Los 500 años de la llegada de Hernán Cortés a México en la serie televisiva “Hernán”

History Latin America, Amazon Prime Video y TV Azteca se unieron para crear el proyecto televisivo Hernán. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- History Latin America, Amazon Prime Video  y TV Azteca se unieron para crear el proyecto televisivo Hernán, a propósito de los 500 años de la llegada del conquistador Hernán Cortés a México.

El actor español Óscar Jaenada es quien protagoniza a Cortés en este drama creado, desarrollado y producido por el estudio de producción mexicano Dopamine en colaboración con la productora española Onza Entertainment. El resto del elenco lo integran Michel Brown, Dagoberto Gama, Jorge Guerrero,  Víctor Clavijo, Almagro San Miguel, entre otros, y debuta Ishbel Bautista.

Hernán, que se estrenará este viernes 22 de noviembre en History y Azteca 7 (TV Azteca) el domingo 24 de noviembre, la conforman ocho episodios, ambientada en 1519, sobre la conquista de México desde la perspectiva de cada uno de los personajes: La Malinche (Marina/Malintzin), Moctezuma, Pedro Alvarado, Xicoténcatl, Cristóbal de Olid, Bernal Díaz del Castillo, Gonzalo de Sandoval y el propio Cortés.

La distribución internacional de dicha producción está a cargo de A+ E International. Miguel Brailovsky, de Contenido de History Latin America, destaca:

“Hasta Hernán no habíamos tenido un drama histórico que combinara sólidamente este nivel de producción en Latinoamérica con visiones históricas tan controversiales y un alto grado de relevancia para nuestra región. Indudablemente Hernán marcará un antes y un después”.

Según el boletín, Hernán “es el relato del enfrentamiento cultural entre dos pueblos muy poderosos y orgullosos de sus riquezas, que, a la vez, son testigos del descubrimiento de un nuevo mundo”.

También resalta el documento:

“Se trata de una narración disruptiva y provocadora que genera mil imágenes, que se enfrenta a múltiples historias mientras que cuestiona lo que hasta hoy creemos conocer sobre los protagonistas del choque que cambió el futuro de toda América. Muchos de los mitos de la conquista son derribados, otros confirmados y cada espectador podrá definir de qué lado de la historia desea quedarse”.

En líneas más abajo se precisa:

“Sin embargo, no se trata de una clase de historia, sino de un viaje, de una crónica de cómo vivieron estos personajes esa historia, contada por ellos, con sus emociones, con sus sentimientos. Hay algo que va más allá de los personajes y es su complejidad, sus luces y sus sombras, son humanos, y como tales, tienen emociones comunes con las que los espectadores pueden sentirse, o no, reflejados e interpelados”.

Los protagonistas se ven así en esta idea:

Hernán Cortés “es explosivo, ni es bueno ni malo, cada quien lo tomará como crea”, a decir de  Óscar Jaenada. Luego se destaca en el escrito:

“Cortés es un hombre que, a lo largo de la historia, ha sido considerado tanto villano como héroe o adelantado. Su particular e interesante historia, con todo su carisma y su carácter a cuestas, ha dado que hablar desde que pisó por primera vez el continente americano hasta el presente”.

Moctezuma, interpretado por el mexicano  Gama, “ es el líder de los mexicas, el que más sufre la llegada de los españoles”.  Entonces, se menciona en el documento sobre este gobernante prehispánico:

“Su inteligencia y su capacidad para tomar decisiones militares lo pusieron en el lugar privilegiado que se encuentra. Moctezuma deberá acostumbrarse a que los españoles lo miren frente a frente y no lo vean como un dios, como lo hace su pueblo. Algo que, sin embargo, no le ofende sino que le causa curiosidad. Es traicionado por Hernán, por su propio hermano y su pueblo que lo condenan como ‘traidor’.”

