Colima reduce sus ingresos en casi 2 mil 200 millones de pesos

Carlos Arturo Noriega García, secretario de Finanzas de Colima. Foto: Twitter @congresocolima Carlos Arturo Noriega García, secretario de Finanzas de Colima. Foto: Twitter @congresocolima

COLIMA, Col. (apro).- La “situación crítica” del país, derivada del complejo entorno económico y la baja recaudación federal, ha generado fuertes presiones financieras al estado, advirtió el titular de la Secretaría de Planeación y Finanzas (Seplafin), Carlos Arturo Noriega García.

En su comparecencia ante el Congreso del Estado, dentro de la glosa del cuarto informe de Gobierno, el funcionario estatal refirió que durante el presente año se generó una reducción de 2 mil 197 millones de pesos por concepto de ingresos de libre disposición y transferencias federales etiquetadas.

Como consecuencia de lo anterior, dijo, no se está avanzando en los rubros de educación, proyectos de desarrollo regional, obra pública, pensiones para adultos y jornaleros agrícolas, turismo, infraestructura carretera, espacios públicos y mejoramiento de vivienda, puesto que se está cerrando con un descenso real del menos 15.6% en los ingresos presupuestados.

A pesar de esta situación, comentó Noriega García, “se ha logrado disminuir la deuda y potenciar las acciones de gobierno en beneficio de los colimenses”, y precisó que el saldo de la deuda pública directa al mes de septiembre de este año, es de 2 mil 696.9 millones de pesos, de una deuda heredada por 2 mil 805 millones de pesos, lo que representa 108.1 millones de pesos menos que al inicio del gobierno.

Aseguró que sólo ha tenido un endeudamiento neto en el periodo por deuda directa de largo plazo por 149.7 millones de pesos, pero dicho crédito cumple la función esencial de invertir en el fortalecimiento de la infraestructura, condición siempre necesaria para el desarrollo de los colimenses en el mediano y largo plazo.

Ante las críticas de lo que han llamado un manejo excesivo de la deuda de corto plazo, el funcionario estatal respondió que dicha deuda pasó de 908 millones de pesos al cierre del mes de diciembre de 2018, a 774.2 millones de pesos al cierre del mes de septiembre de 2019, lo que representa un abatimiento del 14.7% en términos reales y mantiene a Colima en un nivel menor de aplacamiento de deuda bancaria de corto plazo, pues en 2015 representaba el 22.7% de los ingresos de libre disposición, al cierre de septiembre de 2019, el nivel de apalancamiento representó solo el 13.5% de los ingresos de libre disposición.

Carlos Arturo Noriega argumentó que año con año las calificaciones crediticias de Colima han mejorado, hecho que afianza una percepción positiva ante inversionistas nacionales y extranjeros, y permite contar con mejores condiciones y un menor costo financiero de los créditos vigentes, lo que permite, a su vez, acceder a más y mejores esquemas de financiamiento.

Sin embargo, según las cuentas de los diputados, la deuda oficial del Gobierno del Estado de Colima asciende a más de 3 mil millones de pesos, integrada por los rubros de deuda directa, indirecta y adeudos de ejercicios anteriores.

En respuesta al comparativo realizado con el funcionario sobre el monto actual de la deuda con el de hace cuatro años que se inició la administración, los legisladores la compararon con la del año pasado al señalar que en el informe anterior el monto era de 2 mil 934 millones de pesos, por lo que de ese al informe actual, la deuda reportada se incrementó en 129.1 millones de pesos más.

La diputada de Movimiento Ciudadano, Remedios Olivera Orozco, cuestionó a Carlos Noriega sobre el ejercicio, los montos destinados del crédito aprobado por la Legislatura pasada por un monto de 410 millones de pesos y pidió una explicación sobre los rubros que adeuda el Estado y los futuros plazos para culminar con la misma.

El diputado panista Francisco Rodríguez García expresó que no existe una estabilidad en las finanzas locales pues dijo que a pesar de que el barco parecía levantarse, ahora se hunde más, agregó que de poco le sirve presumir reportes de las calificadoras ya que se deben presentar el diagnóstico sin maquillaje.

El diputado priista Rogelio Rueda Sánchez reconoció en Carlos Noriega a un servidor público leal a su jefe, con sentido de equipo y profesional, pero hizo énfasis en que las afectaciones por menos participaciones federales, que golpean al Estado de Colima y sus municipios, no justifican el reto mantener las finanzas sanas.

A su vez, el diputado morenista Vladimir Parra Barragán ponderó la necesidad de una transformación a fondo en la vida pública y política de Colima y le pidió a Noriega un cambio de rumbo y estrategia, pues en el periodo que se informa 15 mil personas pasaron a pobreza extrema, creció en 22 mil 600 la población que carece de seguridad social y en dos años creció en 2 mil 300 las personas que viven en casas sin drenaje.

Comentarios

Load More