Los Congresos de 16 estados avalan la revocación de mandato; falta uno

El presidente López Obrador durante su conferencia de prensa desde Palacio Nacional Foto: Miguel Dimayuga El presidente López Obrador durante su conferencia de prensa desde Palacio Nacional Foto: Miguel Dimayuga

CAMPECHE, Cam. (apro). – El Congreso de Campeche aprobó la minuta del proyecto de decreto para reformar la constitución federal en materia de consulta popular y revocación de mandato turnada por el Congreso de la Unión.

Con esto, Campeche se convirtió en el estado número 16 que avala dichos proyectos, por lo que sólo restaría que un Congreso local más los apruebe para dar paso a la reforma constitucional.

Previo a Campeche, los Congresos de Chiapas, Ciudad de México, Colima, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Puebla -también este miércoles- San Luis Potosí, Sinaloa, Tabasco y Tlaxcala habían dado su aval.

De acuerdo con los lineamientos para una reforma constitucional, una vez que los proyectos sean discutidos y aprobados en la Cámara de Diputados y en el Senado de la República, se turnan a los Congresos locales, de los cuales se necesita el aval de al menos 17 de ellos para dar paso a los cambios en la Carta Magna.

En Campeche, dichas iniciativas, promovidas por el presidente Andrés Manuel López Obrador -a quien la diputada panista Nelly Márquez Zapata etiquetó a gritos desde su curul como “anciano”- se aprobaron con 28 votos a favor y cinco en contra.

Dos legisladores no llegaron, una de Morena y el líder de la bancada albiazul, Jorge Nordhausen Carrizales.

Desde la tribuna legislativa, se pronunciaron en contra del dictamen las diputadas panistas María de los Dolores Oviedo Rodríguez y Márquez Zapata, esta última, tras agotar sus argumentos, hizo mofa de la edad de la morenista María Sierra Damián.

Sierra Damián había reprochado a los panistas su falta de criterio y de capacidad para dar un posicionamiento propio pues, dijo, sólo se subieron a leer el discurso que la cúpula panista distribuyó a los legisladores de todos los estados.

E instó a la ciudadanía a revisar las sesiones de cada estado para comprobar que el discurso que leyeron los legisladores panistas en todos los congresos donde ya se sometió a discusión esta minuta es el mismo.

La legisladora, quien recurrentemente ha sido blanco de burlas por parte de varios diputados debido a su edad, recordó que a ella le tocó vivir la matanza estudiantil de 1968, pues ese año fue cuando ingresó a la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Dijo también, refiriéndose a Rosario Piedra Ibarra, que debido a esa dolorosa experiencia también sabe lo que puede aportar a la defensa de los derechos humanos alguien que ha sufrido la desaparición de un familiar a causa del Estado.

Y, defendiéndose al fin de las burlas por su edad, remató: “puede ser que me tiña el cabello, pero no me pinto el corazón”, para disfrazar su opinión tendiendo que salir a decir lo que otros ordenan.

Load More