“¡Vida sí, aborto no!”, claman manifestantes en la CDMX

“México no quiere ni merece el aborto”, manifestó la vocera del FNF. Foto: Ixtlixóchitl López “México no quiere ni merece el aborto”, manifestó la vocera del FNF. Foto: Ixtlixóchitl López

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Con arreglos florales, cruces y rosarios, organizaciones Provida marcharon este sábado del Hemiciclo a Juárez a Palacio Nacional para exigir al presidente Andrés Manuel López Obrador que se pronuncie públicamente en contra de la legalización del aborto.

Poco después de las 10:30, el contingente conformado por alrededor de 300 personas, entre familias completas, jóvenes, ancianos y grupos religiosos comenzó a desfilar por la avenida Juárez al grito de “¡Vida sí, aborto no! ” y “¡Tú mamá dijo sí, por eso estás aquí”.

Como en procesión, los manifestantes levantaban crucifijos e imágenes de la Virgen de Guadalupe que se mezclaban con el azul de los pañuelos, mientras varios grupos rezaban el rosario tomados de la mano.

“No queremos aborto en México” se leía en la manta que encabezaba la protesta y escoltada con los imágenes de la Secretaría de gobernación, Olga Sánchez Cordero, así como el de la diputada morenista, Lorena Villavicencio, quienes se han pronunciado en repetidas ocasiones a favor de la despenalización del aborto a nivel federal.

Además, los inconformes cargaban flores de cempasúchil y coronas florales con cintas moradas en los que escribieron los nombres de los “legisladores abortistas”, a quienes calificaron de traidores, al tiempo que les gritaban: “¡Nosotros ponemos las flores y ustedes a los muertos!” y “¡Con aborto no te voto!”.

“Legal o ilegal el aborto mata igual” y “Reza por el fin del aborto”, se leía en las cartulinas blancas y azules que al margen portaban la leyenda “40 días por la vida”, en alusión a la organización religiosa Provida.

Entre el contingente resaltaba la presencia de sacerdotes y monjas, así como la de algunos niños que pedían “No sigas ideologías, sigue el camino de la vida” en las cartulinas dibujadas por ellos mismos.

El reclamó a las feministas también se hizo visibles en las pancartas con las leyendas “Una feminista lucha por los derechos de todas las mujeres, incluso las no nacidas” y “En lugar de ponerte un pañuelo verde, ponte uno rojo por asesina”.

“No somos uno no somos cien, señor presidente cuéntenos bien, fue una de las consignas. Foto: Ixtlixóchitl López
“No somos uno no somos cien, señor presidente cuéntenos bien, fue una de las consignas. Foto: Ixtlixóchitl López

Al llegar a la plancha del zócalo, el grupo de manifestantes lanzó “No somos uno no somos cien, señor presidente cuéntenos bien” y después de colocarse al frente del Palacio Nacional, Fabiola Tepox Garcilazo de la Vega, vocera del Frente Nacional por la Familia (FNF) en Puebla leyó un mensaje en “rechazo a la cultura de la muerte”.

En él, la vocera del FNF advirtió que la paz y la tranquilidad en el país no será posible si no se respeta la vida humana de los más desprotegidos que, aseguró, son los niños por nacer y acusó a por lo menos 49 diputados y senadores, de querer manchar de sangre la legislatura con sus iniciativas para legalizar el aborto, como parte de su agenda para atender demandas de grupos extremistas.

“México no quiere ni merece el aborto”, manifestó y luego hizo un pase de lista con los nombres de los “legisladores abortistas”. Luego de cada nombre, los manifestantes respondían enfurecidos “¡Asesino!”, pero a la mitad de la lista la consigna fue sustituida por “Déjalos nacer”.

Al terminar el acto, los provida entonaron el himno nacional, colocaron los arreglos florales y religiosos en una de las puertas del recinto presidencial y finalizaron rezando un rosario por la vida.

Comentarios

Load More