Once meses de gobierno… y 53 matanzas

Violencia en Guerrero. Foto: José Luis de la Cruz Violencia en Guerrero. Foto: José Luis de la Cruz

Ataques armados en bares, carreteras, viviendas, zonas serranas y rancherías han dejado más de 400 muertos y 90 lesionados en los primeros 11 meses del sexenio. Michoacán, Tamaulipas, Guanajuato, Veracruz y Guerrero son las entidades con mayor incidencia en este tipo de atentados y cantidad de víctimas fatales. Hay muy pocos detenidos, aunque delincuentes y organizaciones criminales hayan sido identificados. El semanario Zeta, de Tijuana, comparte este estremecedor mapa de las matanzas con los lectores de Proceso.

TIJUANA, B.C. (Proceso).- A casi un año de iniciado el actual gobierno federal se han registrado 53 matanzas en México, con por lo menos 411 muertos y más de 90 lesionados, según un recuento realizado por Zeta. En esos hechos, al menos cuatro personas han sido asesinadas en cada hecho.

Los homicidios múltiples ocurrieron en 16 estados, donde destacan por su violencia Michoacán, Guanajuato, Tamaulipas, Guerrero y Veracruz.

Indicadores presentados recientemente por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía muestran que en 2018 hubo 36 mil 685 homicidios en el país; el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública refiere que de diciembre de 2018 a septiembre de 2019 ocurrieron 28 mil 782.

Entre las 411 víctimas de los asesinatos múltiples de referencia, hay 375 hombres, 20 mujeres y 11 niños. Entre los varones victimados, se tiene el dato de que 23 eran policías, cinco custodios penitenciarios y siete militares. Entre los más de 90 lesionados en los mismos hechos también hay por lo menos seis niños y 11 policías estatales y municipales.

Los ataques masivos que han horrorizado a la sociedad se registran por igual en sitios cerrados que abiertos. Según datos recabados por Zeta: 12 de los hechos ocurrieron en calles y avenidas;11 en carreteras, caminos o brechas; 10 en bares; cinco en la sierra; cinco en ranchos o comunidades; uno en una comandancia de policía; uno en una terminal de autobuses; y uno más en un tianguis de automóviles.

Las masacres en bares son de espanto. Se tiene registro de 92 muertos y por lo menos 32 heridos en las agresiones en ese tipo de sitios. Guanajuato y Veracruz lideran la incidencia en ese rubro.

Aún no cesa el horror que causó el fallido operativo para detener a Ovidio Guzmán López, hijo del Chapo Guzmán, el pasado 17 de octubre en Culiacán, cuando se replicaron balaceras que dejaron ocho muertos.

(Fragmento del reportaje especial publicado en Proceso 2247, ya en circulación)

Comentarios

Load More