Marchan en estados cientos de mujeres para exigir alto a los feminicidios

Mural "Memoria, verdad y justicia para todas", en Puebla. Foto: Twitter @IberoPuebla

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Cientos de mujeres marcharon este lunes en diversas entidades del país para exigir un alto a los feminicidios; también cuestionaron la incapacidad de las autoridades para poner un freno a la violencia que, subrayaron, las enfrentan cada día a violadores y acosadores, sin que éstos sean detenidos.

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, alumnas de la Universidad de Sonora (Unison) cerraron temporalmente el acceso principal de la institución académica para leer un pronunciamiento.

Enmascaradas, las universitarias, activistas de las plataformas digitales de #MeTooUnison, reprocharon que la Universidad de Sonora “encubre a acosadores”, y exigieron la destitución de los integrantes del bufete jurídico universitario por supuestas omisiones a “situaciones de violencia”.

“Nos pronunciamos rotundamente en contra de la violencia de género (…) Les decimos a nuestras compañeras que no están solas en esta lucha, nos mantenemos en lucha para lograr recintos universitarios donde podamos estudiar y desarrollarnos plenamente libres de violencia”, exclamaron a coro en las escalinatas de rectoría.

“Nunca más una universidad sin nosotras. Unison encubre acosadores, fuera el protocolo de Unison, fuera hostigadores de la Unison, fuera agresores de la Unison”, añadieron.

Las activistas de #MeTooUnison también revelaron que 21 académicos y empleados de la Universidad de Sonora acumulan 59 denuncias.

En Oaxaca, 39 organizaciones civiles y feministas señalaron que el gobierno de Alejandro Murat Hinojosa fracasó en materia de violencia feminicida, ya que en sólo tres años de su sexenio se han contabilizado 373 casos de muertes violentas de mujeres y niñas.

En el informe ciudadano “La historia no olvida. Violencia feminicida en Oaxaca: Tres años de impunidad e injusticia en el gobierno de Alejandro Murat – 2016-2019”, revelaron que pese al maquillaje de cifras y la grave simulación del actual gobierno, 2019 ya se ha convertido en el año más letal para las mujeres, con 124 muertes violentas.

Asimismo, cuestionaron la incapacidad y la nula voluntad política del actual gobierno para hacerle frente a este grave problema, razón por la cual las organizaciones civiles y feministas de Oaxaca exigieron al Congreso local iniciar el proceso de destitución del fiscal general del estado, Rubén Vasconcelos Méndez.

De igual forma, demandaron “el cese a la simulación y se concreten acciones reales frente a la grave crisis de violencia feminicida en el estado, (ya que) damos cuenta que desde el inicio del sexenio de Alejandro Murat a la fecha se han registrado mil 736 casos de violencia feminicida en sus diversas variables”.

Al hacer un comparativo con el gobierno anterior en casos de feminicidio, mencionaron que “en el primer trienio del gobierno de Gabino Cué registramos 238 feminicidios en comparación a los 373 feminicidios con Alejandro Murat, esto representa un incremento porcentual del 55% y que el 59% de los feminicidios fueron cometidos con arma de fuego, lo que revela que existe un circulante ilegal de armas en Oaxaca”.

Añadieron: “A poco más de un mes de que concluya el tercer año de gobierno de Alejandro Murat se han reportado 669 desapariciones de mujeres, es decir, un incremento porcentual de 696%, pues a medio sexenio de Gabino Cué habíamos registrado 84 mujeres desaparecidas”.

Detallaron que en 2017 se registraron 78 desapariciones, un año después subió a 326, y en lo que va de 2019 se desconoce el paradero de 265 mujeres.

Aunado a ello, se registraron 33 casos de violencia política contra las mujeres en el estado, de las cuales 10 ocurrieron en la región de la Costa, ocho en el Istmo, cinco en la Cañada, cinco en la Mixteca, cuatro en Valles Centrales y un caso en la Sierra Norte.

En una conferencia de prensa realizada frente al Templo de Santo Domingo, Ana María Hernández, de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca, manifestó que desde hace 15 años diversas organizaciones iniciaron el registro, documentación y sistematización de las diversas violencias contra las mujeres en el estado de Oaxaca, donde han evaluado la falta de voluntad política, la falta de seriedad para apostarle como objetivo de desarrollo y democracia a la prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia hacia las mujeres.

“Desde 2004 a la fecha hemos registrado mil 224 mujeres víctimas de feminicidio, misma cantidad de familias destruidas, misma cantidad de hogares sin justicia, esto evidentemente ha impactado en el resquebrajamiento del tejido social. Una realidad que duele e indigna”, puntualizó.

En Jalisco, diputadas instalaron en el patio del Congreso local un memorial por todas las víctimas de violencia.

En el acto dio su testimonio Sandra, quien casi pierde la vida a manos de su esposo, detenido por las autoridades. No obstante, los tres jueces decidieron liberarlo, pese a los testimonios y los indicios, por lo que ahora ella teme ser asesinada.

En lo que va del año se han cometido en la entidad 230 feminicidios, sin embargo, el Centro de Justicia para las Mujeres verá reducido su presupuesto a la mitad en el siguiente ejercicio fiscal.

