…Y a Bryan Herrera lo vetan de competencias internacionales

Bryan Herrera. Injusticia. Foto: Especial

Bryan Herrera Chanona es un caso más de maltrato en la Federación Mexicana de Taekwondo. En entrevista con Proceso, este atleta de alto rendimiento cuenta que ha pagado de su bolsa viajes, hospedajes, alimentos e inscripciones a competencias internacionales. Sin embargo, de último minuto, los federativos de su disciplina intervienen de manera súbita para impedirle su participación. La situación que vive en México lo ha hecho pensar en representar a otro país.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Bryan Herrera Chanona, medallista mundial de poomsae freestyle y exseleccionado nacional, enfrenta un nuevo problema en su carrera deportiva.

En el centro de esta controversia aparecen los presidentes de la Federación Mexicana de Taekwondo (FMTKD) y de la Asociación Chiapaneca de esta disciplina, Raymundo González y Williams Enrique de León, respectivamente, a quienes el deportista responsabiliza del incesante bloqueo que padece.

Uno de los mejores exponentes de este deporte, Herrera Chanona denuncia que por órdenes de la FMTKD se le negó su participación en el 2019 Canada Open, en Montreal, y en el WT President’s Cup- Pan America Region, en Las Vegas, a principios del presente mes, pese a contar con las autorizaciones previas de cada comité organizador.

Ahora, el atleta exige a su federación la reparación de los daños económicos que fueron ocasionados por sus infructuosos viajes a Canadá y a Estados Unidos. El monto supera poco más de los 20 mil pesos.

Herrera también acusa que los dirigentes del taekwondo le dieron un “trato discriminatorio” y “doloso”. Por tal motivo, adelanta que tiene la intención de representar a otro país, que podría ser Canadá o a una nación centroamericana.

En mayo de 2019 el taekwondoín entregó personalmente al gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas, un escrito en el que denuncia el asedio en su contra, cometido por el titular de la Asociación Chiapaneca de Taekwondo, Williams Enrique de León.

“Este señor es el autor principal de los bloqueos a mi carrera deportiva”, asegura Bryan Herrera en entrevista con Proceso.  “Al gobernador le expliqué personalmente –mi caso– en el acto de la develación de las placas de los ganadores del Premio Estatal del Deporte”.

Sin embargo, no hubo respuesta del mandatario estatal ni del Instituto del Deporte del estado de Chiapas, que dirige Tania Valeria Robles, y mucho menos de la directora de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Ana Gabriela Guevara.

Tania Valeria conoce la situación del taekwondoín desde el 9 de abril último, cuando le envió un documento con el asunto: “Denuncia por destrucción de la carrera deportiva de un joven atleta brillante por conflictos de poder, por lo cual requerimos su intervención”.

El oficio fue enviado con copia al presidente Andrés Manuel López Obrador; al titular de la Secretaría de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán; a la directora de la Conade; al presidente del COM, Carlos Padilla, y al mismo gobernador.

A principios de octubre, Herrera preparó el viaje en solitario con destino a Montreal, convencido de que tomaría parte en el tradicional Canada Open, en el cual intentaba refrendar el título que ganó un año antes.

A este deportista chiapaneco, que no tiene entrenador ni cuenta con el apoyo económico de las autoridades deportivas, no le importó cubrir sus gastos y el pago de la ficha de inscripción a la justa.

De hecho, el comité organizador del torneo le confirmó con 51 días de anticipación que su registro había sido aprobado “exitosamente”.

Con esa certeza, Bryan alistó el viaje, pero el 2 de octubre, a punto de subir al avión en la Ciudad de México con destino a Canadá, recibió inesperadamente un oficio de la Asociación Chiapaneca de Taekwondo, girado por la representante jurídica de la FMTKD, Sadara Montenegro González.

