Exdirectivo de Querétaro revela que cesó a Matosas en 2011 por hacer negocios con jugadores

ustavo Matosas, entrenador. Foto: Benjamin Flores ustavo Matosas, entrenador. Foto: Benjamin Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – El croata Zlatko Petricevic, ex directivo del club Gallos Blancos de Querétaro, reveló que cesó a Gustavo Matosas como director técnico de los emplumados en 2011 porque descubrió que “hacía negocios” en la contratación de jugadores.

En entrevista con el portal Medio Tiempo, Petricevic habló a propósito del despido de Matosas del Atlético San Luis luego de que se difundió un audio en el que se escucha al argentino ponerse de acuerdo con el representante Fernando Pavón para llevarse una tajada de dinero por la contratación de Matías Britos con el León en 2012.

Después de haber dirigido a Gallos durante 17 partidos en el Torneo Clausura 2011 y otros cinco en el Apertura 2011, Matosas fue despedido cuando el directivo croata descubrió que estaba haciendo negocios en la compra de jugadores junto con otro directivo, Antonio Rico.

“Medio mundo me quiso comer cuando despedí a Matosas de Querétaro, hasta me dijeron que estaba loco. No podía llegar con ustedes (la prensa) y decir que corrí a Matosas porque me estaba comprando jugadores, porque estaba haciendo negocios con Toño Rico, que subía los precios de jugadores, vendía jugadores que valían 300 mil dólares a tres millones de dólares”, dijo Petricevic.

Petricevic detalló que para el Apertura 2011 el Querétaro contrató 19 nuevos jugadores, entre ellos Adolfo “El Bofo” Bautista. Todos fueron avalados por Matosas. El croata descubrió que había un moche para el entrenador.

“Quería todavía dos jugadores (más). Me enteré que ya estaba cobrando (por) unos jugadores y que se paga una cuota por jugador que no eran para el primer equipo, que eran para banca o (para) la segunda (división) y las familias pagaban dinero (para que los contrataran). Uno de ellos fue un mediocampista de nombre Diego García”, dijo.

Petricevic añadió que el representante Fernando Pavón le ofreció un reloj de la marca Rolex para que no lo sacara de las instalaciones del club y que cuando así lo hizo Matosas le fue a “llorar” que no lo hiciera.

“Cuando yo corría Pavón de mi oficina, la primera persona que me estaba llorando (fue Matosas). No corras a mi amigo del club. Corriste todo lo que yo construí y ahora corres a Pavón’.

“Le dije: ‘no soy muy aficionado a los relojes, pero tengo 20 relojes. Si necesito uno lo uso, pero el tuyo no lo ocupo y a partir de este momento estás fuera de mi oficina. Si te veo, te deporto de México. Te llevo a Comitán en la frontera con Guatemala”, puntualizó el croata.

Load More