Rodeado de la cúpula empresarial AMLO presenta el Plan Nacional de Infraestructura

López Obrador dijo que hay voluntad del empresariado para sacar adelante el país. Foto: Eduardo Miranda

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Al presentar el Plan Nacional de Infraestructura, con la presencia de los inversionistas más importantes, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que hay voluntad del empresariado para sacar adelante el país.

“Necesitamos la unidad” dijo el jefe del ejecutivo al señalar que los empresarios están preocupados por el desarrollo de México.

“Ahí va la economía” sostuvo en el evento al que asistieron los integrantes de todas las organizaciones empresariales que llenaron el salón Tesorería del Palacio Nacional.

Ante los empresarios, López Obrador afirmó que la economía nacional está avanzando y que su gobierno está manejando las finanzas públicas con disciplina y no hay déficit en el manejo de las mismas.

El mensaje del presidente se dio un día después de que, con base en datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), se publicó que la economía entraba en recesión técnica porque en este año no hubo crecimiento económico.

“No tenemos ninguna diferencia, ningún problema con el sector empresarial, al contrario, hemos procurado buenas relaciones”, dijo al pedir un aplauso al sector empresarial y destacar que tienen contacto constante para dirimir diferencias como en el caso del gas.

Al respecto dijo que, mediante el diálogo, por ejemplo, se llegó a un acuerdo con las empresas para garantizar el suministro de gas por más de 20 años.

Ante el sector empresarial en pleno Lopez Obrador manifestó que se honrarán todos los compromisos, aun los que se adquirieron en los gobiernos anteriores.

El presidente destacó el papel de mediador que han tenido Carlos Salazar, Antonio Del Valle y Carlos Slim quienes intervinieron para arreglar diferencias “porque son propósitos a veces distintos o diferencias que, si hay buena voluntad, se concilian”.

En su largo mensaje el presidente destacó que su papel como representante del Estado es buscar siempre el bienestar de todos, “que todos los mexicanos se sientan bien, nadie marginado, nadie vilipendiado, ofendido, que todos estén representados, el gobierno es de todos”, sostuvo.

Manifestó su beneplácito de que se hay avance en diversos proyectos con el sector empresarial para trabajar hacia adelante en la economía del país e informó que se están dedicando recursos “como nunca” a la economía de las familias.

En este marco informó que en el presupuesto de este año habrá una inversión de 300 mil millones de pesos.

Destacó el Programa de Jóvenes Construyendo el futuro que generó 900 mil empleos, becas a 11 millones de estudiantes para el cual se destinarán 60 mil millones de pesos y 125 mil millones de pesos para ocho millones de adultos mayores. También habló de los apoyos para 900 mil niños y niñas pobres con discapacidad.

Además, se refirió al programa de “Sembrando vida” que, dijo, este año generó 200 mil empleos permanentes y para el año entrante tendrá una inversión de 26 mil millones de pesos y genera unos 400 mil empleos permanentes.

López Obrador aseguró que la economía se fortalecerá también con el aumento de remesas que este año llegarán a los 35 mil millones de dólares.

Dijo que todo eso va a las familias más pobres, reactiva la economía popular y de clase media. “La economía va avanzando”, sostuvo.

Confió en que se aprobará el tratado comercial con Estados Unidos y que continuará el aumento de la inversión extranjera.

“Hay confianza en el país, está considerado con mucho futuro para la inversión”, indicó al destacar que los inversionistas extranjeros ven que se respeta el estado de derecho en el país.

“Estamos demostrando que se manejan las finanzas públicas con disciplina, no hay déficit en el manejo de las finanzas, no se han aumentado impuestos, no está aumentando la deuda pública”, reiteró en su largo mensaje.

El presidente indicó con optimismo que se aumentó el presupuesto combatiendo la corrupción y mediante la austeridad republicana.

“Esto ayudará a financiar el gasto si se logra el crecimiento de la economía” indicó confiando en que el próximo año habrá crecimiento y para ello citó que por primera vez en 14 años dejó de caer la producción petrolera.

Recordó que el año pasado se perdieron 200 mil barriles diarios pero que en este se detuvo la caída.

Anunció que antes de que finalice el año habrá 50 mil barriles de petróleo que representan un aumento de 40 por ciento de producción de refinación en las seis plantas.

“Con este acuerdo se echa a andar un motor de la inversión nacional“, aseguró el presidente al pedir a la prensa que por esta ocasión no se diera la sesión tradicional de preguntas y respuestas.

 

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso