La Cámara de Representantes alista el inicio del proceso formal de juicio contra Donald Trump

El presidente Donald Trump y su esposa, Melania, durante la celebración del Halloween en la Casa Blanca. Foto: Alex Brandon/AP El presidente Donald Trump y su esposa, Melania, durante la celebración del Halloween en la Casa Blanca. Foto: Alex Brandon/AP

WASHINGTON (apro).- La Cámara de Representantes del Congreso federal de Estados Unidos anunció que el próximo jueves 31 someterá a votación del pleno la primera resolución con la que iniciará la formalización del proceso de juicio al presidente Donald Trump.

“Esta resolución establece el procedimiento para audiencias abiertas a los estadunidenses, autoriza la develación de la transcripción de testimonios, subraya el procedimiento para la transferencia de evidencias al Comité Judicial para ponderar artículos potenciales (cargos judiciales) para un juicio, y define los pasos del debido proceso para el presidente y su asesor (abogado)”, informó Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes y líder de la mayoría demócrata, en una misiva que envió a todos sus colegas en el Congreso federal.

La resolución que será considerada por el pleno –conformado por los 435 legisladores– no es para determinar los cargos judiciales y tampoco para decidir si se debe o no enjuiciar a Trump por algún delito, como el de traición a la patria que Pelosi planea imputarle.

El pasado miércoles 2, la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes anunció el inicio de una investigación a Trump, por lo que ha realizado audiencias a puerta cerrada con la participación de algunos funcionarios del gobierno estadunidense y diplomáticos de carrera, hecho que ha sido criticado por el presidente y los republicanos del Capitolio.

La investigación legislativa se concentra en determinar si Trump es culpable de traición a la patria por su presunta exigencia al gobierno de Ucrania de investigar por corrupción al exvicepresidente Joe Biden y uno de sus hijos, con el fin de favorecer la reelección del mandatario.

Semanas atrás la Casa Blanca dio a conocer la transcripción de una llamada telefónica que el pasado 25 de julio hizo Trump a su homólogo ucraniano, Volodymyr Selensky, donde el ocupante de la Casa Blanca habla del caso del exvicepresidente y su hijo Hunter.

Con los testimonios a puerta cerrada de los exfuncionarios y diplomáticos encargados de la relación con Ucrania se sabe que el pedido de Trump a Selensky tenía una condicionante: que si no lo hacía, Estados Unidos le cancelaría una paquete de apoyo militar por aproximadamente 400 millones de dólares.

Ante las evidencias, Trump ha aceptado que sí ordenó congelar el paquete de apoyo militar a Ucrania para que se defendiera de Rusia, pero no por un “quid pro quo” (me das y te doy), en referencia a la presunta condición de investigar a los Biden.

El mandatario insiste en que Hunter, quien trabajó como ejecutivo de una empresa de gas ucraniana, estaba involucrado en una red de corrupción, y que su padre, siendo vicepresidente, amenazó al gobierno de Ucrania con suspenderle miles de millones de dólares en asistencia económica si realizaba la pesquisa.

Tanto el hijo del vicepresidente como su padre nunca han sido acusados de corrupción en Ucrania y no hay una sola denuncia respecto a la amenaza de que bajo la presidencia de Barack Obama se hablara de congelar ayuda.

Uno de los presuntos involucrados en obligar a Ucrania a investigar a los Biden es Rudy Giuliani, exalcalde de Nueva York y abogado personal del presidente.

Otra de las supuestas exigencias de Trump a Ucrania era que iniciara una investigación en el sentido de que su país, no Rusia, intentó manipular los comicios presidenciales de Estados Unidos en 2016.

Y es que, según diversas encuestas sobre la tendencia electoral, Biden –uno de los más de 20 aspirantes a la nominación presidencial del partido demócrata– derrotaría con facilidad a Trump en los comicios presidenciales del 3 de noviembre de 2020.

La resolución que se votará el jueves 31 en el pleno de la Cámara de Representantes será formalmente presentada mañana por Jim McGovern, legislador demócrata por Massachusetts y presidente del Comité de Reglas y Procedimientos.

Previo al voto del jueves, el Comité presidido por McGovern tendrá que aprobar la resolución en una sesión programada para el miércoles 30.

“Estamos tomando estos pasos para eliminar cualquier duda sobre si el gobierno de Trump se ha negado a proveer documentos, prohibir el testimonio de testigos, desdeñar los citatorios legislativos o continuar obstruyendo el trabajo de la Cámara de Representantes”, puntualizó Pelosi en la misiva entregada a sus 434 colegas.

Pero como los demócratas poseen la mayoría representativa en la Cámara de Representantes, la votación del miércoles en el Comité y la del jueves en el pleno son consideradas como mero trámite, ya que serán aprobadas.

Comentarios

Load More