“Tiznado de porquería”, nombramiento de Francisco Serrano al frente de ASE: diputados poblanos

Francisco Serrano Romero juró como titular de la Auditoría Superior del Estado en el Congreso de Puebla. Foto: Twitter @CongresoPue Francisco Serrano Romero juró como titular de la Auditoría Superior del Estado en el Congreso de Puebla. Foto: Twitter @CongresoPue

PUEBLA, Pue. (apro).- En medio de señalamientos de cuatachismo e influyentismo, la mayoría legislativa de Morena en el Congreso local designó a Francisco Serrano Romero como titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE).

Sin embargo, el diputado José Juan Espinosa reveló que Serrano no cumple con el principio de imparcialidad, pues participó activamente en las campañas electorales del ahora gobernador Miguel Barbosa, e incluso contendió en un proceso interno de Morena para obtener una candidatura.

“Está documentado (su participación en Morena)”, sostuvo el legislador, quien formó parte de la coalición Juntos Haremos Historia, e insistió que “para nadie es secreto” que Romero Serrano es amigo de Barbosa Huerta.

“La tradición del dedazo no ha fenecido, Romero Serrano será para Barbosa lo mismo que fue David Villanueva para Moreno Valle y lo que fue Hernández Quintana para Mario Marín”, recalcó

Durante su participación en el Congreso local, Espinosa Torres dijo que el proceso estuvo viciado de forma, pues las comparecencias de los aspirantes se llevaron a cabo a puerta cerrada y no se entregó a los diputados un currículum de cada uno de los candidatos a ocupar el cargo de auditor.

“La soberbia de Luis Miguel Barbosa es infinita”, sostuvo, luego de manifestar que la llegada de Romero Serrano a la ASE equivale al nombramiento de “un porrista” del mandatario estatal y de un operador político.

Espinosa Torres, como la panista Mónica Rodríguez Della Veccia, pidieron que los tres diputados de Morena que entregaron cartas de apoyo a Romero Serrano se abstuvieran de votar para evitar el conflicto de intereses, sin embargo, los legisladores participaron.

Como ocurrió con la designación del presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, con 27 votos a favor, Morena logró la mayoría calificada para sacar adelante el nombramiento de Romero Serrano.

En el debate legislativo también quedó al descubierto que el auditor electo fue asesor del presidente del Congreso y líder de la fracción de Morena, Gabriel Biestro Medinilla.

Al concluir la sesión, la líder de la fracción panista emitió un comunicado donde destacó que “la autonomía y división de poderes en Puebla son letra muerta”.

Della Veccia añadió: “Los diputados de Morena se han convertido en apéndice y brazo ejecutor de los designios gubernamentales en perjuicio de la sociedad”.

Y más: “La ASE debe ser un organismo exento de toda manipulación, pero el gobernador pretende utilizarlo como instrumento de presión y castigo para los presidentes municipales y aquellos que no comulguen con la política morenista”.

En su oportunidad, el diputado Héctor Alonso Granados mostró una foto en la que aparecen juntos Barbosa Huerta y Romero Serrano. Y el priista Javier Casique Zárate criticó que Morena repita los mismos modelos que criticó al Revolucionario Institucional (PRI).

“Durante años la supuesta izquierda que hoy representa Morena se quejó del modelo de poder que encabezó el PRI, sin embargo, nos deja con la extrañeza que ese modelo del que tanto se quejaron y vilipendiaron, sigue operando, sigue siendo efectivo para mantener maniatados a los organismos que así les conviene”, expresó.

El panista Oswaldo Jiménez sostuvo que en menos de un mes el Congreso de Puebla ha tenido dos procesos “tiznados de porquería”, en referencia a la designación de José Félix Cerezo como presidente de la CEDH y el nombramiento de Romero Serrano al frente de la ASE.

“Son de las decisiones más importantes que van a pasar por este Congreso y ustedes lo embarran de estiércol”, se quejó.

Tras el debate de más de tres horas, la designación del empresario se concretó y por la noche se le tomó protesta.

Por separado, el gobernador Miguel Barbosa Huerta negó que el nombramiento de Romero Serrano se deba a su cercanía, y rechazó los señalamientos que se hicieron en torno al nombramiento del presidente de la CEDH.

Asimismo, se pronunció porque el nuevo auditor se desempeñe con independencia, autonomía y legalidad, para que la ASE no vuelva ser usada como “garrote político”, tal como ocurrió en el sexenio de Rafael Moreno Valle.

Comentarios

Load More