El Colegio de Abogados llama a Rosario Piedra a renunciar a la CNDH

Rosario Piedra Ibarra, titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Foto: Alejandro Saldívar

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- La tarde del pasado jueves 21, la Barra Mexicana, Colegio de Abogados envió un oficio a María del Rosario Piedra Ibarra, actual presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en el que “le solicita su renuncia” como titular de este organismo, en virtud de las irregularidades registradas en el proceso de su designación y sobre todo porque no cumple con los requisitos legales para ocupar el cargo.

Firmado por Héctor Herrera Ordóñez, presidente de la Barra, el documento señala, “no pretendemos descalificarla en su quehacer por los Derechos Humanos de tantos años, pero si consideramos que el acceder a la presidencia de la CNDH en medio de violaciones a la ley, y en un entorno de críticas formales y sustantivas por la sociedad, traerá un debilitamiento de un organismo que necesitamos fortalecer en favor de aquellos que ven violados sus Derechos Humanos”.

“Su lucha es legítima, no permita que un nombramiento inconstitucional e ilegal manche su trayectoria”, agrega la misiva.

Argumenta que su “respetuosa”  petición se funda en los estatutos de la Barra mexicana, en donde el artículo 2 establece como objetivo y fines de la Asociación, entre otros, el fomentar en la sociedad el espíritu de lucha por la defensa de todos los principios del derechos, además de la preocupación porque los derechos humanos sean defendidos por quienes  cumplan los requisitos que por ley se exigen.

En entrevista, Herrera Ordóñez, explica la necesidad  de la Barra de pedirle por oficio a la señora María Piedra Ibarra su renuncia a la presidencia de la CNDH.

-El proceso de designación de la presidencia de la CNDH, en el Senado de la república, se hizo de forma muy desaseada incumpliendo las formalidades que establece la constitución en su artículo 102, apartado B, al igual que se incumplieron los requisitos que por ley deben de cubrir los candidatos para efecto de elegibilidad, ante esto y sumado al espectáculo tan negativo que nos dieron en el senado, la Barra sacó un pronunciamiento reprobando estos hechos y señalando la violación a la Constitución, a la ley de la CNDH y solicitando que se reponga el procedimiento.

Explica que una semana después del planteamiento de la Barra, en virtud de que no hay ningún indicio de reponer el procedimiento por parte del senado y ante los desechamientos de los amparos que algunos han interpuesto, por decisión del Consejo Directivo de la Barra Mexicana Colegio de Abogados, el 21 de noviembre enviaron una carta dirigida a Piedra Ibarra, solicitándole su renuncia como titular de la CNDH.

Señala que el apartado B de la Constitución se refiere al procedimiento para la elección del Presidente de la CNDH: “La terna se sometió al pleno del senado en tres ocasiones, cuando solo podían hacerlo en dos, y en vez de una tercera, debieron de haber integrado una nueva terna y regresarla para votación en comisiones. Es un proceso desaseado, hay discusión en el número de votos, si se incluyó o no a algunos senadores… lo cierto es que ante las irregularidades y cuestionamientos lo idóneo sería la reposición de este procedimiento”.

Además, afirma, la cesión fue video grabada y en esta se hacen constar errores graves del procedimiento que tiene que ver con la votación y el número de votantes en el senado, así que claramente y a la luz de los medios que grabaron el proceso, hubo irregularidades tanto en el cuórum para la toma de decisiones como en las rondas o ternas de esta elección”

Agrega: “Lo que no hay duda es que la señora Ibarra no cuplé con uno de los requisitos que establece la el artículo 9 de la Ley de la CNDH, en lo referente a que en el año anterior de la elección no debió de haber ocupado cargos de dirección a nivel nacional o estatal en un partido político y ella sí lo ocupaba –dentro de Morena-. Tan es así, que presentó su renuncia con posterioridad a estos hechos, lo cual confirma que a la fecha de la elección ella no reunía estos requisitos.

-Ella argumenta que no incluyó su pertenencia al Consejo Nacional de Morena porque eso no es un requisito para ocupar la presidencia de la CNDH, se le señala al abogado.

-Es muy claro, yo la invito a dar una simple lectura  a la Ley de la CNDH en su fracción 4, se puede constatar este texto.

-¿Por qué la insistencia en que ella presida la CNDH?

-No sé si sea de ella o de los senadores, porque ella ha tendió una trayectoria positiva como luchadora social, por ello nos atrevemos a solicitarle su renuncia, porque pensamos que una luchadora social como ella debe de tener la convicción precisamente de que para ser titular de la CNDH debe de ser congruente no solo en su discurso sino también en sus acciones.

“Apelamos –dice-, a su vocación de luchadora social para que haga lo correcto y no se preste a este tipo de manipulaciones ni manche su nombre con un cargo ilegal e inconstitucional, apelamos nuevamente a su moral y a su  ética”.

-Lo único que procede es que ella renuncie, porque los diputados y senadores no van a dar marcha atrás, -se le señala

-Efectivamente, lo ideal sería que la mayoría que la impuso o que llevó este procedimiento hiciera la reposición del mismo, la otra opción es que los senadores de minoría o de oposición interpongan acciones legales en contra de esta designación en virtud de la ilegalidad del procedimiento y, la otra es que todos aquellos que se sientan violentados en sus derechos humanos también interpongan acciones legales en contra de esta designación. 