“Se está debilitando el Centro de Justicia para las Mujeres, son 23 millones de pesos menos. El presupuesto transversal tuvo el grandioso aumento de 3.7%. Realmente es indignante cuando estamos viendo esta ola de violencia, que nos están matando por el simple hecho de ser mujeres”, destacó la diputada Sofía Berenice García Mosqueda, presidenta de la Comisión de Igualdad Sustantiva y Género.

Y resaltó que mientras el gobierno del estado contabiliza sólo 39 casos de feminicidio, organizaciones civiles registran 230.

Lo peor, dijo, es que la autoridad minimice el hecho al aseverar que las víctimas estaban involucradas con la delincuencia organizada. “No puedes decir eso, estás revictimizando y aparte estás entorpeciendo una investigación en la Fiscalía” que aún no concluye, abundó.

En Puebla, al celebrarse el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, activistas y académicos advirtieron que los feminicidios en Puebla se mantienen al alza, lo que confirma que las medidas adoptadas en el marco de la Alerta de Violencia de Género (AVG) no han sido “adecuadas ni eficaces”.

En un pronunciamiento, el Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría, de la Universidad Iberoamericana de Puebla, urgió a las autoridades a atender y erradicar la violencia contra las mujeres, así como las desapariciones y los feminicidios en la entidad.

Refirió que esa institución ha denunciado la falta de prevención y de investigación diligente, técnica y cientí¬fica en los casos de violencia contra las mujeres, que persiste pese a la declaratoria de Alerta de Violencia de Género.

Las expresiones de violencia contra las mujeres en Puebla, abundó, son cada vez más “crueles y denigrantes”, pues en los casos recientes los principales mecanismos identificados son el uso de armas de fuego, degollamientos, golpes, puñaladas y asfixia, así como la práctica de la tortura y la violencia sexual, además de que se ha encontrado a mujeres embolsadas.

Según el Instituto Ellacuría, en el Observatorio de Violencia Social y de Género han documentado al menos 71 feminicidios este año en la entidad, lo que supondría que, de continuar esta tendencia, no habría una disminución de la incidencia de estos delitos con relación a años anteriores, pese a la AVG.

En ese sentido, pidió trabajar en la transversalidad de la perspectiva de género en el sistema de justicia penal, y señaló que las altas tasas de feminicidios son también un reflejo de la impunidad, lo que puede corroborarse con el bajo número de sentencias dictadas en la entidad.

También demandó que se cumpla con las obligaciones de sancionar y reparar el daño integral a las víctimas.

Esperanza Albert y Rocío Limón, madres de Karla López Albert y Paulina Camargo Limón, víctimas de feminicidio, participaron en un acto donde se develó un mural con las imágenes de sus hijas, rodeadas de girasoles. Con el título “Memoria, verdad y justicia para todas”, el mural fue realizado por la artista plástica Norma Aidé Jiménez Osorio.

Albert denunció que, a seis años del asesinato de su hija, ocurrido el 2 de febrero de 2014, aún no dictan sentencia contra el presunto responsable, Manuel Forcelledo. En tanto, la madre de Paulina Camargo Limón, quien desapareció en agosto de 2015, después de abordar un taxi, se quejó de que el caso de su hija sigue sin resolverse, porque hasta la fecha su cadáver no ha sido localizado.

Tanto Karla López como Paulina fueron asesinadas a manos de sus parejas cuando estaban embarazadas.

Por calles de la capital poblana, feministas realizaron una marcha para exigir a las autoridades que dejen de recurrir a la “simulación” para atender el problema de la violencia feminicida.

Las mujeres, que marcharon desde la Agencia Especializada en Delitos Sexuales y Violencia de la Fiscalía General del Estado hasta el zócalo de la ciudad, hicieron un recuento de los feminicidios ocurridos este año en Puebla, y los que se han cometido en años anteriores y que aún siguen impunes.

En Yucatán, la protesta feminista inició la noche de ayer, con la detención de dos activistas identificadas como Mariola Guadalupe Nolasco Escamilla y Margarita Peniche.

Ambas mujeres fueron aprehendidas por la policía en el interior de un negocio de impresión de lonas ubicado a unos metros del Remate del Paseo Montejo, donde se reunió el contingente de manifestantes para arrancar la marcha por calles del centro de Mérida.

La marcha inició a las 7 de la noche del domingo 24. Las manifestantes recibieron la instrucción de que la protesta sería pacífica, en silencio, y las participantes debían acudir con los rostros cubiertos.

Poco antes de que iniciara la protesta, el gobernador Mauricio Vila Dosal anunció una serie de acciones en atención a la recomendación del mecanismo de Alerta por Violencia de Género.

En el mensaje que dirigió a los yucatecos desde el palacio de gobierno, el mandatario reconoció que la violencia de género es una realidad, y para combatirla, dijo, en 2020 la Secretaría de las Mujeres (Semujeres) tendrá un aumento presupuestal de 10% con el que se abrirán seis nuevos centros municipales de Atención a las Mujeres y se fortalecerán los que operan actualmente.

(Con información de Milton Martínez, Pedro Matías, Gloria Reza, Gabriela Hernández y Rosa Santana)

Comentarios

Load More