autoridades ya iniciaron una investigación.

Por su parte, la Agencia Nacional del Crimen británica informó que trabaja para identificar a “grupos criminales organizados que pudieron haber participado” en el hecho.

Según datos de la Policía británica, la cabina del camión procede de Irlanda del Norte y recogió el tráiler con el contenedor frigorífico en Purfleet.

Con información de EFE

 

Comentarios

Load More