La Fiscalía Anticorrupción española descubre facturas “sospechosas” que involucran a Emilio Lozoya

El abogado Javier Coello Trejo y Emilio Lozoya Austin. Foto: Octavio Gómez

MADRID (Proceso).-  El juez de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, recibió el 10 de julio pasado un informe en el que investigadores de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y la Fiscalía Anticorrupción advierten sobre el descubrimiento de facturas sospechosas por un monto de 2.4 millones de dólares, fechadas en 2010 y 2011, que pueden estar relacionadas con supuestos sobornos para ganar contratos de obras públicas en México.

Una serie de correos electrónicos señalan que siete facturas fueron emitidas por Tochos Holding LTD, sociedad instrumental registrada en las Islas Vírgenes Británicas, y la beneficiaria es la sociedad española Infoglobal, SA, cuyo principal accionista es Javier López Madrid, a través de la Financiera SIA Capital SLU y SIA Capital Management SA.

El ejecutivo español López Madrid es yerno de Juan Miguel Villar Mir, accionista mayoritario de la constructora OHL, compañía en la que él mismo trabajó hasta mayo de 2017. En la actualidad López Madrid preside Ferroglobe, el emporio siderúrgico del Grupo Villar Mir.

El informe sólo cita a López Madrid por su vínculo con Infoglobal y sus dos fondos de capital, pero no menciona a su amigo íntimo, Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex hoy prófugo.

En junio de 2015 este semanario documentó que Lozoya fungió como consejero de Infoglobal en 2011 y 2012. El primer año coincide con la fecha de las facturas sospechosas descubiertas por la Guardia Civil.

Pesquisas en España

El informe de los investigadores españoles se entregó al juez García Castellón, magistrado que instruye el llamado caso Lezo, la trama de corrupción política que implica al expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González –libre de cárcel tras pagar 400 mil euros de fianza– y a la empresa pública Canal de Isabel II.

El magistrado abrió una pieza separada del caso que derivó en la orden de aprehensión y captura de López Madrid en abril de 2017, al descubrirse su participación en el supuesto pago de 1.4 millones de euros desde la filial OHL-México a Ignacio González para conseguir la adjudicación del tren de Navalcarnero a Móstoles. Tras pasar una noche detenido en las dependencias de la Guardia Civil, el yerno de Villar Mir pudo seguir la causa en libertad después de pagar una fianza de 100 mil euros.

La transferencia de los fondos de OHL México se habría realizado a través de la sociedad panameña Lauryn Group a una cuenta en el Anglo Irish Bank de Suiza, ambas controladas por el bróker y empresario Adrián de la Joya, quien gestiona sociedades y fortunas en paraísos fiscales. Éste reconoció ante la Audiencia Nacional que recibió el dinero desde OHL México, pero negó haberlo entregado como soborno.

En mayo de 2018, tanto López Madrid como Villar Mir comparecieron ante el juez García Castellón. Ambos negaron haber entregado esa “comisión” al entorno de Ignacio González.

Tras esa declaración OHL emitió un comunicado en el que admitía haber realizado dos transferencias a Lauryn Group por 2.5 millones de dólares en 2007, pero también negó su relación con el pago de comisiones ilegales, aunque no explicó si tenían relación con alguna transacción comercial específica.

Cuando la Guardia Civil detuvo a López Madrid, cateó el domicilio y su despacho en OHL, donde incautaron documentos y memorias de computadora. Entre este material fueron descubiertas las facturas sospechosas que se citan en el informe de julio pasado.

En el citado informe, la UCO de la Guardia Civil se refiere a noticias aparecidas en los medios sobre la investigación iniciada por la Fiscalía General de la República de México acerca de una transferencia de 1.1 millones de dólares realizada el 8 de junio de 2011 desde una cuenta de Tochos Holding LTD, en Suiza, con destino a Infoglobal, “por si pudiera corresponder al pago de comisiones por parte de OHL”.

Los investigadores advierten que los hechos expuestos pueden tener relación con lo que investigan las autoridades de México, que involucran a Lozoya y López Madrid. Asimismo, intentan determinar la posible relación del exdirector de Pemex con la trama de corrupción que se juzga en la Audiencia Nacional.

Además señalan que hasta el momento de elaborar su informe, el monto investigado en México “no guarda por el momento ninguna conexión clara y directa” con los 2.4 millones descubiertos en la pieza ocho del caso Lezo, “más allá de la referencia a la entidad SIA Capital SL, respecto de la cual la Fiscalía (Anticorrupción española) ya solicitó diligencias en su informe del 6 de febrero pasado, incluida la emisión de comisiones rogatorias a México y Suiza”.

La justicia española investiga un pago de más de 718 mil euros que habrían terminado en cuentas bancarias de la sociedad de López Madrid, Financiera SIA Capital SL, “presuntamente para financiar el pago de comisiones” a políticos a cambio de contratos de obra pública, según un auto judicial del 28 de mayo, que publicó el sitio de noticias Vozpópuli.

Negocios en México

Infoglobal entró en concurso de acreedores luego de un fallido contrato para el desarrollo, instalación y puesta en marcha de sistemas avanzados de telecomunicaciones y seguridad integral para los penales federales mexicanos de Chiapas y Morelos (Proceso 2017 y 2159).

En junio de 2015, este semanario relató que Infoglobal firmó un acuerdo en febrero de 2012 con la mexicana Desarrolladora Homex, como la empresa que encabezaría la participación para la construcción de los penales. El contrato para la española era por 60 millones de euros (unos mil 800 millones de pesos), pero ambas empresas sólo alcanzaron a facturar 35 millones de euros.

Las fuentes consultadas aseguraron que ese contrato se logró gracias a la “intermediación de Emilio Lozoya, director general de Pemex e íntimo amigo de López Madrid”.

Homex es la compañía que fundó el empresario sinaloense Eustaquio de Nicolás Gutiérrez, amigo íntimo del expresidente Enrique Peña Nieto desde sus años como estudiantes en la Universidad Panamericana. En la agenda del teléfono celular de los cercanos de López Madrid no sólo está Lozoya Austin, sino el propio De Nicolás, publicó Proceso en marzo de 2018.

Otro círculo de este entramado de relaciones es el vínculo de Lozoya Austin como miembro del consejo de administración de OHL-México, donde participaba en la comisión de auditoría hasta que se sumó al equipo de transición de Peña Nieto, tras los comicios de 2012, y luego a la titularidad de Pemex, desde donde le otorgó tres contratos multimillonarios a OHL.

Infoglobal no logró terminar el contrato en México. Sin embargo, López Madrid y sus socios Guillermo Mesoneros Romanos y el venezolano Lorenzo Mendoza ya habían invitado a otros inversionistas, entre ellos Ignacio Comenge, uno de los dueños de las embotelladoras de Coca Cola en España; Baldomero Falcones, expresidente de la constructora FCC, y Marcos Fernández Formoselle, quien fue dueño de la Inmobiliaria Parquesol.

Los tres últimos adquirieron 30% de acciones de Infoglobal, pero se sintieron engañados y denunciaron a López Madrid y a Mesoneros. Ante la incapacidad para pagar un crédito de 15 millones de euros a los bancos, los propietarios de Infoglobal se declararon en insolvencia.

Este texto se publicó el 3 de noviembre de 2019 en la edición 2244 de la revista Proceso

Comentarios

Load More