– Ella asegura que está dentro de la ley, -se le señala al abogado.

-Entiendo que somos la primera institución seria en México que se lo solicita públicamente, la Barra Mexicana tiene un prestigio y una  tradición de casi un siglo de vida, se ha caracterizado por ser apartidista y rendir opiniones de carácter jurídico, podemos platicar con ella o con sus asesores en algún momento, pero es una discusión que en lo jurídico, es muy clara. 

Agrega: “El tema es que esto se ha tornado más en un sentido político y se a distorsionado el procedimiento, la legalidad, el estado de derecho por conveniencias políticas. Parece que se niegan a reponer el procedimiento porque muy probablemente no tengan los votos necesarios para repetirlo; sin embargo, nuevamente la decisión es de la señora Piedra Ibarra. De ella dependerá el fortalecer o el debilitar la institución de la CNDH en México”.

-¿Los gobernadores del PAN dijeron que no aceptarán las recomendaciones que emita la CNDH en caso de que ella siga en la presidencia, es válido? – se le pregunta al representante de la Barra.

-Si la CNDH emite recomendaciones, no tienen el carácter coactivo de una sentencia de un tribunal, sin embargo, tradicionalmente ha tenido una autoridad moral por la seriedad de quienes la han presidido, tradicionalmente se busca que se cumplen aun y cuando no son obligatorias; sin embargo, con este precedente de esta falta de legitimidad, por qué cumplir una recomendación emitida por alguien que no cumple los derechos humanos en materia del debido proceso y en materia constitucional, creo que habría un debilitamiento en la defensoría de los derechos humanos.

-¿Después de la recomendación de la ONU, el debilitamiento de la CNDH es tanto nacional como internacional?

-Así es. Es preocupante que las Nacionales Unidas le esté diciendo a México que cuide el tema de la independencia del titular de la CNDH, me parece que la opinión de ONU Derechos Humanos es sumamente seria, debe de tomarse en cuenta o cuando menos, debe de considerarla la nueva titular de la CNDH, y tomarse muy en serio el que Naciones Unidas considera que hay un problema de independencia o de autonomía de esa titularidad, la barra mexicana coincide totalmente. 

-¿Hay algún camino legal que tiene la bancada opositora para remover a la Presidenta?

-No hay un medio de defensa expreso para esta situación, podrían intentarse amparos indirectos por parte de senadores de minoría siempre y cuando integren el 33 por ciento del senado; podrían intentarse otras acciones como recursos innominados en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y una vez agotados estos recursos de no ser efectivos, una vez agotados en su última instancia, intentarse acciones a nivel internacional como la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos y eventualmente la Corte Interamericana para resolver este problema.

Sin embargo, Herrera Ordóñez, considera muy lamentable que se tuviera que llegar a instancias internacionales para que se hiciera lo correcto en México: “cuando bastaría que la señora Ibarra simplemente renunciara, con lo que se ganaría la aceptación de todos los defensores de los derechos humanos y fortalecería sus funciones futuras en esta materia”.

Explica: “Si el caso llega a la Corte Interamericana y esta considera que efectivamente se violaron estos derechos humanos, los efectos de la sentencia o resolución si serían vinculatorios para México y podrían ordenar incluso la modificación de la Constitución y la reposición de este procedimiento.

-¿De cuánto tiempo hablamos, se llevarían años?

-Sí, lamentablemente son procesos largos, primero tendrían que agotar instancias nacionales y luego lo internacional, esa solución sería de largo y no de corto plazo, por ello nos atrevemos a solicitar esta respetuosa solicitud de renuncia porque nos parece que es el camino más rápido para restaurar el Estado de derechos que ha sido gravemente violado en este tema.

-Usted menciona que esta solicitud de renuncia no obedece a ningún interés partidario, sin embargo, el presidente definitivamente va a señalar que ustedes obedecen a intereses de sus adversarios y de políticos ¿Están conscientes de ello?

-Por supuesto que estamos conscientes, la Barra tiene casi un siglo de vida y no es el primer gobierno al que damos nuestra opinión con toda libertad e independencia y este gobierno no será la excepción. Nuestra petición no tiene un perfil político. Nuestra petición es estrictamente jurídica y a nombre del gremio de abogados de la Barra Mexicana. No somos adversarios, nos gustaría que al presidente le vaya bien, porque nos va bien a todos los mexicanos.

-¿El presidente es el principal interesado en que la señora Ibarra presida la CNDH?

-Este no es un tema de caprichos con todo respeto para el señor presidente, este es un tema de legalidad, de constitucionalidad y de respeto al estado de derecho y creo que debería de ser el primero en poner el ejemplo para respetar a las instituciones mexicanas y fortalecer la defensa de los derechos humanos bastante deteriorada en México.

Concluye Herrera Ordóñez con una petición tanto para el presidente y como para la señora Piedra Ibarra:

“Que actúen para el mejor interés de México y sobre todo para en el fortalecimiento jurídico y político de nuestras instituciones particularmente de la CNDH. Nos gustaría que las decisiones se tomaran respetando la constitución de nuestro país”.

Comentarios

Load More