De un agente de la FGR, el cadáver descuartizado en Nuevo León

Los cuerpos fueron dejados en una camioneta a un costado de la Séptima Zona Miiltar. Foto: Twitter @LPueblo2 Los cuerpos fueron dejados en una camioneta a un costado de la Séptima Zona Miiltar. Foto: Twitter @LPueblo2

MONTERREY, N.L. (apro).- Uno de los cuerpos descuartizados que se encontraron frente al Campo Militar de la Séptima Zona, el pasado miércoles 20, era del agente Miguel Burguette Aguirre, de 41 años, quien laboraba en la Fiscalía General de la República (FGR).

El policía estaba comisionado en el estado de Michoacán por la Dirección General de Servicios Especiales de Seguridad y Protección a Personas.

Luis Orozco, vicefiscal de ministerios públicos de Nuevo León, dijo que la identidad del cadáver fue confirmada con base en estudios dactiloscópicos.

Los restos de Burguette Aguirre y de otra persona fueron dejados en bolsas de plástico halladas dentro de una camioneta blanca que estaba abandonada sobre la carretera a Laredo, a un costado de la sede militar, en el municipio de Apodaca.

El vicefiscal explicó que la víctima estaba asignada a la protección de funcionarios públicos, y las autoridades ministeriales de Nuevo León investigan porqué las partes de su cuerpo fueron dejadas en la entidad y si fue privado de la vida aquí mismo.

El otro cuerpo, también desmembrado, corresponde a una persona originaria de Jalisco, según Orozco.

En días recientes, en el estado se registró una racha de crímenes que han tenido como característica la exhibición de los restos desmembrados en lugares públicos.

Los asesinatos son obra de un mismo grupo delictivo, apuntó el vicefiscal, pero no precisó el nombre.

Comentarios

Load More