Defensa de Rosario Robles pide la recusación de juez por “agresivo, grosero y parcial”

Julio Hernández Barros, uno de los abogados de Rosario Robles. Foto: Alejandro Saldívar Julio Hernández Barros, uno de los abogados de Rosario Robles. Foto: Alejandro Saldívar

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Los abogados Julio Hernández Barros y Epigmenio Valdez Mendieta, quienes representan a Rosario Robles Berlanga en el proceso que la mantiene recluida en el penal de Santa Martha Acatitla, solicitaron al Consejo de la Judicatura Federal (CJF) la recusación del juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, a quien acusan de “estar legalmente impedido” de seguir conociendo del caso de su defendida.

El equipo de abogados de Rosario Robles afirma que, dado el comportamiento de Delgadillo Padierna, sobrino de la senadora Dolores Padierna, “está legalmente impedido para seguir conociendo de la tramitación de la causa penal 314/2019, en términos de los artículos 36 y 37, fracción VII, del Código Nacional de Procedimientos Penales”, señalaron.

En un comunicado difundido la tarde de este viernes, Hernández Barros y Valdez Mendieta acusaron a Delgadillo Padierna de que su actuación ante el caso “no ha sido imparcial, ha sido ilegal y con ánimo de animadversión en perjuicio de la exsecretaria de Estado y sus abogados”.

“No ha sido digno de la alta investidura que porta, ni acorde con los parámetros constitucionales, convencionales y legales que rigen la actuación judicial”, se quejaron los abogados, luego de la ríspida audiencia que celebró el juez de control con la imputada y su defensa el pasado martes 23 de octubre, y en la que el juez determinó mantener las medidas cautelares a la imputada.

La defensa de Robles Berlanga recordó que el pasado 21 de octubre, el magistrado Ricardo Paredes Calderón, titular del Quinto Tribunal Unitario en materia penal, ordenó reponer su procedimiento a quien fuera titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) en la pasada administración federal.

La audiencia se llevó a cabo el 23 de octubre y, “pese a los ordenamientos del magistrado Paredes Calderón”, Delgadillo Padierna “determinó de manera incorrecta reiterar la medida cautelar excepcional de prisión preventiva”, expusieron los abogados, quienes mostraron la caratula de la queja ante el CJF.

Ante la acusación del juez de que la defensa de Robles ha “mentido reiterada y de manera deliberada”, los abogados añadieron:

“No ha sido digno de la alta investidura que porta, ni acorde con los parámetros constitucionales convencionales y legales que rigen la actuación judicial; en razón de que durante el desarrollo de esa breve audiencia –al igual que en las anteriores– ha evidenciado un comportamiento agresivo, grosero y parcial en contra de la imputada y su equipo de letrados”.

“Lo anterior es contrario a los deberes de imparcialidad y objetividad que deben regir el comportamiento de toda autoridad judicial. Se estima además que éstos, sólo evidencian la animadversión y encono que ha desarrollado en contra de la parte procesal que representamos”, finalizaron.

Load More