Corona Capital día 1: The Strokes, Weezer y Franz Ferdinand alucinan a sus fanáticos

Julian Casablancas, vocalista de The Strokes Foto: Carlos Enciso Julian Casablancas, vocalista de The Strokes Foto: Carlos Enciso

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Alucinante y delirante viaje sonoro abrazó al primer día del festival Corona Capital para su décimo aniversario ante 95 mil fans, teniendo como invitadas especiales a las destacables figuras estadunidenses The Strokes, Weezer y The B-52’s, así como los escoceses Franz Ferdinand.

La Curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez fue el espacio para la pachanga multitudinaria que gozó de cerca de 10 horas con las mejores propuestas musicales de todo el mundo.

Los asistentes al primer día del Corona Capital 2019 se dieron cita desde temprano Foto: Carlos Enciso
Los asistentes al primer día del Corona Capital 2019 se dieron cita desde temprano Foto: Carlos Enciso

La banda neoyorkina The Strokes consiguió elevar al éxtasis masivo para el cierre exitoso del encuentro con su acto de poco más de una hora en el escenario Corona.

“¡Gracias por ser tan buenos!”, fueron las palabras de su líder Julian Casablancas, que enmarcaron la cúspide de una delirante emoción que iniciaron a eso de las 22:30 de la noche.

Bajeos espectrales, guitarrazos estridentes y batacazos estrepitosos resonaron con una de las agrupaciones más queridas en nuestro país, actualmente integrada por Nick Valensi, Albert Hammond Jr., Fabrizio Moretti y Nikolai Fraiture. El espectáculo contempló poderosas rolas para su selecto set, teniendo para el arranque de corazón encarcelado “Heart in a Cage” y la sólo-se-vive-una-vez “You Only Live Once”.

Nikolai Fraiture de The Strokes. Foto: Carlos Enciso
Nikolai Fraiture de The Strokes. Foto: Carlos Enciso

Calaba el calor humano de miles que se arremolinaban y que permanecieron fielmente entre los apretujones, gracias al amor incondicional hacia The Strokes, quienes colmaron el lugar de una energía exuberante para hacer olvidar frío alguno. La alegría de la audiencia hervía en cada rincón que deleitó oídos con “Hard to Explain”, “I Can’t Win” y “Reptilia”, “Someday” enfilaba el ocaso; pero regalaron unos cortes más para su incansable audiencia que cantaba ferozmente y brincaban hasta el frenesí. Para los encores resonaron “Is This It”, la jugosa “Juicebox” y cual noche final “Last Nite”, al coreo apasionado:

Last night, she said “Oh, baby, I feel so down

Oh, it turns me off, When I feel left out

So I, I turned ‘round. Oh, baby, don’t care no more

I know this for sure. I’m walking out that door…

Aunque dieron retirada sorpresivamente 20 minutos antes de lo programado, The Strokes finiquitaron potentemente la primera entrega del Corona con las ganas de su fanaticada de que tocaran más, si bien con la satisfacción concretada tras ver a sus rockstars.

La festividad regaló también momentos luminosos que quedarán en los recuerdos, como los que brindaron los angelinos Weezer en el entablado Doritos. 

Rivers Cuomo de Weezer. Foto: Carlos Enciso
Rivers Cuomo de Weezer. Foto: Carlos Enciso

El líder Rivers Cuomo contagió de buena vibra el espacio con incesantes muestras de cariño de quien se escuchó gritar frente sus devotos que berreaban de placer:

“¡México es chingón!”

Arribaron a las 21:00 horas para rasgar “Buddy Holly” (dedicada al célebre pionero texano quien falleciera en avionazo con el chicano Ritchie Valens y Big Bopper en 1959), más “Undone-The Sweater Song”, así como una serie de covers entre los que destacaron “Take On Me” (A‐Ha), “Paranoid” (Black Sabbath) y “África” (Toto).

Gran velada desentrañaron The B-52’s como una de las insignias del estilo new wave con el bailongo y el cantar permanente de su tropa tanto de la vieja guardia así como nuevas generaciones. El ensamble formado en 1976 en Athens, Georgia, compartió un universo de sonidos festivos bajo el carisma del vocalista Fred Schneider, así como sus entrañables musas Kate Pierson y Cindy Wilson.

The B-52's. Foto: Carlos Enciso
The B-52’s. Foto: Carlos Enciso

El buen ambiente de coloridos temas e imagines saltando en las pantallas, bañaron de sonrisas en el atardecer con la covachera “Love Shack”, la claroplanetaria “Planet Claire” y la clásica langostera “Rock Lobster”.

Entre la variedad de proyectos también tuvo amplia aceptación Franz Ferdinand, Travis y Cat Power, todos inmersos en un entorno de libertad extendidos en los cinco escenarios dispuestos para la diversión.

Así, el Corona Capital en su primer jornada encendió las pasiones con buen arranque, y para este domingo 17 de noviembre expondrá como estelares a Billie Eilish e Interpol.

Pese al frío y a un clima que presagiaba lluvia, los asistentes nunca bajaron la guardia Foto: Carlos Enciso
Pese al frío y a un clima que presagiaba lluvia, los asistentes nunca bajaron la guardia Foto: Carlos Enciso

Comentarios

Load More