En dicha nota, la Federación Mexicana de Taekwondo le advierte: “Ningún deportista puede competir o tomar parte en eventos o competencias que se realizan en otro país sin previa autorización de la federación, quien (sic) es la única autorizada para dar el consentimiento respectivo, siempre que el interesado cubra los requisitos que la federación establezca (…)

“Sin embargo, usted ha incumplido esas disposiciones y el procedimiento respectivo, lo que constituye un impedimento para que pueda participar en los eventos WT President’s Cup-Pan America Region y 2019 Canada Open, en freestyle poomsae individual, división masculino, por lo que resulta procedente su baja conforme a la regulación del deporte federado”. Firma, Sadara Montenegro.

En 2016 esta abogada fue señalada por la estrecha cercanía que mantuvo con el entonces presidente del pleno de la Comisión de Apelación y Arbitraje del Deporte (CAAD), David Hernández. Ambos, egresados de la Escuela Libre de Derecho, se vieron beneficiados como asesores de varias federaciones deportivas nacionales (Proceso 2085). Tras ser evidenciado, Hernández renunció al cargo en febrero de 2017.

Denuncia en redes sociales

La CAAD es el máximo tribunal de impartición de justicia deportiva en el país, pero está acéfala desde abril último. Por ello, los atletas están indefensos ante las irregularidades como las que padece Herrera Chanona.

Pese a la prohibición de la FMTKD, Bryan continuó con el itinerario para afrontar personalmente la situación con el comité organizador, toda vez que los gastos ya los había cubierto. Pero los responsables de la competencia no sólo le impidieron su concurso en el torneo, sino que se rehusaron a reintegrarle los 119.73 dólares depositados por el atleta para su inscripción.

Tras la negativa, Bryan, quien practica el taekwondo desde los nueve años, utilizó su cuenta de Facebook para publicar el viernes 4 los detalles de cómo le impidieron tomar parte en la justa. Para tal ocasión, acompañó el texto con un emoji desanimado y la leyenda: “Bryan Herrera Chanona se siente triste en Montreal, Canadá”:

“(…) Amado México, contamos con una federación que pisotea, discrimina y que en vez de proteger a los atletas los ataca con fundamentos huecos. Les comunico que a última hora me cancelaron la participación del 2019 Canada Open.”

En su post, el taekwondoín explica que nadie le emitió una advertencia, “y no debería haberla pues son eventos abiertos de libre participación. De ser restringidas, el sistema simplemente no te permite el registro. Incluso, previamente la Unión Panamericana de Taekwondo y el comité organizador de los eventos me brindaron amablemente su ayuda para que mi VISA fuera aprobada”.

Agrega: “Cómo es posible que un día antes de la competencia, a la una de la mañana, recibí un mensaje de la Asociación Chiapaneca emitido por el departamento jurídico de la federación, en el cual me avisaba que mis competencias estaban canceladas (…)”.

La publicación llamó la atención del presidente de la Comisión de Juventud y Deporte de la Cámara de Diputados, Ernesto Vargas Contreras, quien hizo eco de las denuncias del atleta con el siguiente mensaje publicado en su cuenta de Twitter: “Los logros de los deportistas son para hacer monumentos, son pueblo uniformado, el esfuerzo que realizan vale el triple por la cantidad de obstáculos que su propio país les pone. Raymundo. ¿En dónde queda la dignidad de un deportista cuando le prohíbes competir?”.

Incoherencia

Para Bryan Herrera, el argumento de su federación es de absoluta contradicción: “Entonces, ¿Cómo fue posible que el año pasado participé en este mismo evento si no seguí ningún procedimiento y me registré de la misma manera?

“Pondrán mil pretextos, pero no hay excusas para justificar este acto discriminatorio que, con todo el dolo, esperaron hasta el último momento basándose en una normativa que sólo busca la manera de generar un perjuicio personal a manera de capricho, en el que el presidente de la asociación chiapaneca y el profesor Raymundo González tenían conocimiento de mis registros a estos eventos desde agosto, por medio del sistema.”

