Gobierno de Yucatán estima ahorrar 100 mdp al año con plan de austeridad

El gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal. Foto: Twitter @MauVila El gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal. Foto: Twitter @MauVila

MÉRIDA, Yuc. (apro).- Ante la reducción presupuestal que le espera en 2020, el gobierno de Yucatán anunció esta mañana un nuevo plan de austeridad, que implica la extinción de siete dependencias cuyas funciones realizarán otras instancias.

La medida, que se informó horas antes de la llegada del presidente Andrés Manuel López Obrador a la entidad, permitirá ahorrar 100 millones de pesos anuales al Ejecutivo estatal, que al finalizar el sexenio sumarán 500 millones de pesos.

Esta es la segunda ocasión en que el gobernador Mauricio Vila Dosal recurre a la desaparición de dependencias como parte de sus políticas de austeridad. La primera vez lo hizo en la alborada de su administración, que inició el 1 de octubre de 2015.

Con la nueva medida sumarán 15 las dependencias desaparecidas en lo que va del gobierno panista. Esta vez pasarán por la guillotina el Instituto de Becas, que se incorporará a la Secretaría de Educación, mientras que la Junta de Asistencia Privada pasará a la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), y la Casa de las Artesanías se integra al Instituto Yucateco de Emprendedores (IYEM).

En tanto, los Institutos de Infraestructura Carretera y para el Desarrollo y Certificación de la Infraestructura Física, Educativa y Eléctrica, serán absorbidos por el Instituto para la Construcción y Conservación de la Obra Pública.

En un comunicado emitido esta mañana, el gobierno de Vila Dosal recordó que el próximo año Yucatán recibirá menos recursos de la Federación, por lo que “se aprieta de nuevo el cinturón y reducirá la estructura administrativa mediante la fusión de siete entidades”.

Las acciones previstas para esta nueva reorganización administrativa, dijo, “no impactarán los servicios que brinda el Estado a la ciudadanía, por lo que se continuará proporcionando los bienes y servicios que actualmente ofrecen dichas entidades”.

Según el gobernador, tampoco se afectarán los ámbitos de seguridad pública, procuración de justicia, obra pública, salud y educación, pues “es imprescindible mantener la movilidad en la economía del estado y los altos niveles de seguridad, así como garantizar una buena educación y servicios de salud de calidad”.

Añadió que “tras un profundo análisis” se identificaron siete entidades que, por sus afinidades, funciones y actividades, podrían fusionarse y seguir cumpliendo con su objetivo dentro de la administración pública estatal.

Estas entidades son el Instituto de Becas y Crédito Educativo del estado (Ibecey), la Junta de Asistencia Privada de Yucatán (JAPEY), la Administración del Patrimonio de la Beneficencia Pública del estado (APBPY), la Casa de las Artesanías (CAEY), el Instituto de Infraestructura Carretera de Yucatán (Incay), el Instituto para el Desarrollo y Certificación de la Infraestructura Física Educativa y Eléctrica de Yucatán (Idefeey) y el Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado (Icatey).

Explicó que, de acuerdo con la manera como fueron creadas esas siete entidades, para su modificación requieren de la formalización y cumplimiento de la normativa y las acciones legales pertinentes.

Por ello, dijo, ya se instruyó a la Secretaría de Administración y Finanzas (SAF) y a la Consejería Jurídica para que lleven a cabo tales acciones.

De esta manera, a través de la Coordinación General de
Becas, que formará parte de la Secretaría de Educación del estado (SEGEY), el Ibecey –subrayó– continuará con su labor de otorgar becas, créditos o apoyos a las personas con necesidades económicas para iniciar, continuar o concluir con su formación académica.

La JAPEY pasará a formar parte de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), donde se integrará a la Subsecretaría del Bienestar Social, como un área de la dirección de Promoción y Participación Social.

“Así, no se descuidarán la vigilancia y la regulación de los actos relativos a la constitución, funcionamiento, fomento, desarrollo y extinción de las instituciones de asistencia privada de Yucatán.

“La Administración del Patrimonio de la Beneficencia Pública del Estado continuará con su labor de asistencia, pero ahora desde la Secretaría de Salud. Sus áreas jurídica y operativa se integrarán a la Dirección de Planeación y Desarrollo”, puntualizó.

De igual manera, informó que, para el fomento a la producción y comercialización de las artesanías yucatecas, la Casa de las Artesanías se integrará al Instituto Yucateco de Emprendedores (Iyem), con la creación de la Dirección de Desarrollo Artesanal y la fusión de las áreas transversales de ambas entidades.

Esta medida permitirá liberar recursos “y ampliar las oportunidades de los yucatecos artesanos y emprendedores”, señaló Vila Dosal.

Los institutos de Infraestructura Carretera (Incay) y para el Desarrollo y Certificación de la Infraestructura Física Educativa y Eléctrica de Yucatán (Idefeey) serán absorbidos por el Instituto para la Construcción y Conservación de la Obra Pública (Inccopy,) para transformarse en las direcciones de Vías Terrestres, de Construcción y de Servicios Generales.

“En este caso se fusionarán todas las áreas transversales, como es la administrativa, asuntos jurídicos y la de proyectos técnicos, para optimizar así el desarrollo de las áreas especializadas y reafirmando con esto que la obra pública en Yucatán no se verá afectada en ningún sentido”, puntualizó.

En tanto, el Icatey se fundirá con la Secretaría de Fomento Económico y Trabajo (Sefoet). “En este caso en particular y por la relevancia que tiene esta entidad como enlace con la Federación en la materia, la plantilla docente y mínima necesaria continuará realizando sus funciones sustantivas desde el propio Instituto”, finalizó.

Comentarios

Load More