“Intimidades… o no. Arte, vida y feminismo. Textos de Mónica Mayer”

"Intimidades…o no. Arte, vida y feminismo. Textos de Mónica Mayer", es un volumen con escritos por la artista visual. Foto: Facebook

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Intimidades…o no. Arte, vida y feminismo. Textos de Mónica Mayer, es un volumen con escritos por la artista visual Mónica Mayer (D.F., 1954) a lo largo de más de 40 años. Gracias a los fondos por recaudar en la plataforma Kickstarter, imprimirá mil ejemplares y donará 50 de ellos a museos, escuelas de arte y bibliotecas en la capital mexicana.

La compilación de cerca de 90 textos fue realizada por Julia Antivilo y Katnira Bello. Lo mínimo que espera Mónica Mayer colectar son 265 mil pesos (“solo para la impresión del libro”); pero le urge juntar más antes del viernes 22 de noviembre (“lo cual sería maravilloso pues mandaríamos libros a toda América Latina, donándolos a universidades y escuelas”). Para aportaciones a sus Intimidades…o no ir a la liga Kickstarter.

Prólogo de Karen Cordero Reiman

El trabajo artístico de Mónica Mayer es un aspecto imprescindible del escenario cultural contemporáneo, tanto en México como a nivel internacional. Ella no sólo es pionera del arte feminista mexicano y embajadora de éste en múltiples partes de la República mexicana y del extranjero, sino que ha creado una práctica integrada de vida y arte, y con Víctor Lerma, su pareja y cómplice en el grupo Pinto mi Raya, un modelo para un sistema artístico alterno que mantiene un diálogo crítico con el aparato hegemónico. La riqueza de su prolífica producción, personal y como miembro de colectivos –en los géneros del dibujo, el collage, la gráfica, el arte conceptual y el performance– se aúna a su constante actividad como generadora de obras que activan el espacio público y la reflexión acerca de él, así como a su gestión de talleres que transmiten sus aprendizajes en el ejercicio del arte feminista y del arte como práctica social a distintas generaciones y en diversos contextos.

Ejemplo primordial de ello es la importancia que El tendedero –una de sus obras más tempranas e icónicas– ha adquirido en los últimos años a la luz de un incremento en la visibilidad pública y la preocupación por los testimonios de acoso, dando lugar a su exposición y reactivación en cada vez más contextos, tanto del arte como del activismo a favor de los derechos de género. Sin embargo, la producción y acción de Mayer como creadora, crítica, docente y activista sigue teniendo muchas facetas poco conocidas y este volumen contribuye a develarlas, además de proporcionar elementos para construir una historia más completa y compleja del arte y la cultura en México a partir de la década de 1970.

Este libro es, en parte, una obra más en el proceso creativo colaborativo de Mónica Mayer y, a la vez, un producto del papel fundamental que las actividades de archivar, documentar y reactivar documentos tienen para su práctica vital y artística. A raíz del titánico proceso de revisión de su acervo de obra y documentos en preparación para la muestra retrospectiva que se inauguró en 2016 en el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC) de la Universidad Nacional Autónoma de México titulada Si tiene dudas… pregunte: una exposición retrocolectiva de Mónica Mayer, en la que tuve el privilegio de fungir como curadora, se hizo un primer recuento de todo lo que ella había publicado en periódicos, libros, catálogos, blogs y otros medios, y además se desempolvaron cuadernos de trabajo, manuscritos y diarios que dieron cuenta de una constante y compulsiva necesidad de escribir que ha acompañado y atravesado su vida y su trabajo como artista visual. Esta producción resultó tan voluminosa, compleja e interesante que no pudo ser incluida en la muestra y catálogo museal, a los que sólo se incorporaron algunos elementos muy selectos en lo que, de por sí, ya era una visión sintética de una muy nutrida y variada trayectoria.

Fue entonces cuando, en diálogo con dos cómplices entusiastas y cercanas a la producción de Mónica –la artista visual, Katnira Bello, y la historiadora, activista feminista y performancera, Julia Antivilo– se acordó iniciar un proyecto paralelo para realizar un libro que diera cuenta de la producción textual de Mayer.

Fiel al principio feminista de que “lo personal es político” –que le ha llevado a incorporar vivencias íntimas y cotidianas (la maternidad, el matrimonio, las relaciones intrafamiliares, la sexualidad y la vejez, entre otras) como contenido de su obra–, Mayer no sólo abrió su archivo documental, sino también los diarios y las cartas generadas desde su niñez a las compiladoras de lo que se convertiría en este volumen para que revisaran el material, lo catalogaran, hicieran una selección y lo organizaran según un orden temático.

