El Banxico baja (oootra vez) su pronóstico de crecimiento económico para 2019 y 2020

banco-mexico-swap Banco de México Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro). — Por quinta ocasión consecutiva, el Banco de México (Banxico) bajó su pronóstico de crecimiento económico para el 2019, situándolo en un rango de entre -0.2% y 0.2% desde el intervalo ubicado entre 0.2% y 0.7%.

Al dar a conocer su Informe Trimestral de Inflación, el organismo, encabezado por Alejandro Díaz de León, también bajó su previsión del Producto Interno Bruto (PIB) de entre 1.5% a 2.5% a un rango del 0.8% a 1.8% para el 2020.

De acuerdo con el informe presentado, el ajuste para 2019 incorpora el hecho de que la información más reciente muestra una debilidad de mayor magnitud y duración a la anteriormente prevista, así como la expectativa de que el crecimiento en el cuarto trimestre del año se vea afectado por una menor actividad en el sector automotriz.

Mientras que para la revisión para 2020 incorpora un menor nivel esperado para el PIB al cierre de 2019 –lo que, a su vez, genera una menor base para el crecimiento de 2020–.

“En este contexto, la expansión esperada responde a la expectativa de que se observe una recuperación de los componentes de la demanda interna, si bien más gradual que lo anticipado previamente y en un entorno en el que la previsión del crecimiento de la producción industrial en Estados Unidos también es menor a la anticipada previamente”, señaló la institución encargada de la política monetaria.

Lo peor. De acuerdo con el Banxico, existe un alto grado de incertidumbre alrededor de estas perspectivas, toda vez que se considera que la economía mexicana continuará enfrentando un entorno complejo en el horizonte de pronóstico.

Los riesgos

La lista de los riesgos para nuestra economía es amplia.

De entrada, el banco central destacó un agravamiento de las tensiones comerciales que afecten al crecimiento, la inversión y el comercio globales, así como a los mercados financieros internacionales, en detrimento de la actividad económica en México.

“En este sentido, persiste la posibilidad de que Estados Unidos anuncie acciones en materia comercial en contra de México, posiblemente asociadas con temas no comerciales, lo que afectaría las decisiones de gasto de los consumidores y a la inversión. No obstante, este riesgo se ha mitigado”, acotó.

También consideró la posibilidad de que el proceso de ratificación del T-MEC se prolongue en Estados Unidos y Canadá, manteniendo un entorno de incertidumbre y afectando a la inversión.

En el sector exterior persiste el riesgo de que se observen episodios de volatilidad en los mercados financieros internacionales originados por mayores tensiones comerciales a nivel global que den lugar a un menor apetito por riesgo

Asimismo, existe la amenaza de que se observe una desaceleración mayor a la esperada de la economía y el comercio globales una vez que expiren los estímulos fiscales vigentes en algunas de las principales economías, principalmente la de Estados Unidos, o derivado de una desaceleración mayor a la esperada de la producción industrial en ese país.

En el motor interno, el Banxico advirtió que se retrase la recuperación de la actividad económica ante una mayor y más persistente debilidad de los componentes de la demanda agregada a la anticipada.

En particular, acotó, que persista el ambiente de incertidumbre interna que ha venido afectando a la inversión y que ello ocasione que se difieran planes de inversión o que los consumidores reduzcan su gasto de manera precautoria.

Adicionalmente previó la posibilidad de que se observe un deterioro adicional en la calificación de la deuda de Pemex o soberana, lo que podría afectar el acceso a los mercados financieros, al tiempo que el ejercicio del gasto público en 2020 sea menor al esperado.

Comentarios

Load More