Acerca de “El empresario García Valseca y la historia de su secuestro”

Garcia Valseca. Testimonio doloroso. Foto: Verónica Espinosa Garcia Valseca. Testimonio doloroso. Foto: Verónica Espinosa

Señor director:

El pasado 23 de noviembre la  revista  Proceso  publicó  en su versión  digital  el texto  titulado “El empresario García Valseca y la historia de su secuestro” https://www.proceso.eom.mx/607724/el-empresario-garcia-valseca-y-la-historia­   en el cual se hace referencia a la escuela  ‘Árbol  de  Vida’  y  a  una servidora de forma imprecisa por lo que solicito se haga efectivo mi derecho de réplica para evitar la tergiversación de los hechos.

El texto dice:

Aclara (García Valseca) que no  conoció  al  chileno  en  la  escuela  del  método  Waldorf que el  empresario  fundó  con  su  esposa  en  un  predio  de  su  propiedad,  al  que llamaron Los Charcos, como se llegó a publicar cuando  Escobar  Poblete  fue  detenido: “Ese hombre (Escobar) se  apoderó  de  la  escuela  después…  Se incrustó  en la  escuela, se hizo presidente  de  la  asociación  de  padres  de  familia …  manejaba  la  escuela  que mi mujer y yo fuimos construyendo poco a  poco  y  tuve  que  dejar  cuando  ella  se enfermó. El se incrustó ahí y se hacía pasar como un buen hombre”.

La actual directiva, que encabeza la chilena Vivian Piña  Duhart, la mudó a  otra  zona de la ciudad y le cambió el nombre por Árbol de Vida. En ese contexto entró  a  la escuela Raúl Julio Escobar con la identidad de Ramón Alberto Guerra.

Las precisiones son las siguientes:

La comunidad educativa Árbol de Vida adquirió este nombre en el año 201 2, un año antes de inscribir a mi hija (diciembre 2013), fecha en la que comencé mi relación con  la escuela.

Al venir de otro centro educativo con pedagogía Waldorf, algunas maestras me invitaron a forman parte del Consejo de Padres y Maestros y para el siguiente ciclo escolar (agosto 2014) me propusieron coordinar la escuela ante la renuncia del entonces coordinador.

La escuela cambió de sede en agosto de 201 8, más de un año después  de  la detención de Ramón Alberto Guerra quien, de acuerdo a papás que estuvieron en la escuela desde tiempo atrás, comenzó a formar parte de  ésta  como  un  padre  de familia más en 2004, es decir, nueve años antes de que yo me integrara a ella.

Entonces, el cambio de nombre (201 2) no fue consecuencia de la mudanza de la escuela (agosto de 2018), y la llegada de Ramón Alberto  Guerra  al colegio sucedió mucho  antes de que yo tuviera relación con esta comunidad educativa.

En resumen la cronología real de los hechos mencionados es la siguiente:

1997 Jayne Marie Rager, esposa de García Valseca, funda con un grupo de personas la escuela Centro Internacional Allende, después llamada Los Charcos. 2004 Los hijos de Ramón Alberto Guerra entraron a la escuela.

2007 Secuestro de Eduardo García Valseca (EGV)

2008 García Valseca y Jayne Marie Rager se mudan a EU.

20l2 La escuela cambia de nombre y  se le  denomina  Árbol  de Vida.

Dic 20l3 Vivian Piña comienza su relación con la escuela.

Agosto 2014 Vivian Piña inicia como coordinadora de la escuela.

Mayo 2017 Detienen a Ramón Alberto Guerra.

Agosto 20l8 la escuela muda su sede y sigue llamándose Árbol de Vida.

Como muchos habitantes de San Miguel de Allende lamentamos y nos consternamos ante  los hechos con los que fue vinculado a quien conocimos como Ramón Alberto Guerra. Desde su detención, una  servidora  y  personal de la escuela  colaboramos  con  la  justicia  y  las autoridades siempre que nos lo requirieron. Tenemos una profunda solidaridad con cualquier  persona que haya sido víctima de un crimen como  el  secuestro  o  cualquier  otro; esperamos logren justicia y la reparación del daño.

Aunque ha cambiado de nombre, la escuela  ‘Árbol  de Vida’  es una  asociación  civil sin  fines de lucro que lleva 22 años formando  generaciones  de  estudiantes  inspirados  en  la pedagogía Waldorf con el apoyo de muchos padres de familia, maestros y bienhechores. Es presidida por un Consejo que busca el bienestar comunitario. Nuestra misión sigue siendo acompañar el sano desarrollo de niñas y niños en el hacer, el sentir y el pensar  para formar seres humanos libres, capaces de dar propósito y dirección a sus vidas.

Conforme a lo dispuesto en la Ley Reglamentaria del Artículo 6º de la Constitución Política de los. Estados Unidos Mexicanos, en Materia del Derecho de Réplica, solicito se publiquen estas aclaraciones en la versión digital lo antes posible,  para  evitar  que  información  imprecisa pueda causar confusión a la opinión pública y perjuicio en mi honorabilidad personal, profesional y buen nombre de nuestra comunidad educativa.

Vivian Piña Duhart

Coordinadora Árbol de Vida

Comunidad Educativa Waldorf

 

Respuesta de la reportera:

Señor director:

Lo señalado por mi entrevistado Eduardo García Valseca, como se menciona puntualmente en el texto, tuvo como propósito aclarar que no tuvo ningún tipo de relación con Raúl Julio Escobar Poblete, éste en su identidad de Ramón Alberto Guerra Valencia, a través de la escuela que fundó su finada esposa, además de confirmar la participación de Escobar como padre de familia en la misma. Esto último es corroborado por la misma Coordinadora en su carta.

Ni en sus señalamientos para esta entrevista, ni en la redacción de la reportera, se hace referencia o alusión a cualquier otra situación que implique un afán de desprestigio y mucho menos vínculo alguno con las actividades por las que Escobar Poblete fue procesado y sentenciado por autoridades en el estado.

Verónica Espinosa

Corresponsal

Comentarios

Load More