El resultado es Intimidades… o no. Arte, vida y feminismo. Textos de Mónica Mayer un dispositivo que activa artículos publicados y textos inéditos, incluyendo cartas, entradas de diarios y material de trabajo en un nuevo contexto que confirma el carácter integral del proceso creativo de la artista.

Una gran cantidad de artistas visuales escriben, pero generalmente su producción verbal se considera auxiliar en su trabajo o una fuente primaria para profundizar en el proceso de pensamiento que hay detrás de su obra plástica. En el caso de Mónica Mayer, la escritura es una parte esencial de su actividad vital y de su proceso creativo, y la recopilación de esta selección de sus escritos posibilita múltiples lecturas y enriquece nuestro conocimiento en diversos sentidos. Por supuesto, nos aporta elementos para entender con mayor claridad su acercamiento al feminismo y al arte feminista, así como el flujo de la reflexión que ha acompañado la producción de sus obras, desde sus primeros dibujos y sus proyectos colectivos de gráfica experimental como Proyecto mímesis (1991), hasta las obras de activación social realizadas por Pinto mi Raya como Justicia y democracia (1995) o Yo no celebro ni conmemoro guerras (2008).

Además, las cartas a su pareja, padre, madre e hijo también nos permiten entrever el papel fundamental que sus lazos familiares han tenido en su vida y su trabajo. Asimismo, las variadas texturas y los diferentes tonos de sus escritos, así como su compleja visualidad (evidente en la reproducción directa de un buen número de los documentos), nos revelan los distintos personajes performáticos que ha asumido para la escritura en diversos géneros, sobre todo aquél, suelto y solidario –con fuertes dosis de humor e ironía– que representa en el entorno periodístico, en especial de su columna en El Universal que redactó durante 20 años.

Su cultivo, desde la niñez temprana, de los diarios y su ejercicio del género epistolar, nos permiten enriquecer el estudio de estos tipos de escritura en México, que se vuelven cada vez más relevantes tanto para el ámbito histórico como para el literario, a la luz de una conciencia del entretejido transdisciplinario que traspasa y vincula aquellos entornos íntimos donde se despliega de forma más libre la subjetividad.

El documentar, visibilizar y cuestionar diversos aspectos del sistema artístico y de los acontecimientos culturales de las últimas décadas del siglo XX y las primeras del XXI, también convierte estos textos en una herramienta para construir una visión más completa de los procesos del arte contemporáneo y las políticas culturales en México –premios, concursos, curadurías, debates– con visiones que van más allá de las macronarrativas convencionales sobre el arte contemporáneo en México, contribuyendo a nuestras posibilidades de historiar el pasado inmediato a partir de una suma de subjetividades.

Asimismo, aquellos textos que recuerdan desde la afectividad, pero también desde una conciencia histórico-artística, a figuras como Kati Horna y Rubén Valencia, contribuyen a nuestra valoración de su papel en el arte mexicano del siglo XX. Estos documentos nos regalan ejemplos de la escritura como una disciplina a la vez personal y política, de un modo de actuar en el mundo, de crear memoria, de visibilizar aspectos –tanto íntimos como públicos– que a menudo se ocultan o se disfrazan. También dan cuenta de la generosidad y de aquella convicción que atraviesa la trayectoria vital y profesional de Mayer, mostrando que la vulnerabilidad permite construir el amor y la solidaridad.

La semblanza ampliada que redacta Mayer sobre su trayectoria entre el arte y la escritura, incluida como parte del material inicial del libro, la sitúa activamente en su papel como sujeto y objeto de este proyecto. A la par, el trabajo heroico de Julia Antivilo y Katnira Bello al realizar la difícil labor de delimitación del contenido de esta antología y la acertada conceptuación de su estructura, ofrece una lectura cronológica y a la vez una categorización temática que facilita abordar los textos por diversas vías conceptuales.

Así, subrayan la posibilidad de que, quien se aventura a navegar en este despliegue literario y plástico, lo haga activamente, haciendo eco de la estrategia artística dialógica de la obra de Mónica Mayer y convirtiendo Intimidades… o no en una herramienta multifacética que invita a la construcción de conocimiento en lo individual y en lo colectivo.

 

Comentarios

Load More