Esquivel y Heath votaron para recortar 50 puntos la tasa de interés interbancaria

Jonathan Heath, subgobernador del Banco de México. Foto: Especial Jonathan Heath, subgobernador del Banco de México. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los votos de Jonathan Heath y Gerardo Esquivel, subgobernadores del Banco de México, fueron los disidentes en la pasada Junta de Gobierno respecto de la decisión de política monetaria.

Lo anterior se desprende de la Minuta número 71, que da cuenta del sentido de los votos de los integrantes de Banxico, así como de la opinión sobre el entorno económico y financiero, la evolución de la inflación, sus determinantes y perspectivas.

De acuerdo con la Minuta, el gobernador Alejandro Díaz de León y los subgobernadores Irene Espinosa y Javier Eduardo Guzmán Calafell votaron a favor de reducir el objetivo para la tasa de interés interbancaria a un día en 25 puntos base, a un nivel de 7.50%.

Por su lado, Esquivel y Jonathan Heath votaron a favor de reducir dicha variable en 50 puntos base, a un nivel de 7.25%. Para el primero, la inflación general se ha comportado mejor a lo previsto y pronto cumplirá un trimestre con valores muy cercanos a la meta inflacionaria.

“De hecho, la inflación acumulada hasta ahora permite anticipar que cerraremos el año con una inflación anual inferior a 3%. Si bien la inflación subyacente aún se encuentra en niveles relativamente altos, su tendencia reciente es claramente descendente y se estima que continúe así en los meses venideros”, explicó Esquivel.

De igual manera, acotó que la reducción generalizada de tasas de interés en otras economías, así como la ampliación de la brecha negativa del producto y la reducción de algunos riesgos, tanto internos como externos, abrieron un espacio para el relajamiento de la postura monetaria relativa del país.

“México es un caso atípico al ser el único país latinoamericano que tiene simultáneamente una inflación cercana a su objetivo y una postura monetaria restrictiva. Por ello, considero que en esta ocasión era posible y deseable reducir en 50 puntos base la tasa de interés, sin que ello pusiera en riesgo ni comprometiera el mandato fundamental del Banco de México”, abundó.

 

Existe amplio margen de maniobra: Heath

De acuerdo con Jonathan Heath, la inflación general ha alcanzado 3.0% puntual, la actividad económica sigue estancada y las proyecciones indican que la brecha negativa del producto seguirá ampliándose.

En ese sentido, consideró que se observan condiciones de lasitud monetaria a nivel global, mercados financieros relativamente estables y una moderación de los riesgos internos y externos, los cuales, no obstante, permanecen latentes.

“Todo lo anterior favorece una posición con una menor restricción. Reitero que es necesario mantener una postura monetaria restrictiva para garantizar una inflación subyacente consistente con la meta de inflación”, puntualizó.

En consecuencia, concluyó, existe un amplio margen de maniobra para la reducción propuesta, incluso si se considera que el balance de riesgos para la inflación, pese a estar equilibrado en el corto plazo, es incierto en un horizonte mayor de tiempo.

Comentarios

Load More