ENES León suspenderá actividades tras denuncias contra presuntos profesores acosadores

Muestras de apoyo a las estudiantes de la ENES León que denunciaron acoso sexual. Foto: Especial Muestras de apoyo a las estudiantes de la ENES León que denunciaron acoso sexual. Foto: Especial

LEÓN, Gto. (apro).– El Comité Estudiantil de la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) en León anunció la suspensión de actividades de clínicas, laboratorios y un par de manifestaciones pacíficas en las instalaciones de esta escuela de la UNAM, en apoyo a alumnas que denunciaron a dos profesores de la Licenciatura en Odontología por acoso sexual.

“Invitamos a la comunidad estudiantil a las manifestaciones pacíficas en solidaridad con nuestras compañeras”, señala la convocatoria pública para las manifestaciones y suspensión de actividades, que se realizará este miércoles 27, para exigir la destitución de los profesores Jacinto Armando Díaz Acevedo y Benjamín Sánchez Trocino, tanto de la ENES como de otros puestos en la UNAM.

Además de testimonios publicados en redes sociales a través de la página “Ni una más Enes León” en Facebook, desde el 6 de noviembre varias alumnas formalizaron las denuncias ante la directora de la institución, Laura Acosta Torres.

Fue hasta después de las denuncias públicas que la directora difundió un comunicado, el 23 de noviembre, en el que admitió que las alumnas acudieron a ella para exponer “testimonios de acoso por parte de dos docentes de la Licenciatura en Odontología”.

En la denuncia pública, alumnas compartieron la situación “por la que muchas mujeres de la ENES León desafortunadamente han tenido que pasar y durante muchos años han sido del conocimiento de todos, pero ignorada por las autoridades… mujeres de todas las generaciones de la Licenciatura en Odontología e incluso docentes han sufrido hostigamiento y acoso sexual por parte de dos docentes…”

Fue el Comité Estudiantil el que posteriormente hizo públicos los nombres de los dos profesores, de quienes se informó que ocupan “puestos importantes en el plantel”, por lo que las denunciantes se dijeron atemorizadas por el riesgo de afectar sus calificaciones, servicio social, clínicas y titulación, entre otras posibles represalias.

Estas fueron las conductas descritas por las estudiantes:

“Miradas intimidantes, comentarios doble sentido, comentarios sexuales directos, abusos eróticos, mensajes de texto, contactos directo… no queremos que generaciones futuras tengan que pasar por situaciones tan desagradables y repugnantes”, señalaron. “Queremos poner fin a este maltrato”.

Tras conocer de la situación, la directora aseguró en su comunicado del 23 de noviembre que el área jurídica de la institución levantó un acta para iniciar un procedimiento administrativo, que se activó el protocolo para la atención de casos de violencia de género de la UNAM y que se expidió un citatorio para que los profesores comparezcan “y ofrezcan sus testimonios”, lo que no había ocurrido hasta este martes 26, veinte días después de que las alumnas denunciaron.

“Todos los casos de denuncia de violencia de género que han sido notificados en la ENES han tenido el acompañamiento y seguimiento necesario y exhaustivo y así será hasta su conclusión”, afirmó la directora en su comunicado. Pero el escepticismo prevalece.

El llamado de las alumnas para recibir el apoyo de la comunidad estudiantil de la ENES recibió una respuesta inmediata. El Comité Estudiantil protestó públicamente, se unió a la exigencia de una investigación, entregó un pliego petitorio a las autoridades de la institución y anunció la suspensión de actividades y las manifestaciones para el miércoles 27.

En su pliego petitorio –que fue entregado este martes– el Comité Estudiantil demandó el cese inmediato de los dos profesores, tanto de sus actividades académicas como de sus cargos en la UNAM y el cese del personal docente que incurra en las mismas prácticas.

El Comité evidenció la deficiencia del Protocolo para la atención de casos de violencia de género y planteó la urgencia de crear un nuevo protocolo “adecuado a las necesidades del plantel, con participación de la comunidad estudiantil”.

También se pidió contar con un área jurídica especializada en cuestiones de género, y que el personal que otorga el apoyo psicológico en la ENES sea evaluado, así como incluir dentro de la evaluación docente el conocimiento sobre perspectiva y violencia de género.

Este miércoles 27 se suspenderán actividades de las clínicas de Odontología, Fisioterapia y Optometría, así como en los laboratorios de Agrogenómicas, Maxilofacial y Nanomateriales.

Además, se ha convocado a la comunidad a que lleven carteles y utensilios para hacer ruido para dos manifestaciones pacíficas, una a las 10 de la mañana y otra a las 2 de la tarde, durante las audiencias de testimonio de los dos profesores acusados de cometer el acoso contra las alumnas.

“En caso de no tener la resolución esperada e incumplimiento de alguno de los puntos del pliego petitorio –advirtió el Comité Estudiantil– se realizará un paro indefinido a partir del 6 de enero. No volverán a tener nuestro silencio”.

Load More