Calderón rechaza corrupción en Estela de Luz; se dice calumniado

Felipe Calderón, expresidente de México. Foto: Benjamín Flores Felipe Calderón, expresidente de México. Foto: Benjamín Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro.- Luego de ser denunciado ante la Fiscalía General de la República (FGE) por el presunto desvío de recursos públicos en la construcción de la Estela de Luz, Felipe Calderón rechazó haber incurrido en corrupción y se dijo calumniado.

“Niego categóricamente haber incurrido en acto alguno de corrupción en la Estela de Luz. La denuncia no sólo es calumniosa y sin fundamento, sino que busca distraer a la opinión pública de los graves problemas nacionales: la economía va mal y la inseguridad peor”, subrayó vía su cuenta de Twitter, en la que anexó una amplia explicación de la Estela de Luz.

Calderón respondió a la denuncia que hoy presentó ante la FGR el abogado Gabriel Regino García, representante de los empleados de la empresa encargada de ejecutar la obra del bicentenario y que también involucra a la exjefa de oficina de la Presidencia, Patricia Flores, y a otros funcionarios implicados en la construcción.

Según el expanista, en la denuncia no hay ni una imputación concreta contra él, y el proyecto –dijo– fue concursado y decidido por un jurado designado entre los gobiernos federal y de la ciudad de México, como parte de los festejos del bicentenario de la Independencia y del centenario de la Revolución, el 26 de enero de 2009, bajo un esquema de colaboración.

El promotor del partido político México Libre reconoció que hubo errores en las ingenierías de la obra que provocaron retrasos y aumento de los costos. De no haberse hecho correcciones, admitió, la Estela de luz probablemente se hubiera caído en el temblor de 2017.

“La demanda es una maniobra política baja, sin sustento legal alguno, que incluso usa frases coloquiales del gobierno como ‘chivos expiatorios’ para buscar impacto político y mediático. La afirmación del abogado de los denunciantes, dicha bajo su responsabilidad, de que ‘estimamos que ya existía la decisión y determinación del desvío de recursos públicos’, no sólo es falsa sino temeraria y sin fundamento”.

Calificó la denuncia de “frívola e improcedente”, porque además su gobierno, mediante la Secretaría de la Función Pública, descubrió irregularidades entre una empresa constructora subsidiaria de Petróleos Mexicanos (Pemex) en la cual laboraban los denunciantes, apuntó.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso