Tachan de selectiva la lucha anticorrupción que presume Javier Corral

Javier Corral

El gobernador Javier Corral, durante asamblea panista. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La lucha anticorrupción que presume el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, es selectiva y pretende colgarse la medalla con fines políticos, dejando de lado la unidad lograda por un grupo de ciudadanos contra la corrupción de César Duarte Jáquez, en 2014, señaló el abogado Jaime García Chávez.

En el marco del quinto aniversario de Unión Ciudadana, el líder social recordó que esa agrupación surgió para resistir a la corrupción y la tiranía del exgobernador.

En Unión Ciudadana –subrayó– confluyeron fuerzas y personalidades en un sólo brazo, que pretendía ponerle un “alto aquí” a los despropósitos de pervertir la conducción del estado y apoderarse de la función pública para fines privados y de enriquecimiento de una casta originada por Duarte.

“Hoy sabemos que hay una causa original de 2014, que está viva. Estamos a la espera de noticias y seguramente de buenas noticias. Quiero recalcar que lo que fue una unidad fuerte, inicial, que arrancó y dio vitalidad a la lucha anticorrupción, se bifurcó por intereses no del todo abiertos. Javier Corral Jurado llegó al gobierno y lo primero que hizo fue desconocer aquella denuncia, que él mismo tildó de robusta y sustentada en un gran arsenal de pruebas”.

La denuncia contra César Duarte se presentó el 28 de septiembre de 2014 ante la Procuraduría (hoy Fiscalía) General de la República por los delitos de enriquecimiento ilícito, peculado y uso indebido de atribuciones, e incluyó a Jaime Herrera Corral, ex secretario de Hacienda estatal, y Carlos Gerardo Hermosillo Arteaga, quien ocupó varios cargos importantes en el gobierno duartista y murió en un accidente automovilístico el 20 de marzo de 2017, cuando era diputado federal.

El motivo de la denuncia (expediente AP/PGR/UEAF/001/2014/09) es por la creación de un fideicomiso por 65 millones de pesos, presuntamente con recursos públicos, para capitalizar la institución bancaria Unión Progreso, que posteriormente buscaron convertir en banco y donde la Secretaría de Hacienda depositó más de 86 mil millones de pesos de las arcas públicas en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con García Chávez, esa denuncia también se presentó ante la Fiscalía General del estado (FGE), pero no les dan acceso a las acciones que se han efectuado. “Han actuado de manera facciosa y con el interés mezquino de arrogarse una lucha que es de todos, porque la lucha contra la corrupción no es patrimonio de nadie. Es el patrimonio de una sociedad que clama y exige que haya honradez en el manejo de la cosa pública.

“(…) pero aparte hemos tenido una justicia selectiva. Corral ha pretendido barrer la escalera de abajo hacia arriba. César Duarte está prófugo y Jaime Herrera, el cerebro que orquestó el robo, vive tranquilamente e incluso es protegido y amigo de los altos funcionarios del gobierno del estado de Chihuahua que preside Javier Corral. Nos preguntamos dónde quedó Mario Trevizo (exsecretario general de Gobierno), Manuel Russek (exsecretario de Economía), Pedro Hernández (secretario de Salud), Raymundo Romero (también exsecretario de Gobierno). ¿Por qué no los ha alcanzado el brazo de la justicia? Eso se llama selectividad, actuar de espaldas a los intereses de la sociedad y traicionando esos intereses”.

Tras esas declaraciones, el abogado mostró un video con el siguiente mensaje:

“Hoy somos testigos de que este gobierno se comporta antidemocráticamente porque, aparte de la exclusión que hizo de la denuncia inicial, que la quiso borrar del mapa de la política, jamás se ha querido sentar con Unión Ciudadana para encauzar una lucha que pudo haber sido –ya esto es difícil– en el mismo aliento democrático que se tuvo el 28 de noviembre de 2014, conjuntando a ciudadanos y ciudadanas sin importar partidos, sin importar banderas políticas, sin importar creencias religiosas, porque estaba de por medio encarar con fuerza a una tiranía que Chihuahua nunca mereció y mucho menos llevarlo a grados superlativos que han lesionado la vida cotidiana de todos los chihuahuenses”.

Jaime García Chávez anunció que Unión Ciudadana está de pie, con menos integrantes, pero son un “aliento ético para la política de Chihuahua” y la denuncia sigue su cauce.

“Esperamos que pronto haya resultados en congruencia con una lucha anticorrupción que privilegie centralmente los grandes intereses de la sociedad, antes que la pretensión de ponerse en su pecho (Javier Corral) una medalla que en parte le corresponde, pero que él la quiere tener en un monopolio absoluto. Esta causa, la vamos a ganar”, concluyó.

Comentarios

Load More