La ASF detecta opacidad en el manejo de multimillonarios recursos en el Senado

Sesión en el Senado de la República. Foto: Octavio Gómez El Senado de la República. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) informó que en sus LXII y LXIII legislaturas, la Cámara de Senadores tuvo muy baja productividad, ya que de las 4 mil 28 iniciativas que se propusieron, únicamente 295 (7.3%) concluyeron el proceso hasta su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

En su segundo informe de la Cuenta Pública 2018, la ASF destaca que hubo opacidad en el manejo de los multimillonarios recursos destinados a los trabajos de las comisiones y de los grupos parlamentarios.

Por ejemplo, encontró que los grupos parlamentarios de la Cámara Alta no dispusieron de programas de trabajo, ni de registros de actividades realizadas, y tampoco de documentación sobre sus actos de representación.

Además, quedó a discreción de cada grupo la utilización y la comprobación de los gastos que les fueron asignados, ya que no tuvieron ninguna normativa de control y vigilancia donde se especificaran las actividades realizadas, lo que provocó falta de transparencia en la rendición de cuentas.

El informe también especifica que la Dirección General de Pago a Senadores contó únicamente con el respaldo de pagos mediante recibos firmados por el coordinador da cada grupo parlamentario.

Respecto de las transferencias bancarias, detalla que ascendieron a 3 mil 573 millones de pesos en la LXII legislatura, mientras que en la LXIII alcanzaron los 3 mil 573 millones de pesos.

De esta manera, resume el informe de la ASF, los grupos parlamentarios en el Senado tuvieron muy baja productividad y, además, carecen de una normatividad interna que les permita regular de manera eficiente y honesta el gasto de los recursos públicos que se les destinan.

Comentarios

Load More