El sábado 5, al día siguiente en el que debió participar en el Abierto de Canadá, el deportista giró un oficio al presidente de su federación, Raymundo González, en el cual le expone que recibió el comunicado de sus bajas en las competencias en el Global Members System (GMS).

“Siempre he estado de acuerdo que seguir los procedimientos y normativas deben ser una obligación para todo individuo agremiado a cualquier institución. De lo contrario, la administración sería un desastre.

“Sin embargo, esos procedimientos que usted menciona en ningún momento, ni durante los 10 años en los que he estado afiliado a la federación como atleta o como exseleccionado nacional, jamás me fue dado a conocer con antelación o al momento de obtener la credencial del Registro Único Federado (RUF).”

Continúa: “Es necesario expresarle mi confusión porque si la misma federación a la que usted representa exige apegarse a la normatividad que la rige, me permito indicar que la fecha en que he recibido su comunicado contradice sus normas y al artículo 10 de sus estatutos, donde establece que las normas deben ser congruentes, toda vez que mis inscripciones fueron registradas en el sistema desde el 12 de agosto de 2019 y su comunicado me lo hizo llegar el 2 de octubre del mismo año, unos minutos antes del vuelo a Canadá, dejando pasar 51 días desde la fecha de su registro.

“Su accionar se percibe con toda discriminación y mala fe, contraviniendo al artículo 105 del Reglamento Estatuto de la FMTKD y el artículo 5 de sus propios estatutos.”

Altercado en Costa Rica

La historia de Bryan Herrera Chanona y los dirigentes de su deporte es un caso recurrente. En septiembre de 2017, Proceso (2133) documentó el primero de los bloqueos al taekwondoín. El hecho ocurrió con motivo del Costa Rica Open, cuando la FMTKD dejó a su suerte al competidor chiapaneco, negándole el aval para competir en el torneo, efectuado del 1 al 3 de dicho mes en San José, donde el deportista conquistó un par de preseas de oro luego de recibir la autorización del comité organizador.

Lo anterior fue posible porque en agosto de ese año, el presidente de la Unión Panamericana de Taekwondo (PATU), Ji Ho Choi, turnó un oficio a su homólogo de la FMTKD, con el propósito de que autorizara la participación de todos los atletas interesados en el torneo. Incluso, le advirtió que de rehusarse, deberá atenerse a las demandas que provengan de los atletas nacionales, por los gastos ocasionados en su traslado a San José, Costa Rica.

Pero todo cambió dos años después en el Abierto de Canadá. Convencido de su experiencia en el torneo de Costa Rica, Bryan Herrera se dirigió de nueva cuenta a Ho Choi, sólo que esta vez fue distinta la respuesta del máximo dirigente del taekwondo en el continente.

Cuando le planteó la situación, Choi le dijo que deberá resolverlo directamente con la federación porque es la que bloqueó su participación y que no estaba en sus manos resolverlo.

“Todo eso se me hace muy raro porque a final de cuentas es la máxima organización. Se le entiende, pero él también me había ayudado en ese sentido para participar en estos eventos”, expone Bryan. Agrega que fue el mismo organismo panamericano el que le envió la carta invitación. “Con eso pude solicitar mi VISA”.

El diputado Ernesto Vargas le prometió realizar las investigaciones necesarias con su abogado. “Nada más estoy a la espera de que él me diga la acción a emprender, pero considero que habrá una demanda para que la federación me recupere mis gastos al avisarme a destiempo. Me apegué a la convocatoria del Canada Open, y la federación tiene su responsabilidad por haber bloqueado mi participación de manera extemporánea. Ese es mi reclamo”.

El lunes 7, por falta de recursos, Bryan durmió en una de las salas del aeropuerto de Montreal, en vísperas de su siguiente peregrinar: el torneo de Las Vegas, Nevada.

Load More