Enrique Alfaro y alcalde de Zapopan chocan por el uso de la Villa Panamericana

GUADALAJARA, Jal. (apro). – Luego de que desarrolladores llegaron a un acuerdo con ambientalistas para que se desistieran de los juicios que impedían la habitabilidad de la Villa Panamericana, se dio un enfrentamiento de declaraciones entre el presidente municipal de Zapopan, Pablo Lemus, y el gobernador, Enrique Alfaro.

Mientras que el alcalde zapopano se mantiene en su postura de que durante su administración no se otorgarán permisos de habitabilidad para el complejo inmobiliario, el mandatario estatal aseveró que la Villa Panamericana tiene dicho requisito desde hace muchos años.

“Nadie está pidiéndole al presidente de Zapopan que cambié usos de suelo, que dé permisos que no debe de dar, las Villas Panamericanas tienen desde hace muchos años todos los permisos”, afirmó Enrique Alfaro.

Apuntó que “nosotros no vamos a seguir polemizando con el presidente municipal de Zapopan, él puede fijar su postura, lo único que tenemos que entender es que ya estuvo bueno de estar diciendo las cosas con verdades a medias”.

Incluso el gobernador anunció que esta semana se firmará el convenio de compra-venta del inmueble.

“Los términos en general son los mismos, se hicieron algunos ajustes, para que hubiera una posición mucho más sólida para Pensiones del Estado, pero presentaremos esta semana ya el contenido de ese convenio. Lo que quiero simplemente aclarar es que el asunto por parte del gobierno del Estado está ya terminado”, mencionó Alfaro.

Sospecha de acuerdo oscuro

Para Pablo Lemus es sospechoso que los ambientalistas y el gobierno estatal junto con la inmobiliaria llegaran a un acuerdo de retirar los recursos legales que impedían la habitabilidad y venta de departamentos del complejo.

“Resulta por demás sospecha la actitud ante estas dos asociaciones civiles supuestamente en defensa del medio ambiente y que tenían suspensiones desde hace muchos años para evitar la venta y comercialización de la Villa Panamericana, pero parece ser que le llegaron al precio, de la noche a la mañana se presentan desistimientos por parte del desarrollador que había dicho que estas organizaciones de estas personas le habían pedido muchos millones de pesos por quitar estas suspensiones”, dijo.

El presidente municipal recalcó que, para obtener los permisos de habitabilidad, la inmobiliaria requiere invertir alrededor de 400 millones de pesos para construir su línea de drenaje, conectarse al Sistema de Agua Potable y Alcantarillado, (Siapa), y dar un área de cesión al municipio de 53 mil metros cuadrados.

“Estaríamos hablando de alrededor de 400 millones de pesos de inversiones adicionales, es decir el ayuntamiento no está en posibilidad jurídica reglamentaria de otorgar la habitabilidad en materia de vivienda. Si el socio desarrollador quiere comprar la villa bajo su propio riesgo como marca la renovación del contrato antes del último de noviembre es su problema, pero que se sepa desde ahora porque no se cumplen los requisitos del plan parcial y de los reglamentos de Zapopan”, advirtió.

Pablo Lemus considera que los desarrolladores, insistirán ante los tribunales que se les entreguen los permisos, y que un juez podría obligarlo a ello. Sin embargo, él se negará, y sería acusado de desacato.

“Yo no sé sí se les alcance el tiempo de aquí a que yo me vaya, pero si les alcanzara el tiempo para que me acusaran de desacato, yo estoy acostumbrado a chambear, toda mi vida lo he hecho, yo no vengo aquí por el hueso, regreso a la iniciativa privada, encantado de seguir generando, prefiero dejar mi puesto como presidente municipal a otorgar ese ecocidio en perjuicio de la ciudad”, refirió.

Load More