Aquí, Marina pasa de ser una esclava a la mujer más importante de todo el ejército español. Se escribe:

“Hermosa, inteligente y muy astuta, Marina (o Malinche) ha sido representada, a través de los años, como una víctima o como una supervillana. La manera en que se dirigen a Marina habla de cómo nuestro pueblo se dirige hacia las mujeres, es importante empatizar con las mujeres y las indígenas. Cortés le da libertades que ella corresponde con una lealtad incondicional y con su amor. Sin embargo, ella sabe que está sola ya que su acercamiento a los españoles es repudiado por los suyos y no es enteramente aceptada por los europeos.”

Pedro de Alvarado, realizado por Brown, llega a América en busca de oro, tierras y aventuras. “Su pelo rubio, su porte y su fiel perro aterran a los indígenas y él disfruta de esa sensación de poder. Es la mano derecha, extremadamente violenta y agresiva de Cortés, y considera inferiores a los indígenas, a los que mataría sistemáticamente. Pedro es una especie de perro de pelea, esperando constantemente que lo suelten para llegar a la batalla”, enfatiza Brown.

Además se ve a  Gonzalo de Sandoval, interpretado por San Miguel, quien es el primo de Cortés y es su cómplice desde niño.

“Su sueño al acompañar a Cortés es el de construir un nuevo hogar, pero es el primero en abandonar ese deseo durante el terrible asedio de los mexicas en Tenochtitlán. Sandoval funge como la voz de la conciencia de Hernán, quien lo hace recomponerse cada vez que el conquistador flaquea. Lo diferencia del resto de los españoles, además, que no cree en Dios”, dice San Miguel.

Cristobál de Olid, representado por Clavijo, lo explican en la información escrita  así:

“Es un guerrero valiente y experto, tremendamente respetuoso del honor y los nobles ideales caballerescos, y su lealtad hacia Cortés es incuestionable, hasta que Hernán privilegia el bien común y desoye sus pedidos de rescatar a Juana, que cayó presa de los mexicas.

“Ahí algo empieza a resquebrajarse y asoman la desconfianza y la traición. Por su forma pausada y reflexiva admira la audacia e inteligencia de Cortés”.

En tanto, en la serie Bernal Díaz del Castillo es otro de los jóvenes capitanes de Cortés que el conquistador reconoce y destaca. “Lo que descubre Cortés es su sensibilidad, su capacidad de observación y de narración de la historia. Además, es respetuoso de la cultura y la lengua indígena. De hecho, es el único español en aprender el náhuatl. Sin embargo, su espíritu curioso va dejando paso al del soldado deshumanizado que no teme atravesar con su espada el corazón de un niño”.

El primer episodio, titulado Marina, narra cuando Cortés y sus hombres llegan a nuevas tierras, y una muchacha los mira. Pese a su origen noble y su inteligencia precoz, no es más que una esclava, reducida al peldaño más bajo de la sociedad maya. Mientras las otras esclavas ofrecidas en tributo a esos soldados se llenan de horror y de asco, la chica observa con atención esa máquina imparable hecha de sed de oro y afán de conquista.

Cortés no la asusta, sino que, como todo enigma, la fascina. Por su parte, Cortés y su reducido grupo de soldados se enfrentan a un pueblo sofisticado e incomprensible. No es sólo el idioma: se trata de una cosmovisión tan diferente que resulta indescifrable. Su traductor, Jerónimo de Aguilar, hace lo que puede con el maya, pero nada sabe de náhuatl, la lengua de los pueblos dominantes. En esa situación, un intérprete que dominara la lengua de Moctezuma valdría su peso en oro.

Así, este primer episodio introduce al público sobre Cortés con sus aventuras y desventuras, la gloria de la deslumbrante Tenochtitlán y la sociedad mexica en su apogeo, las batallas y masacres, el orgullo y la ambición, desde la mirada de una joven, cuyo genio no ha sido reconocido hasta ahora sino como traición a toda una civilización: la Malinche, Marina, Malintzin.

 

Comentarios

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha. Foto: Carlos Enciso.

Load More