OMS: “Estamos en la era pos-antibióticos”

Aplicación de una vacuna. Foto: UNAM Aplicación de una vacuna. Foto: UNAM

CIUDAD DE MÉXICO (APRO).- No hay enemigo pequeño…

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), nos hallamos en la era pos-antibióticos; es decir, que los antibióticos tal como los conocemos están siendo rebasados por la resistencia desarrollada de bacterias y microbios.

Si bien no es la primera vez que se aborda el tema en esta columna según uno de los reportes más recientes de la OMS el problema es de escala global. Y acorde a Pablo Vinuesa, investigador del Centro de Ciencias Genómicas (CCG) de la UNAM, Campus Morelos, podría significar un revés a la esperanza de la vida humana para el futuro, conforme sus declaraciones en comunicado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde señala:

“No es una fantasía apocalíptica el hecho de no contar ya con la eficacia de esas drogas, esenciales para contender con infecciones, operaciones, trasplantes, terapias contra cáncer y otros problemas de salud.

“Las amebas pueden fagocitar, es decir, envuelven a la bacteria y la internalizan en unas vesículas digestivas con proteínas que las degradan. La manera en que las bacterias resisten ese proceso no es clara, quizá de ahí emergen elementos sustanciales para su virulencia, que han ido refinando y forma parte de su desarrollo evolutivo.”

Vinuesa trabaja junto a un equipo especial que integra microbiología, genómica y bioinformática, buscando descubrir un mecanismo para desarrollar una nueva generación de antibióticos. El equipo universitario se enfrenta a patógenos resistentes que son producto de la evolución en ambientes naturales, y mucho antes de que existieran los humanos, de ahí que estudien cómo emergen las bacterias de poblaciones en sedimentos o columnas de agua de ríos; de esos entornos han obtenido algunas muy resistentes y de las más preocupantes.

Una vez recolectadas, las muestras se aíslan en laboratorio, se cultivan y realizan análisis genéticos para identificar a qué género pertenecen, determinando su resistencia al enfrentarlas a distintos tipos de antibióticos con el objetivo es entender cómo han evolucionado en ambientes naturales.

Los universitarios buscan géneros determinados de bacterias, sobre todo las Gammaproteobacterias, que incluyen diversas especies de importancia médica, ecológica y científica; pero también Stenotrophomonas, que en las últimas décadas se han posicionado en el rango de los patógenos oportunistas más peligrosos y virulentos encontrados en las personas inmunosuprimidas de hospitales (donde después de una operación, los pacientes tienen que estar con catéteres o en cuidados intensivos), con oportunidad para colonizar.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso