Morales condena decisión de EU de reconocer al gobierno de Jeanine Áñez en Bolivia

Evo Morales durante su segundo día en México. Foto: Foto: Miguel Dimayuga Evo Morales durante su segundo día en México. Foto: Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Desde su exilio en México, el expresidente boliviano Evo Morales Ayma condenó la decisión del gobierno estadunidense de Donald Trump de reconocer el nuevo gobierno “de facto” en Bolivia, encabezado por la exlegisladora Jeanine Áñez Chávez.

En su cuenta de Twitter, Morales –quien renunció el pasado domingo ante las presiones de la cúpula militar y policiaca– afirmó que “el golpe de Estado que provoca muertes de mis hermanos bolivianos es una conspiración política y económica que viene desde Estados Unidos”.

“Condenamos la decisión de Trump de reconocer al gobierno de facto y autoproclamado por la derecha”, dijo Morales en sus redes sociales, donde equiparó el reconocimiento a Áñez con el de Juan Guaidó, el autoproclamado presidente de Venezuela quien busca sacar a Nicolás Maduro de la presidencia.

Washington reconoció ayer el gobierno interino de Áñez mediante un mensaje de Michael Kozak, el encargado por Latinoamérica del Departamento de Estado; y en la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), el gobierno estadunidense refutó que hubo golpe de Estado.

Durante una sesión a la que no asistieron los legisladores del Movimiento Al Socialismo (MAS) de Morales, Jeanine Áñez –quien ostentaba el cargo de segunda vicepresidenta del Senado– se autoproclamó presidenta constitucional de Bolivia; después de entrar al Palacio Nacional con una biblia en la mano, recibió la bandera presidencial de los generales del Ejército.

Hoy, negó que haya un golpe de Estado, y anunció que derogaría la sentencia constitucional que permite la reelección –la cual fue implementada por Morales en 2017– y convocaría a nuevas elecciones “en el tiempo más breve posible”.

También nombró al nuevo Alto Mando de las Fuerzas Armadas, Carlos Orellana Centellas, y agradeció a su antecesor, el general Williams Kaliman, quien en una alocución pública “sugirió” a Morales que presentara su renuncia.

En México, la nueva mandataria de facto ya causó escándalo, cuando afirmó en una entrevista que los mexicanos le “dan pena”, por haber llevado a los “socialistas” –una referencia a Andrés Manuel López Obrador– al poder. “De algo de lo que nosotros decidimos salir ellos quisieron entrar”, dijo.

Comentarios

Load More